Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 s 11 s 2006 ESPAÑA 15 Zaplana ve peligrar su control sobre la principal caja de ahorros de Alicante Los dirigentes del PP leales a Francisco Camps se alinean para devolver a la CAM a su vocación social, desvirtuada por los cargos de la entidad afines al portavoz I. B. VALENCIA. Las vías de influencia de Eduardo Zaplana en la provincia de Alicante parecen abocadas al cortocircuito. Desalojado desde hace tiempo de los órganos de decisión del PP valenciano, el sector más afín del portavoz parlamentario popular, atrincherado en el sur de la región y capitaneado por el presidente provincial del partido, Joaquín Ripoll, trata de preservar la cuota correspondiente en la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) en cuya cúpula se localiza un buen puñado de consejeros tenidos en sectores empresariales valencianos como una mera correa de transmisión de los designios de éste y, por extensión, del propio ex ministro popular. La inminente renovación de cargos en la entidad ha coincidido con la activación en Alicante de una campaña del sector afín a la dirección regional del PP y a su presidente, Francisco Camps, que pone el énfasis sobre el retroceso sufrido en los últimos tiempos por las acciones sociales de la caja dentro de su territorio natural en beneficio de estrategias- -más rentables, pero menos consecuentes- -desplegadas en otras zonas de España. Esgrimen en este sentido ejemplos como la contribución de la CAM a la polémica planificación urbanística promovida por Francisco Hernando, El Pocero en la localidad toledana de Seseña. Zaplana, junto a Sala, en la reunión con la que se intentó influir en la salida de la crisis de Terra Mítica ABC tre dirigentes locales del PP busca inutilizar el que quizá sea el último de los grandes asideros de Zaplana con los resortes de poder de la provincia, y que sin duda explica en parte la vigencia en Alicante de la corriente que quiere ver en los años del hoy portavoz como presidente de la Generalitat Valenciana (1995- 2002) una etapa dorada para la región. cuyo éxito por otra parte sólo cabe ser atribuido al consejero de Economía valenciano, Gerardo Camps. La inminente renovación de los cargos de las cajas valencianas, designados por las Cortes Valencianas, otorgará la medida de la beligerancia a que está dispuesto el pequeño bastión zaplanista con tal de preservar el control de su referente sobre la CAM. En cualquier caso, la disposición en el asunto del presidente del Gobierno valenciano, de quien en última instancia depende la decisión de cortar el cordón umbilical del zaplanismo con su mejor aliado financiero, es hoy una incógnita. La fuerza orgánica de esta corriente no es lo que era y eso, en consecuencia, puede facilitar las cosas. Ofrecimientos El grado de influencia de los dirigentes alicantinos del PP que se arrogan la etiqueta zaplanista sobre la CAM llego a ser tan importante que a un alcalde que expresó su deseo de ser candidato en 2007 se le ofreció un puesto de máxima responsabilidad en la caja con tal de que aparcara su aspiración. No lo consiguieron. El último reducto De hecho, de acuerdo con la denuncia presentada por IU ante la Fiscalía Anticorrupción, la caja alicantina mantiene relaciones con las empresas de Francisco Hernando Contreras hasta el punto de que una oficina de la entidad en el municipio toledano ocupa un local propiedad de El Pocero Éste, además, fue en su momento beneficiario de un crédito concedido por la sociedad crediticia. La acción emprendida en- La foto de Terra Mítica Los antizaplanistas de Alicante descargan básicamente el grueso de sus críticas sobre Armando Sala, presidente territorial de la caja en Alicante, cuyo exceso de significación le llevó a reunirse con Zaplana para tratar de injerir en el proceso de levantamiento de la suspensión de pagos de Terra Mítica, La CAM ha expresado ciertas reticencias a dar apoyo económico a algunas iniciativas de la Generalitat