Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA SÁBADO 11 s 11 s 2006 ABC La juez ve indicios para juzgar a los superiores de los tres peritos del bórico Cree que pudieron incurrir en falsedad, falso testimonio y, en el caso de Santano, en un delito de encubrimiento NIEVES COLLI MADRID. Concluida la investigación del llamado caso bórico la juez de Plaza de Castilla Gema Gallego ve indicios de delito en la actuación de los cuatro mandos policiales que ordenaron la eliminación de las observaciones que apuntaban a una hipotética relación entre ETA y el 11- M. Estas observaciones habían sido incluidas por los tres peritos encargados de identificar la sustancia hallada en diciembre de 2004 en poder de Hassan el Haski- -luego procesado por la matanza de Madrid- pese a que el ácido bórico no es susceptible de ser utilizado en la fabricación de explosivos y pese a que en la vivienda del citado islamista no se encontró ninguna sustancia que pudiera servir a tal fin. La resolución, dictada ayer por la titular del Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, supone la formalización de la imputación contra los cuatro mandos de la Policía y pone de manifiesto la convicción de la juez Gallego de que deben ser juzgados. Para que se pronuncien sobre este extremo- -si procede la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa- la juez emplaza al fiscal y a las acusaciones para que, en diez días, aleguen lo que estimen conveniente. Salamanca. En el informe remitido en aquella ocasión por la Policía a la Audiencia Nacional, ni siquiera se citaba la existencia de dicha sustancia por ser inofensiva en el marco de esa investigación. Según el relato de la juez, Ramírez, que seguía indicaciones de sus superiores, requirió a los peritos para que las suprimieran las observaciones Ante la negativa de éstos, Ramírez, con conocimiento y anuencia de los otros imputados, modificó el informe realizado por los otros peritos De esta forma, añade la instructora, y para que no constara en el informe ninguna de tales observaciones Ramírez alteró el objeto de la petición solicitada por la Comisaría de Información y se atribuyó él mismo el caso eliminando la mención de los peritos autores del informe, así como tres de las técnicas e íntegramente las observaciones Ramírez lo firmó y lo remitió al Juzgado. En su resolución, la juez pasa por alto las explicaciones que sobre esta decisión dieron los cuatro mandos en su declaración así como las diligencias practicadas por Garzón. Los imputados coincidieron en que es habitual en la Policía (un cuerpo jerarquizado) que un superior asuma y firme una pericia de un subordinado; que la inclusión de las observaciones incumplía las normas de calidad y que el objeto de la solicitud hecha por la Comisaría de Información para que la Científica realizara estudio, análisis e informe de la sustancia- -cuya modificación la juez considera indicio delictivo- -no pasa de ser un formulismo. Las imputaciones Miguel Ángel Santano. Comisario General de Policía Científica. Imputado por falsedad (entre 3 y 6 años de prisión e inhabilitación) y o falso testimonio (multa de 6 a 12 meses y suspensión de empleo) Subsidiariamente, por un delito de encubrimiento (entre 6 meses y 3 años de prisión e inhabilitación) Pedro Mélida. Secretario General de Policía Científica. Imputado por falsedad y o falso testimonio. José Andradas. Jefe de la Unidad de Análisis. Imputado por falsedad y o falso testimonio. Francisco Ramírez. Jefe de Sección. Imputado por delito de falsedad y o falso testimonio. Sustancia inofensiva En opinión de la juez, Francisco Ramírez, José Andradas, Pedro Mélida y Miguel Ángel Santano podrían haber incurrido en la comisión de un delito de falsedad documental y o falso testimonio. A Santano, comisario general de la Policía Científica, la instructora imputa de forma subsidiaria un delito de encubrimiento. Los hechos que, según la juez, son constitutivos de delito se producen después de que los peritos Manuel Escribano, Isabel López y Pedro Manrique- -imputados inicialmente por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y desimputados por Gallego tras tomar declaración sólo a los dos primeros- -presentaran a Ramírez el informe que se les había encargado. En él incluyeron las observaciones sobre ETA y el 11- M, una relación de otros informes periciales sobre la misma sustancia así como una relación de antecedentes en la que mencionaron el hallazgo de ácido bórico, en 2001, en un piso de ETA en El jefe de la Unidad de Análisis de la Policía Científica, José Andradas (a la derecha) junto a su abogado EFE Del Olmo envía a prisión a un procesado del 11- M por falsificar documentos N. V. MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ordenó ayer el ingreso en prisión de El Sayed Beder Megahed y de Nasreddine Bousbaa- -este último procesado en el sumario de los atentados de Madrid- -por colaboración con organización terrorista y falsificación de documentos. Los dos individuos fueron detenidos el lunes junto con otras dos personas, a las que, según informaron fuentes jurídicas, Del Olmo ha dejado en libertad. A todos ellos se les relacionaba con una red de falsificación de documentación para introducir en España mujahidines procedentes de Irak. Del Olmo justifica el ingreso en prisión de El Sayed Beder y de Bousbaa en el riesgo fundado de huida que pesa sobre sus personas. Además, señala que existen una pluralidad de indicios que apuntan a que ambos imputados actuaron de forma conjunta durante 2005 y 2006 en la obtención de documentos de identidad falsos y alteración o manipulación de documentos verdaderos. El destino de parte de esos documentos podía ser, reconoce el juez, el entorno terrorista islamista, tal y como se infiere de determinadas intervenciones telefónicas y contactos mantenidos entre los dos imputados y otros investigados en otras causas por terrorismo en la actualidad así como contactos existentes con presuntos miembros de organizaciones terroristas islamistas ya encarcelados. En este sentido, Del Olmo recuerda que en el domicilio de El Sayed se ha encontrado no sólo supuesto material dirigido a la ejecución material de las falsificaciones, sino que determinadas intervenciones te- lefónicas se referían a esa presunta labor que este imputado habría cometido de forma reiterada. Respecto a Bousbaa, el juez atribuye a este imputado una labor de intermediación en el entramado falsario, algo a lo que se dedicó desde que salió en libertad bajo fianza en febrero de 2005 tras permanecer en prisión preventiva desde su detención (el 2 de julio de 2004) por los atentados del 11- M en Madrid. Bousbaa recibió llamadas de los autores de la matanza de los trenes durante los cuatro días anteriores. La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide para Bousbaa, de origen argelino, 11 años de prisión por colaboración con organización terrorista y falsificación de documentos.