Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 S 6 LOS SÁBADOS DE CALEIDOSCOPIO mente relacionados con un aumento de problemas coronarios. Frank Hu, uno de los autores del trabajo es claro: Nuestro estudio no significa que se pueda cargar el plato con un buen filete y panceta ahumada En su opinión, sólo queda una explicación para entender cómo una dieta rica en proteínas animales no es un peligro para el corazón: Entendemos que los efectos perniciosos de las proteínas se compensan con la reducción de hidratos de carbono refinados, que rápidamente elevan el azúcar en sangre argumentan. Y concluyen: Un corazón sano es el resultado de una nutrición saludable que combina diferentes tipos de grasas y carbohidratos las carnes rojas, embutidos, quesos o huevos. Sólo permite un 10 de carbohidratos procedentes de pastas, harinas, arroz y legumbres. También aconseja evitar las frutas y las verduras ricas en fibra. Con estos principios la dieta Atkins se popularizó entre las personas con peores hábitos de alimentación. Permitía comer lo que más les gustaba y además lograban adelgazar rápidamente y sin pasar hambre. Supervivencia neuronal E Por Jose María Fernández- Rua Halitosis, cefaleas y otros problemas A medida que ganaba adeptos empezó a acumular llamadas de atención sobre los riesgos para la salud. Ahora se ha demostrado que no daña directamente el corazón y las arterias, pero no se le ha indultado de otros riesgos. A principios de este año, otro estudio científico advertía que este tipo de régimenes podía causar una complicación sanguínea propia de los diabéticos. Las dietas pobres en hidratos están lejos de ser sanas, dada su asociación con la cetosis, el estreñimiento o diarrea, halitosis, cefales y fatiga general, por mencionar unos cuantos efectos secundarios decía el informe. Este mismo estudio aseguraba que la dieta Atkins aumenta la carga de proteínas en los riñones y altera el equilibrio de ácidos del organismo, lo que puede provocar una pérdida de minerales, comprometiendo la integridad del hueso. Menos sana La dieta Atkins ganó rápidamente popularidad porque permitía consumir grandes cantidades de proteínas y un mínimo de carbohidratos para adelgazar. El doctor Atkins justificaba su fórmula diciendo que al organismo le resultaba más fácil quemar los hidratos de carbono que proteínas. Esa es la razón de que el cuerpo prefiera transformar los carbohidratos en energía y almacenar las proteínas en forma de grasa. Si no se consumen carbohidratos, el único suministro de energía que le queda al organismo para subsistir son las reservas de grasa, lo que hace bajar de peso de forma inmediata. Casi el 90 de esta dieta se basa en el consumo de proteínas y grasas, sin importar sin son altas en colesterol como las mantequillas, Más información sobre la investigación: http: content. nejm. org l cerebro utiliza una serie de mecanismos para protegerse y autorregenerarse cuando sufre un evento neurodegenerativo. Los últimos avances en genómica, proteómica y bioinformática son utilizados por equipos de neurocientíficos para encontrar respuestas a miles de interrogantes que todavía existen en este campo, a pesar de que a lo largo de los últimos años se ha experimentado un notable avance. El reciente experimento de un grupo de investigadores estadounidenses y chinos, dirigidos por David Greenberg y publicado en Proceedings sin duda volverá a suscitar la polémica sobre el proceso de neurogénesis. Estos científicos han encontrado que las células próximas al área afectada por un accidente cerebrovascular, como por ejemplo un ictus isquémico, contenían marcadores moleculares que indicaban la aparición de nuevas neuronas en vasos sanguíneos próximos a la zona dañada. De esta forma- -explica el neurocientífico estadounidense- -se favorece la producción de factores que estimulan la división celular y el crecimiento de tejido El peso del trabajo ha recaído en los científicos de la Universidad de Fudan, en Shangai, aunque la dirección y la idea fue del profesor Greenberg, del Instituto Buck, defensor de la hipótesis de que la evolución natural ha seleccionado estrategias biológicas que promueven la supervivencia neuronal. En esta institución privada, que ha merecido el reconocimiento de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos por el trabajo que desarrolla en la investigación del envejecimiento, Greenberg dirige un laboratorio en el que se estudian los mecanismos que utiliza el cerebro para autorregenerarse y protegerse, como la producción de nuevas neuronas y la expresión de las llamadas proteínas neuroprotectoras. Tras realizar biopsias en cerebros humanos que habían sufrido lesiones por ictus isquémico, los científicos hallaron esos marcadores moleculares. Como señala Greenberg en las conclusiones de este trabajo publicado en el órgano de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, la lesión cerebral constituye el motor de inicio para la neurogénesis que, a su vez, contribuye a la recuperación cerebral. De esta forma se allana el camino para encontrar nuevas terapias para aplicar tras un accidente cerebrovascular que, sólo en Norteamericana, se produce uno cada cuarenta y cinco segundos.