Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12 s 11 s 2006 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA Y SIN EMBARGO, SONRÍE Todo en ti fue naufragio... (Pablo Neruda) L barco va a la deriva y el timonel sonríe con una mueca vacía. A los dos años y medio de legislatura, después de un baile delirante de improvisaciones, fintas, rectificaciones y amagos, los dos asuntos cruciales del proyectodeZapatero- -el proceso de paz y la cuestión catalana- -están en el punto de partida, pero podridos por el paso del tiempo y agravados por la falta de respuestas y el consumo de un montón de cartuIGNACIO chos que, como dice el CAMACHO maestro Martín Ferrand, se le disparan repetidamente por la culata. En el trayecto hacia la nada el presidente ha quemado a ministros y dirigentes autonómicos, ha escenificado un sainete de impotencia en la candidatura de Madrid, ha empeñado palabras que no podía cumplir, ha destruido el pacto contra el terrorismo y decepcionado a las víctimas, ha cambiado de aliados varias veces, ha crispado al país, ha roto el consenso constitucional y ha destripado el modelo territorial sin saber cómo cerrarlo. No tiene calendario legislativo de relieve, está aislado en un escenario internacional que ni siquiera le interesa y a estas alturas lo fía todo a un improbable gesto de los terroristas, cuyas exigencias no puede cumplir sin provocar un terremoto político que le sepulte bajo los escombros del Estado. Sólo lo ampara el viento a favor de la economía, pero incluso en ese ámbito no ha cesado de enredar con opas fallidas e ingenierías de salón. Y, sin embargo, no deja de sonreír, aunque sea con una sonrisa cada vez más helada, más parecida a un rictus hierático que a un gesto de amabilidad o de agrado. La reedición del tripartito catalán, contra su voluntad y criterio, y el empantanamiento del proceso han devuelto al principio las cuestiones clave en las que había basado su presunto proyecto de Gobierno. Con ETA se las pintó demasiado felices creyendo acaso que los terroristas cederían por las buenas antesu buen rollito, pero se ha estancado porque le exigen un precio que no puede pagar sin cometer una ignominia. Ahora está a medio camino, pero con un Estado más débil y quizá con una ETA más fuerte. En Cataluña quedópreso de su propia locuacidad cuando prometió aceptar el Estatuto que le enviaran, y desde entonces no ha hecho más que embrollar el panorama con una chapuza tras otra. Su única estrategia es ya la improvisación y el como sea Es un Suárez sin carisma, pero al menos aquel tenía un plan, que era desmontar la dictadura y construir un Estado nuevo. Zapatero se ha creído designado para dirigir una nueva Transición, y lo único que está logrando es emprender un viaje hacia ninguna parte, en el curso del cual sus aliados de conveniencia desguazan las maderas del Estado. Le falta solvencia, pulso, equipo y proyecto, y su sangre fría ante la contrariedad empieza a resultar el síntoma de una inquietante esclerosis política. La nave va dando tumbos y el piloto parece haber perdido la bitácora. Sin embargo, no deja de sonreír. E EL RECUADRO BOMBEROS DE ALMANAQUE A moda de estas Pascuas de Navidad, a falta de Calvo de la Lotería... -Oiga usted: el Calvo de la lotería famoso, ¿era primo de Carmen Calvo por un casual? -No, no era primo, era colega. Al Calvo del anuncio le tocó la lotería de esa publicidad y a Carmen Calvo le tocó la lotería del Ministerio de Cultura. Por eso los taxistas, cuando la ven actuar, le dicen: ¿Es que te han dado la cartera de ministra en una tómbola? Venía diciendo que los almanaques benéficos son la moda de estas Pascuas que comenzaron hace una hartada de tiempo a efectos de las muy norteamericanas luces callejeras. Pasa con los adornos navideños como con la monserga del Jálogüin: aquí cada vez seremos más antiyankis, pero, hijo, nuestras ciudades cada vez se parecen más a Nueva York cuando llegan las adelantadísimas luces de Navidad. A este paso, vamos a estar con el bañador y la sombrilla viniendo del veraneo y ya van a estar poniendo neoyorquinas luces de Navidad en las calles. Y en esta moda de retratarse para almanaques benéficos, espero que de ANTONIO esta semana no pase que Su Majestad BURGOS el Rey pose para un calendario solidario, que rima. Pero no vestido de cualquier manera: vestido de maestrante de Zaragoza o vestido de presidente del Tribunal de las Aguas de Valencia. Vestido así de algo resultón. Bueno, y si es desnudo, como en aquella foto robada del yate ya te han cogido en pelotas ni te cuento. Pues ni el Papa, aunque de momento vestido, se ha librado de posar para el almanaque benéfico de turno: el calendario de la revista italiana Famiglia Cristiana cuya recaudación será donada a una organización de caridad que socorre niños en Ruanda. El Papa ha tenido suerte: por este año al menos lo han dejado que pose vestido. No digo ya vestido de Papa, con el uniforme del cuerpo al que pertenece, que decía González Ruano, sino que no lo han obligado a po- L sar con el torso desnudo. Es una foto textil como dicen los defensores de las playas nudistas. Debe de ser por su rango. Porque lo que mola mazo es despelotarse para los almanaques. Usted ha oído hablar de los tópicos Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ¿no? Bueno, pues se trata de que dichos cuerpos salgan medio desnudos, en la seguridad de la fuerza del estado sexy de lo cachas. Los efectivos de la Policía Local de toda ciudad que se precie ya han mostrado sus carnes morenas para el almanaque solidario de turno. Y de los Cuerpos de Bomberos, ni te cuento. No hay Cuerpo de Bomberos que no se haya despelotado para un almanaque, en Full Monty caritativo, porque lo exige el guión de la solidaridad. Y si los bomberos cachas aparecieran con la manguera en la mano, ni te cuento la cantidad de caridades que harían en este rastrillo hipocritón del tráfico de fotografiada carne con fines benéficos. ¿Qué pasaría si las cajeras del Carrefour, las dependientas del Cortinglés, las vendedoras de Zara o las sargentas de la División Acorazada posaran en topless benéfico de almanaque? Las asociaciones feministas, las profesionales de la defensa de la condición de la mujer, ya habrían llenado de gritos los cielos de España, diciendo que es una publicidad sexista, una perversa e inadmisible utilización de la mujer por parte del macho ibérico de bellota o de recebo. Por mucho menos que los almanaques sexis de los bomberos o guardias municipales cachas, aquí se han retirado vallas, prohibido la proyección de anuncios en televisión, suprimido carteles en las paradas de autobuses... si se trataba de mujeres. Los hombres deberíamos organizarnos en asociaciones masculinistas que dijeran que no hay publicidad más discriminadora y sexista que los bomberos desnudos como los hijos de la mar, insinuando paquete de manguera. La silenciosa mayoría de los españoles bajitos, escuchimizados y esmirriados, ¡sentimos una sensación de ridículo y de inferioridad cuando vemos a esos gloriosos y abnegados cuerpos de bomberos cachas en los almanaques de beneficencia!