Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10- -11- -2006 91 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo Imagen de la Avenida Diagonal de Barcelona, una de las entradas de la ciudad que registra un mayor volumen de circulación YOLANDA CARDO La contaminación de los coches provoca cinco veces más víctimas que los accidentes Un informe del Instituto de Estudios de la Seguridad alerta contra la costumbre de creer que el único efecto perverso del tráfico es la siniestralidad en las carreteras M. J. F. BARCELONA. El número de muertos y heridos en accidentes se contempla a menudo como el mayor problema asociado al tráfico. Un estudio elaborado por el Observatorio del Riesgo de la fundación privada Instituto de Estudios de la Seguridad (IDES) viene a recordar que la circulación tiene otro efecto aún más mortífero: la contaminación que ocasionan los coches mata a cinco veces más personas que los propios accidentes. El Observatorio del Riesgo del IDES, entidad que impulsan el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Barcelona y el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Cataluña, prepara cada año un informe que pretende dar a conocer los efectos colaterales asociados al desarrollo. El de 2006 lleva por título Tráfico: civilización o barbarie El cálculo sobre los efectos mortales de la contaminación causada por el tráfico se ha llevado a cabo a partir de los datos de la Unión Europea (UE) que indican que cada año fallecen de enfermedades relacionadas con la polución 225.000 personas en toda Europa, y de la estadística del Ministerio de Medio Ambiente, según la cual 15.000 de esas personas son españolas, casi cinco veces más de las que fallecieron en nuestro país en 2005 en accidentes de circulación (3.329) El capítulo tercero del informe, Ciudad y automóvil firmado por el presidente de la Asociación para la Promoción del Transporte Público, el ingeniero industrial Pau Noy, asegura que es posible deducir que entre 3.000 y 4.000 de las muertes por contaminación en España se producen en Cataluña, sobre todo en el área metropolitana de Barcelona, una cifra que también quintuplica las muertes por accidente en esta comunidad (641 en 2005) Las ciudades del cinturón barcelonés son las que concentran mayor población, más tráfico rodado y más industria. Este apartado hace referencia a los datos del Departamento de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat que indican que en el área metropolitana barcelonesa los niveles de contaminación doblan los límites máximos establecidos por la Unión Europea. El director del Observatorio del Riesgo, Jaume Curbet, manifestó en la presentación de este informe, elaborado por cinco expertos, que estamos acostumbrados a pensar que el 15.000 muertos en España por la polución Los datos de la UE indican que cada año mueren 225.000 personas en Europa de enfermedades relacionadas con la contaminación de los coches, 15.000 de ellas españolas. El año pasado, 3.329 personas perdieron la vida en en accidentes de circulación en España, cifra cinco veces inferior a la de las víctimas de la polución. Cataluña registra entre 3.000 y 4.000 de las 15.000 muertes españolas. único efecto perverso del tráfico son las víctimas por accidentes. Curbet espera que datos como los que indican que la contaminación mata a cinco veces más personas resulten sorprendentes y sirvan no para crear alarma, sino para ampliar el zoom de las consecuencias de este fenómeno. Impulsar el transporte público El director del Observatorio del Riesgo calificó la situación de preocupante y resaltó que se requieren actuaciones a corto y largo plazo para intentar rebajar, como mínimo a la mitad, la contaminación en las ciudades. Para lograrlo, Jaume Curbet cree que las administraciones públicas deberían impulsar el transporte público con el fin de reducir la circulación de coches privados y minimizar el efecto de los gases que emiten. Ello comportaría, por ejemplo, colocar filtros en los vehículos de motor diésel, reducir el límite de velocidad en ciudad o impulsar el uso de nuevos combustibles que contribuyan a disminuir la dependencia del petróleo. Los expertos abogan por el transporte público y el uso de nuevos combustibles para disminuir la dependencia del petróleo