Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL Los efectos de las elecciones en Estados Unidos SÁBADO 11 s 11 s 2006 ABC TERRORISMO El miedo ha pasado a ser factor central de la vida política, no sólo la de EE. UU. sino de todo Occidente INMIGRACIÓN No se va a reducir la llegada de hispanos y en todo caso, no hay muros que puedan frenar la inmigración (Viene de la página anterior) blemas universales los solucione el mercado, y ningún liberal que yo conozca y respete cree en semejante disparate. El mercado sirve para distribuir recursos, para hacer progresar económicamente una sociedad. Pero el mercado es un mecanismo ciego que no resuelve los problemas culturales o éticos de una sociedad. Por eso es muy necesario que para que el mercado funcione haya una justicia digna de ese nombre, independiente, eficaz y equitativa. Ésa es la primera regla que defiende un liberal sobre el mercado. No hay mercado que funcione sin democracia, sin legalidad, sin libertad. La existencia de un mercado no resuelve el problema de una educación, de una cultura, y esos son aspectos del desarrollo que la visión puramente economicista de algunos economistas liberales ha olvidado y por eso los liberales tenemos tan mala prensa. El senador demócrata electo Jim Webb, del disputado Virginia, saluda a sus seguidores con las botas de su hijo en las manos AFP Rumsfeld comparece tras su cese para reconocer el fracaso en Irak Admitió que las operaciones no han salido lo suficientemente bien o rápido frente a un enemigo con cerebro s Mandos militares piden un examen de conciencia MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. En lo que puede ser su última conferencia como secretario de Defensa, Donald Rumsfeld sintonizó el jueves con el presidente George W. Bush al admitir que las operaciones en Irak no han salido lo suficientemente bien o lo suficientemente rápido El defenestrado jefe del Pentágono, arquitecto de la invasión al país del Golfo Pérsico, se sinceraba en la Universidad de Kansas, su estado natal, a la misma hora que Bush se reunía con los líderes demócratas en la Casa Blanca para diseñar la nueva estrategia de gobierno, que debe traer consigo un nuevo rumbo para Irak. Rumsfeld insistió en que está muy claro que las principales operaciones de combate fueron un éxito enorme en referencia a las tres semanas que duró la toma de Irak, antes de admitir que también está claro que la segunda fase de esto no ha ido lo suficientemente bien o rápido Entre las razones esgrimió a un enemigo con cerebro en constante adaptación a las técnicas estadounidenses y, honestamente, nuestro país no tiene experiencia en intentar imponer el control y nuestra voluntad sobre extremistas violentos y depravados que no tienen ejércitos, no tienen marina, no tienen fuerzas aéreas y operan en la sombra. Es una circunstancia totalmente distinta La coincidencia de su discurso con el 17 aniversario de la caída del muro de Berlín le dio la oportunidad de comparar la Guerra Fría con la actual, con un poco de nostalgia por el apoyo del pueblo americano a la lucha contra la Unión Soviética. Entonces EE. UU. demostró 50 años de perseverancia recordó. Esto, como en la Guerra Fría, requiere algo de paciencia, de perseverancia, de determinación y de contexto que si lo tenemos terminaremos viendo al pueblo iraquí tomar el control En realidad, sus críticos consideran que perdió la guerra en esa primera fase que considera un éxito, por no haber invertido más hombres en la invasión, lo que obligó a dejar atrás bolsas de resistencia. Su decisión de desmantelar el ejército iraquí y la Guardia Nacional, cuyas fuerzas nutrieron a la guerrilla, así como permitir el caos y los saqueos, abonaron el terreno. muertos en Irak en tres años y medio han convencido incluso a Bush, que hace un mes se declaró insatisfecho con los resultados, de que Irak no va por buen camino. El nuevo rumbo saldrá de las propuestas que haga en las próximas semanas la comisión bipartidista que dirige el ex secretario de estado James Baker y el ex congresista demócrata Lee Hamilton, así como de la presión de los demócratas. Entre las opciones que se barajan está la de retirarse a un país vecino como Kuwait con fuerzas de acción rápida para apoyar a las tropas iraquíes. Algunos congresistas sugieren acelerar el entrenamiento de las tropas iraquíes y presionar a ese gobierno con un calendario de retirada para que tome el control más rápidamente. Otros, como el republicano John McCain, cree que la solución es justamente la contraria: reforzar el número de tropas americanas para aplastar a la insurgencia. De ello hablaron los líderes demócratas del Senado con el presidente Bush y el vicepresidente Dick Cheney durante el breve encuentro de 15 minutos que sostuvieron ayer, Día de los Veteranos. Bush, constitucionalmente vetado para aspirar a un tercer mandato, sabe que su legado histórico dependerá del éxito en Irak. ¿Le parece sostenible nuestro modo de vida? ¿Le parecen catastrofistas los informes sobre el cambio climático? -No. Creo que hay un fondo de verdad, desde luego, pero también en ese campo hay dogmatismo y fanatismo. Hay una irresponsabilidad generalizada tanto en el mundo democrático como en el no democrático sobre la defensa de los recursos naturales y el medio ambiente. Desgraciadamente esta preocupación es aún muy reciente y no ha enraizado, pero es una problemática que debe formar parte de la agenda política, en la que todavía ocupa un lugar muy secundario. Qué funciona y qué no Rumsfeld también ha sido acusado de no aceptar los consejos de los generales, a los que se devuelve relevancia con su dimisión. Tenemos que hacer un buen examen de conciencia y ver qué es lo que funciona y lo que no, cuáles son los impedimentos para avanzar y qué debemos cambiar para asegurarnos de que logramos el objetivo que nos propusimos dijo ayer el jefe del estado mayor general Peter Pace. Los cerca de 3.000 soldados americanos y 150.000 civiles ¿Comparte la idea de que el español se convertirá en parte del espinazo cultural de EE. UU. o quedará relegado si se reduce la llegada de inmigrantes hispanos? -No, no se va a reducir esa llegada, o sí lo hará, pero sólo cuando América Latina se convierta en un continente próspero y moderno. Mientras no lo sea, no. Eso es una ilusión, y no hay muros que puedan atajar la emigración. Honestamente, nuestro país no tiene experiencia en imponer el control sobre extremistas violentos