Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Un nuevo tripartito en Cataluña DOMINGO 12 s 11 s 2006 ABC Duran se desmarca de 75 AÑOS DE UNIÓ CDC y dice que Unió Frente al tactismo y las estrategias de corto alcance que imperan en la no tiene vocación de política actual, UDC mantiene intactos sus principios fundacionales, según el autor plañidera Afirma que su nacionalismo es compatible con una propuesta para España ABC BARCELONA. El líder de Unió Democràtica, Josep Duran Lleida, se refirió ayer a la reedición del tripartito, que ha dejado fuera del gobierno a CiU pese a ganar las elecciones, para asegurar que la federación nacionalista no tiene vocación de plañidera desmarcándose así de las movilizaciones contra el acuerdo PSC- ERC- ICV incentivadas por algunos sectores de Convergència. Lo que ha pasado ya es pasado, nos duele, pero no nos queda otro remedio que mirar el futuro con optimismo señaló en la celebración del 75 aniversario de Unió Democràtica de Cataluña (UDC) acto en el que se congregaron más de mil representantes de la sociedad civil catalana y de diferentes fuerzas políticas. Duran hizo un llamamiento a todos los catalanistas que comparten nuestro modelo de sociedad y advirtió que en Unió no nos interesan todos los nacionalistas, sino aquellos que, más allá de la defensa nacional, comparten nuestro modelo de sociedad en clara alusión a ERC. Con el aniversario del partido como referente, el líder democristiano destacó el coraje de los fundadores de UDC y dejó claro que, desde el principio, Unió no es sólo un partido nacionalista sino que es compatible con una propuesta para el conjunto español Frente a la radicalización de algunos sectores de CDC, subrayó que Unió no tiene un proyecto secesionista del Estado Josep A. Durán Lleida Presidente de Unió Democrática de Cataluña E Los orígenes del partido En referencia a los primeros años de Unió, Duran consideró que tenemos más autoridad moral que muchos para denunciar el uso sectario de la memoria histórica que hacen algunos En referencia al conseller Joan Saura, el líder socialcristiano añadió que no todas las víctimas de la República fueron mártires del franquismo sino que muchos fueron asesinados por defender sus principios cristianos UDC nació con el objetivo de unir catalanismo y humanismo cristiano en la sociedad cada vez más dividida de la Sengunda República. Sus militantes fueron víctimas de la sinrazón de la Guerra Civil, como Carrasco i Formiguera, huido de la Cataluña republicana para caer en las cárceles franquistas, donde fue fusilado. n noviembre de 1931, cuando España avanzaba ya hacia una polarización fratricida, en Catalunya un pequeño grupo de ciudadanos fundó Unió Democrática de Catalunya. No se trataba de un partido más, ni nacía con la disposición de alinearse con unos u otros, o mejor dicho contra unos o contra otros, en una sociedad dividida entre derechas e izquierdas, sino que la nueva formación reclamaba para sí la condición de partido humanista y con un alto compromiso social. Crítico por igual contra el capitalismo y contra cualquier totalitarismo de derecha o de izquierda, el ideario de Unió Democràtica de Catalunya se centraba en los valores que hoy denominaríamos socialcristianos defendía la persona humana como referencia de toda actuación política y reivindicaba la plenitud de derechos de las familias y de las naciones. Sus principios inspiradores coincidían con una incipiente doctrina social de la Iglesia y con las formulaciones políticas que en los años siguientes caracterizarían los partidos demócrata- cristianos europeos. Junto a dichos partidos, Unió ha impulsado siempre el proyecto común Europeo. Unió Democrática nacía también como un partido profundamente catalanista, que no necesariamente independentista, y que aspiraba a una nueva construcción de España basada en el entendimiento, la libertad y el consenso de sus distintos territorios. Asimismo, el catalanismo de Unió Democrática, al igual que su reivindicación de los derechos de cualquier otra nación, se inspiraba en la defensa de ésta como comunidad natural y de máximo espacio de libertad y desarrollo humano. En la Catalunya de la Segunda República y de la Guerra Civil, la voluntad de concordia de Unió Democrática, su fidelidad a las instituciones legítimas y la defensa de las libertades civiles y religiosas constituían una perfecta anomalía. Suponían la plasmación de lo que también se ha denominado la tercera España perseguida por unos y por otros durante la contienda civil y que culmina en la tragedia de Manuel Carrasco, dirigente de Unió Democrática, que debe huir de Catalunya por su condición de católico y de defensor de la legalidad, y que, apresado luego por las tropas franquistas, es fusilado en Burgos por catalanista, tras un simulacro de consejo de guerra. Aquella Unió Democrática cumple hoy los setenta y cinco años de edad y los celebra con plena vigencia de los principios ideológicos que motivaron la fundación del partido. Más que estos setenta y cinco años- -sumamente difíciles de alcanzar para cualquier formación política- -lo que nos enorgullece es esa fidelidad continuada a un mismo ideario. Seguimos hallando en el humanismo y en los principios socialcristianos nuestra razón de ser y por ello muchos creemos que continúa siendo un instrumento político indispensable para nuestra sociedad. En YOLANDA CARDO Tensión ante el Liceo por otra protesta contra el tripartito Un millar de personas se concentraron ayer en la Plaza Sant Jaume de Barcelona en contra del tripartito y a favor del convergente Artur Mas. Los manifestantes, convocados a través de sms y que corearon consignas en contra de José Monti- lla y del traidor Carod- Rovira (ERC) acabaron su protesta ante el Gran Teatro del Liceo- -que ayer inauguraba temporada con la presencia de los duques de Palma- donde se vivieron momentos de tensión a la llegada de las autoridades. los tiempos actuales- -y los acontecimientos de estos días en Catalunya lo demuestran- -las ideologías acostumbran a diluirse y tras ellas sólo quedan el tactismo y la estrategia de corto alcance. No es éste el caso de Unió Democrática: seguimos asumiendo que el objetivo de la política es el pleno servicio al ser humano y a la sociedad, y que todo ello debe inspirarse dentro de los principios democráticos y humanistas que hemos defendido desde nuestra fundación, en los escenarios más diversos y entre todo tipo de circunstancias. La defensa de la familia a partir del principio de que la sociedad será más fuerte, cuanto más fuerte sean las familias; su valor como motor y garantía del bienestar social; la libertad en mayúsculas; la libertad fundamental de los padres de elegir la escuela de sus hijos son hoy valores que más que nunca nuestra sociedad requiere y que Unió se propone fortalecer. El personalismo comunitario como respuesta al fenómeno de la inmigración, al reconocimiento de sus derechos como personas y la obligación de sus deberes con la comunidad de acogida, la seguridad como garantía de libertad, como el principio de subsidiariedad, la economía social de mercado, la justicia social, la educación en valores más allá de la instrucción en conocimientos eran y siguen siendo componentes del modelo de sociedad que Unió defiende. Estos setenta y cinco años de servicio no sólo sirven para rememorar una trayectoria insigne sino que deben impulsarnos a defender, todavía con mayor vehemencia, los principios humanistas, plenamente vigentes. Como suele afirmarse, una trayectoria insigne tiene valor por sí misma, pero constituye el acicate más poderoso para continuar avanzando hacia nuevas metas. Hoy, al igual que en noviembre de 1931, Unió Democrática dirige sus ojos al futuro, comprometida en la lucha por una sociedad más justa, más humana, más solidaria y más libre.