Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 VIERNES 10- -11- -2006 ABC MADRID www. abc. es madrid Los delitos se disparan un 26,5 en los municipios de la región en sólo seis meses Los delincuentes se trasladan a los pueblos, con menos seguridad, acuciados por la presión policial de la capital M. J. ÁLVAREZ MADRID. Los números cantan. La delincuencia se traslada del centro a la periferia. Está de mudanza de un tiempo a esta parte. Esa es la tónica que se registra en el conjunto de la Comunidad de Madrid, así como en otras regiones españolas como la Costa mediterránea y del Sol, que ven cómo aumentan cíclicamente determinados tipos de delitos: oleadas de robos y asaltos a viviendas y chalés, atracos a joyerías, redes de prostitución, blanqueo, tráfico de drogas, etcétera... en similares términos al descenso en la primera. El descenso de la tasa de criminalidad- -conjunto de delitos y faltas cometidos por cada mil habitantes- -en la demarcación de la Policía Nacional- -Madrid y su área metropolitana- no sólo se está consolidando sino que se está acrecentando notablemente, en perjuicio de los municipios de la periferia circunscritos a la Guardia Civil, que aglutinan al 20 de la población. Al menos, eso es lo que está sucediendo en los seis primeros meses del año, según ha podido saber ABC. DELITOS EN LA DEMARCACIÓN DE LA GUARDIA CIVIL En número de delitos Conocidos 2005 2006 3.924 5.125 597 62 158 7 775 115 7 150 180 33 811 62 207 13 829 80 4 167 258 35 2 6.008 7.593 26,48 ABC Variación 30,61 20,57- 24,39 31,01 65,71 6,97- 21,74- 42,66 11,33 40,00 6,06 Patrimonio orden socioeconómico Personas Libertad e identidad sexual Libertad Relaciones familiares Seguridad colectiva Falsedades Administración pública Administración justicia Órden público Resto código penal Legislación especial Total delitos De menos a más Así, hasta junio pasado, la tasa de delincuencia se ha disparado y ha crecido un 26,48 en relación al mismo periodo de 2005, al pasar de las 6.008 a las 7.593 infracciones totales registradas. Las exiguas plantillas de la Benemérita y el incremento de las policías locales en los principales ayuntamientos de la región están perjudicando a los pequeños pueblos, blancos predilectos de la situación y de las nuevas modalidades delictivas, que se convierten así en el objetivo predilecto de las bandas de asaltantes de viviendas, de ordenadores, guarderías, colegios, etc. para temor de sus habitantes, que ven disminuir su seguridad. Precisamente son los delitos los contra el patrimonio- -sobre todo los robos con fuerza- los que siguen encabezando este ránking, con un total de 5.125 perpetrados, lo que supone un incremento del 30,61 Es el delito estrella, al concentrar más del 67,5 del total; una cifra más que preocupante si se tiene en cuenta que en 2005 se registraron en toda la Comunidad autónoma 8.000, incluyendo ambas demarcaciones, solamente en lo que respecta a asaltos en el interior de las viviendas, lo que arroja una media de 21 al día. En la mente de todos están los 260 robos protagonizados por la denominada banda de los ordenadores que, a buen seguro, han tenido mucho que ver en esta escalada de delitos. Como se recordará, el grupo delictivo, de origen rumano, actuaba, principalmente, en la Sierra Norte madrileña y llegó a sustraer hasta 200 termina- les en una semana, lo que provocó el encierro de los 42 alcaldes de la zona. Muy lejos de estas cifras se sitúan los delitos contra la seguridad colectiva, (829) y contra las personas, (811) que han subido un 6,97 y un 20,57 Los delitos contra el patrimonio encabezan el ránking y suponen el 67,5 del total de las infracciones cometidas respectivamente. En este último capítulo hay que destacar los cuatro homicidios cometidos, todos ellos esclarecidos por los funcionarios del Instituto Armado. Con todo, a pesar de su escasa importancia a nivel cuantitativo, cabe destacar el crecimiento alcanzado de los delitos perpetrados en el ámbito familiar (13) que han experimentado una subida del 65,71 Los que también están al alza son los relacionados con el orden público, que han ascendido un 40 Por contra, han caído las infracciones relacionadas con las administraciones públicas (42,66 libertad e identidad sexual (24,39 y los englobados en el capítulo de falsedades (21,74 Causas del éxodo La mayor presión ejercida por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la capital, principal objetivo en tanto al elevado número de habitantes y al movimiento de personas atraídas por la metrópoli, junto a las nuevas modalidades delincuenciales que van surgiendo, están siendo las causantes de este éxodo, una tendencia que se viene manifestando desde hace ya varios años. La escasez de efectivos en las zonas rurales es, como se ha indicado, otra de las razones que hacen difícil atajar esta situación. De ahí que, más cuarteles y más agentes- -del cuerpo que sea- -sean las principales exigencias de los municipios afectados, cuyos residentes, en ocasiones, han tenido que dormir con un arma bajo la almohada para hacer frente a los delincuentes. A pesar de ello, el Gobierno central viene insistiendo en la bajada de los robos y en el aumento, en más de 200, de los efectivos. Más muertes en la zona centro y área metropolitana Más muertes en la capital y en la corona metropolitana. Ese es el termómetro de la criminalidad en la demarcación de la Policía Nacional. A pesar del descenso de la tasa de delincuencia- -delitos y faltas cometidos por cada mil habitantes- que se situó en 2005 en 66,9 puntos, frente a los 71 de 2003, una cifra que está por debajo de la media europea según fuentes del Ministerio del Interior, la nota negativa es el incremento del número de asesinatos, 51 hasta la fecha, solo siete menos que los registrados en los doce meses del año pasado. Las reyertas callejeras, el aumento de la violencia familiar y doméstica, así como los ajustes de cuenta y los atracos, cada vez más virulentos, son las causas de este repunte. Y otra vez se repite la tónica también en esta zona: el desplazamiento de los delitos, que tienden a descender en el centro y a aumentar en la corona metropolitana. Prueba de ello es lo que ocurrió en el ejercicio precedente en la localidad de Móstoles, en donde se disparó la criminalidad hasta el 14 frente al descenso experimentado en la capital, cercano al 4