Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 9 s 11 s 2006 La crisis de la inmigración ESPAÑA 25 El Gobierno canario se enfrenta de nuevo a Caldera por el traslado de menores inmigrantes a la Península El ministro informó de que se ha derivado a 109 chicos (tendrían que haber salido 300) y acusa al PP de no ofrecer ni una plaza ERENA CALVO LAS PALMAS. Los traslados son demasiado lentos, y la situación de los menores inmigrantes en el Archipiélago comienza a ser muy alarmante aseguraba ayer a este periódico un portavoz de la Consejería de Asuntos Sociales del Ejecutivo canario. Han pasado seis semanas ya desde que comenzaron los traslados a la Península, y sólo han derivado a 109 chicos cuando el compromiso era de cincuenta menores cada siete días (de haberse cumplido ese ritmo ya habrían salido 300 chicos) Pero el problema no son sólo las salidas, sino las llegadas. Frente a los 109 menores trasladados, son cerca de 144 los que han alcanzado Canarias en el último mes a bordo de embarcaciones clandestinas La preocupación aumenta, además, con el incremento de la llegada de pateras en las últimas semanas, porque por esta vía son muchos los menores marroquíes que parten hacia las Islas; muchos más que en el caso de los subsaharianos El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ofrecía ayer en el Senado la misma cifra aportada por la Consejería; y según afirmó las únicas comunidades que han ofrecido plazas han sido Aragón, que ha acogido a 6 menores; Asturias y Cantabria, con 8 cada una; Castilla- La Mancha, con 18; Cataluña, con 20; Extremadura, con 30, y Galicia, con 19 (es decir, los 109 trasladados) Caldera, que informó del plan de derivación de menores en el Pleno del Senado a petición del popular Ignacio Cosidó, cargó contra las comunidades gobernadas por el Partido Popular (PP) a las que pidió solidaridad y corresponsabilidad tras acusarlas de no haber ofrecido ni una sola plaza Sin embargo, fuentes del entorno del ministro aseguraron a ABC hace unos días que la Comunidad Valenciana y Ceuta (gobernadas por el PP) sí que se habían comprometido a acoger a 15 y tres menores respectivamente, aunque seguimos todavía con las negociaciones Lo cierto es que en estos momentos son unos 900 los menores que permanecen en los centros y campamentos habilitados provisionalmente en las Islas por el Ejecutivo regional para dar respuesta a una situación que califican de emergencia mientras que cuando comenzaron las derivaciones eran cien menos los acogidos. Desde Canarias esperan que se cumplan los compromisos adquiridos: trasladar a 300 menores antes de que finalice el año, y otros 200 en 2007. De esa forma, quedarían en el Archipiélago algo más de 300 menores. Sólo un centro cerrado Nosotros también hacemos esfuerzos; porque nuestro cupo es de 250 chicos comentan fuentes de la Consejería. Los mismos informadores mostraron su preocupación por la situación de acogida de los menores. Desde que comenzó la crisis habilitamos cinco centros y sólo hemos podido cerrar uno, el que estaba en peores condiciones Según explicaron, hemos intentado clausurar otros campamentos de verano donde los acogemos, pero tal y como están las cosas ha sido imposible Su esperanza es que se aceleren los traslados, porque ahora, con la llegada del frío, los chicos no pueden estar en esas instalaciones y se nos acaban los recursos En lo que va de año el Gobierno canario calcula que ya lleva gastados unos 16 millones de euros en la atención de los menores inmigrantes. Alcanzan las islas 121 sin papeles Dos cayucos y una patera dejaron ayer en Canarias a 121 inmigrantes. Los dos cayucos llegaron a Tenerife. Los ocupantes del primero consiguieron huir, aunque finalmente fueron interceptados. Los inmigrantes de ambos grupos son varones adultos y se encontraban en buen estado de salud. Sólo uno de ellos fue hospitalizado con un traumatismo. En la patera viajaba una treintena de irregulares y se esperaba su llegada a Lanzarote. La Guardia Civil dirigirá el centro nacional de vigilancia marítima de inmigración ABC MADRID. El director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, anunció ayer la creación de un centro nacional de vigilancia marítima para que, desde Madrid, coordine toda la lucha contra la inmigración ilegal. El centro, bajo responsabilidad del Instituto Armado, contará inicialmente con cuatro sedes regionales en Valencia, Algeciras, Las Palmas y La Coruña. La misión del centro de vigilancia será analizar el riesgo en cada momento que supone la actividad de las mafias, la coordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para combatirlas, así como la supervisión del funcionamiento del Sistema Integrado de Vigilancia del Estrecho (SIVE) así como de los radares móviles. Mesquida apuntó esta medida para combatir la inmigra- ción ilegal durante su intervención en la comisión de Interior del Congreso de los Diputados. La otra propuesta es la creación de un equipo de reacción rápida, preparado para trasladarse y actuar en caso de que se produzcan llegadas masivas de irregulares como las registradas en Canarias este verano, que colapsaron los centros de internamiento de las isla. Mesquida se refirió a los sistemas de control y verificación de la documentación aportada por los pasajeros en los aeropuertos y en los puestos fronterizos, como el FADO- -detección de documentos falsos- -y el API, de información avanzada de pasajeros.