Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA SÁBADO 11 s 11 s 2006 ABC Un crimen desconcertante Isaac Martínez fue tiroteado el jueves cuando salía del garaje. Soldador, padre de un bebé, sin antecedentes, los Mossos están desconcertados. Se baraja todo, incluido que el asesino se equivocara ABC LÉRIDA. Jueves siete y media de la mañana. Isaac Martínez Jiménez, de 26 años, sale de su garaje en Lérida a bordo de un monovolumen. No tiene tiempo ni de incorporarse a la vía. Un asesino que se esconde tras una capucha negra le espera en la puerta; vacía el cargador de su pistola automática sobre la víctima sin mediar palabra y casi sin cruzar la mirada. Dos de las balas alcanzan al joven en la cabeza y el cuello y acaban con su vida en el acto. El encapuchado no se detiene y escapa a pie de la calle Río Ter, en el barrio de Cappont, donde Isaac tenía alquilada una plaza de aparcamiento, en un edificio distinto al que vivía. Nadie tuvo tiempo de ver más, pero no se descarta que al asesino le esperara algún cómplice para facilitarle la huida en coche. No tiene rostro, y además intentó confundir a posibles testigos deliberadamente. De hecho, los trabajadores de una obra declararon después que habían visto al individuo merodeando esa mañana por la zona sin capucha, pero con un chaleco reflectante. A partir de esos mínimos datos todo es confusión. Los Mossos d Esquadra que se han hecho cargo de la investigación admiten que están desconcertados La forma en que se co- Una pareja confiesa que mató y descuartizó a la madre del joven en Tarragona M. J. F. BARCELONA. La desaparición de una mujer de 46 años el 6 de septiembre en Calafell (Tarragona) está a punto de cerrarse como un caso de asesinato en el que aparecen presuntamente implicados un hijo de la víctima y la novia de éste. El desenlace de este suceso se conoció ayer y se suma a los tres crímenes perpetrados el jueves, dos en Barcelona y uno en Lérida. Víctor A. O. de 22 años, y su novia, Gema O. M. de 19, han sido detenidos por la Guardia Civil como presuntos autores de la muerte de la madre del chico, C. O. con la que convivían. La detención se produjo el lunes y los jóvenes ingresaron en prisión anteanoche por orden de un juez de El Vendrell. Desde que una de sus otras dos hijas denunció la desaparición de C. O. pareció claro que la mujer no se había marchado por voluntad propia. Más aún cuando los investigadores fueron reuniendo pruebas y cerrando el círculo en torno a la pareja ahora detenida. El vehículo con el que supuestamente había desaparecido la mujer era conducido poco después por su hijo. También se estudiaron las cuentas bancarias de C. O. y se comprobó que existían movimientos de dinero que había hecho la novia del hijo. El móvil económico se baraja como uno de los posibles motivos del crimen. Vecinos de la calle a la que se había trasladado la pareja en los últimos tiempos, han declarado que veían a la chica pidiendo dinero para comprarle cerveza a su novio, quien apenas salía de casa. Otros afirman haber oído a la pareja decir: Hemos hecho algo muy gordo por amor Pruebas incriminatorias Según fuentes cercanas al caso, las pruebas incriminatorias que ha logrado reunir la Policía Judicial de la Guardia Civil hicieron que la pareja se derrumbara y se confesara autora del crimen. Víctor A. O. y Gema O. M. están acusados de un presunto homicido, puesto que falta encontrar el cadáver de la mujer, lo que se presume más complicado. La pareja ha declarado que descuartizó el cuerpo y lo arrojó, repartido en bolsas de basura, en un contenedor cercano a la vivienda familiar. La Guardia Civil investiga a qué vertedero fue a parar la basura para tratar de localizar los restos de la mujer. Agentes de policía científica toman muestras del coche de Isaac metió el crimen apuntaría a un ajuste de cuentas pero no es así de fácil. La vida de la víctima y su entorno dan al traste, en principio, con esa hipótesis. Isaac llevaba un año casado y era padre de un bebé de seis meses. Trabajaba como soldador en una conocida empresa situada en el polígono Camino de los Frailes; carecía de antecedentes policiales y su familia es EFE Tres personas huyeron Otros tres homicidios ocurridos en un solo día ocupan a los Mossos d Esquadra. Además del que costó la vida a Isaac Martínez en Lérida, un hombre murió tiroteado dentro de un coche en una carretera de Òrrius (Barcelona) El cadáver de esta persona, de entre 50 y 60 años, aún no ha sido identificado. El hombre recibió los disparos de un arma de fuego desde el asiento trasero del coche, del que salieron huyendo tres personas que desaparecieron en otro vehículo, según testigos presenciales. En cuanto al crimen de Irene Cabezas, de 56 años, cuyo cadáver apareció anteanoche en su casa del barrio barcelonés de Gracia con heridas de arma blanca, los Mossos investigan en el entorno familiar. La puerta de la casa no estaba forzada. Testigos vieron al autor del homicidio del joven de Lérida merodear por la zona con un chaleco reflectante muy conocida en el barrio dado que su padre es propietario de una empresa de persianas. Con estos elementos más la conmoción que ha suscitado el caso, la baraja de posibles móviles se ha disparado. Uno de ellos, que los Mossos no confirman ni desmienten, es que el criminal confundiera a la víctima y la matara por error. La hipótesis sólo está sustentada en que en el mismo garaje aparca un coche similar al de Isaac un individuo recién salido de la cárcel, según los vecinos. Algunas fuentes apuntan otro conflicto: Isaac estaba ayudando a su hermana en su separación. Los investigadores, que siguen tomando declaraciones, no se pronuncian a la espera de los resultados de Balística. Un hombre asesinado en un coche en Barcelona recibió los disparos desde el asiento trasero