Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11- -11- -2006 81 GENTE www. abc. es gente El príncipe azul de Salma Hayek Lorenzo Borghese, heredero de una dinastía que le entronca con Napoleón Bonaparte, le devolvió a la actriz las alhajas (valoradas en 50.000 dólares) que la empleada de una tienda se había dejado en un taxi en Nueva York POR MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Fue una de esas historias de película que tanto gustan a los americanos, con príncipe y chica escultural en el papel de desvalida. Se trataba de la actriz Salma Hayek, que triunfa como productora de la serie Betty La Fea En el lado de héroe, un príncipe italiano de 34 años, Lorenzo Borghese, que si bien no ha encontrado el zapato de cristal le ha devuelto 50.000 dólares en joyas que se dejó en un taxi. Una empleada de la joyería que sirve a la actriz se dejó en un taxi neoyorquino el sobre de joyas alquiladas, con tan buena fortuna que el siguiente en montarse fue el protagonista de la serie The Bachelor (El soltero de oro) unido a Hayek por la cadena de televisión ABC, que emite los programas de ambos. El príncipe se sube al taxi justo después de la chica y se encuentra con un sobre que dice Salma Hayek contó la actriz, según la página web www. contactmusic. com. Así que- -relata Hayek- -llama a la cadena ABC y les dice: Creo que Salma Hayek acaba de perder 50.000 dólares en joyas La actriz debía escoger del paquete algo para vestir en una gala benéfica a la que acudió la semana pasada. Cogí algo muy simple y se lo devolví a la pobre chica dijo refiriéndose a la mujer del sobre. No se sabe si hubo beso de agradecimiento ni amor a primera vista, pero lo que es seguro es que Borghese busca a la compañera de sus sueños. El descendiente de Napoleón, nacido en Milán pero criado en Connecticut desde los cinco años, es el protagonista de un reality show en el que 25 estadounidenses tratan de ganarse sus favores para convertirse en la mujer de su vida. La actriz mexicana, retratada el pasado jueves en Beverly Hills (California) REUTERS