Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12- -11- -2006 11 Acebes pone como ejemplo de la fuerza del partido la labor del único concejal del PP en Martorell, localidad donde fueron agredidos duante la campaña de el Partido Popular. La única alternativa de cambio a la división entre los españoles y el desgobierno actuales es la de Mariano Rajoy, y el cambio se hará efectivo en las próximas elecciones. -En España, como se ha demostrado hasta ahora, el que gana gobierna. Si tenemos más votos y escaños que el PSOE, gobernaremos, y a la España de todos contra todos de Zapatero sucederá la España de todos juntos de Rajoy. mitirá recuperar los grandes consensos, pero, de todas formas, ¿cómo podría entenderse un Ejecutivo en minoría relativa en el Congreso y absoluta en el Senado? Sería ingobernable. El PSOE actual es capaz de todo, pero hay cosas que la aritmética y el principio de la gobernabilidad hacen imposibles. quien puede quitar votos es al PSOE, como se ha demostrado en Cataluña. Tienen postulados de izquierdas y desde esas posiciones es difícil que nos quiten votos. sarias para plantar cara al PSOE distinta del PP. Lo saben los españoles y no tenemos preocupación alguna. ¿Ha llegado el momento de abrir el debate sobre la reforma en la ley electoral para evitar que coaliciones de perdedores se impongan a los partidos más votados, como pasa ahora? -Hasta la llegada de Zapatero, los partidos, incluido el PSOE, sostenían que las reglas de juego sólo se pueden cambiar con grandes acuerdos entre los partidos que alumbraron la Constitución. No parece que sea la mejor oportunidad para plantear modificaciones en la normativa electoral. Vamos a ganar con la vigente ley electoral y vamos a gobernar. Estamos ante un fin de ciclo, nadie se puede imaginar tener este Gobierno hasta 2012. -Pero tienen apoyos de la derecha... -El Partido Popular es la única alternativa al Partido Socialista, y todos aquellos ciudadanos que quieran poner fin a la etapa de Zapatero van a votar al PP. No hay alternativa con el proyecto, los equipos, la implantación y la fortaleza nece- -Militantes de grupos constitucionalistas o de víctimas son tentados por esas plataformas. -Quien comparte nuestros principios están invitados permanentemente a defenderlos desde el Partido Popular. Insisto en que pueden salir los partidos que quieran, pero en defensa de nuestros principios no nos gana nadie. En defensa de una España constitucional, cohesionada y solidaria; en defensa del bilingüismo, de la libertad o de los derechos individuales de los ciudadanos, no nos va a ganar nadie. Somos un partido con esas señas de identidad, fuerte, cohesionado, implantado en toda España, con 700.000 militantes, que gobierna ayuntamientos, comunidades, diputaciones; que tiene experiencia en el Gobierno de la Nación. Con ese bagaje, ¿cómo nos va a preocupar Ciudadanos Y mucho menos si defienden el modelo de sociedad de la izquierda. -Pero, como ustedes mismos repiten, este PSOE de Zapatero no es el de la transición, y ese acuerdo de que quien gana gobierna también es de la extinta etapa de los grandes consensos. -Es verdad que sólo la derrota, el fin político de Zapatero, per- ¿Les preocupa que se extienda el fenómeno de la plataforma de Ciudadanos de Cataluña a otras zonas de España, como Madrid? Ciudadanos es un partido que nace de la izquierda y a La corrupción urbanística no es un problema de legislación ¿De la invasión de denuncias sobre corrupciones urbanísticas que preside la precampaña de las municipales, que formación puede sacar más partido? -No todos somos iguales. En 1996 la corrupción estaba entre las principales preocupaciones de los españoles. El PP llegó al poder y acabamos con el problema de la corrupción. No ¿Por qué descarta una coalición tipo tripartito, una alianza de socialistas y nacionalistas frente a una posible victoria del PP? hay en la materia un problema de legislación, aunque siempre se podrá mejorar algo la normativa. Esta es una cuestión básica de honradez personal en la vida pública. Ante la gente que roba tienen que intervenir los jueces, adoptar todas las medidas penales y administrativas que correspondan para que paguen por los delitos que hayan cometido en el ejercicio de sus funciones, y que les expulsemos además por contaminar una actividad honorable como es la política cuando se ejerce honestamente y en beneficio del interés general.