Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA Violencia en las aulas JUEVES 9 s 11 s 2006 ABC La Fiscalía del TSJ andaluz calificará las agresiones a docentes como atentado Los fiscales de Andalucía quieren que las denuncias de los profesores por agresión, que se considerarán atentados a funcionarios, se tramiten por la vía penal M. J. P- B. MADRID. La comunidad educativa está dando sus primeros pasos para lograr medidas que acaben con la violencia que se vive en muchas aulas de colegios españoles, cuyos efectos se han dejado sentir notablemente en los últimos días a través de los graves casos de agresiones que han sufrido tanto profesores como alumnos y que han dado la voz de alarma. Una iniciativa novedosa para atajar esa lacra se conocía ayer desde la comunidad andaluza: todos los fiscales de esa autonomía calificarán de atentado contra un funcionario las agresiones que reciban los profesores por parte de una persona mayor de edad. Es decir, por parte de alumnos mayores de 18 años y, sobre todo, por parte de padres y familiares de los estudiantes, que son los casos más frecuentes. De esta forma lo explicaba el secretario general de la Federación de Enseñanza de CC. OO. de Andalucía, José Blanco, tras mantener una reunión con el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de esa comunidad (TSJA) Jesús García Calderón. los culpables sean castigados con condenas de hasta cuatro años de cárcel. Queremos- -afirma Blanco- -que se dicten condenas ejemplares para erradicar la violencia hacia los docentes. Hasta ahora, sólo se producían juicios de faltas que traían consigo una multa económica Para que la iniciativa sea efectiva, el fiscal jefe del TSJA emitirá una nota informativa a todos los fiscales de la comunidad. No obstante, ya se han dado tres casos en Andalucía (en Córdoba, Málaga y Granada) de agresiones a profesores que se han tramitado por la vía penal. Pero además se pondrán en marcha otras medidas. Si el profesor no denuncia, el fiscal también podrá investigar el caso. Muchas veces los docentes- -explica Blanco- -no denuncian las agresiones porque tienen miedo, están coaccionados y amenazados. A veces trabajan en centros de barrios más desfavorecidos, donde se producen situaciones muy difíciles. Pero si el caso es conocido por el director del colegio o por organizaciones sindicales, por ejemplo, estos lo pondrán en conocimiento del fiscal, que también lo investigará siempre que esté lo suficientemente documentado y argumentado Queda todavía un trabajo por hacer. Desde la Federación de Enseñanza de CC. OO. Andalucía se intenta elaborar un protocolo de actuación para atajar la violencia en las aulas provocada por menores En el proyecto se quiere implicar a diferentes áreas de la administración. Un problema de todos Según explicó Blanco a ABC, los profesores son trabajadores que ejercen en centros públicos y que además están prestando un servicio educativo de ahí que se considere cualquier agresión física hacia ellos como una atentado hacia un funcionario Desde luego, las consecuencias de estas situaciones afectan a toda la comunidad educativa como ilustra el secretario sindical: El profesor se da de baja, el alumno se queda sin docente, tiene que sustituirle otro... El objetivo de esta nueva medida es que las denuncias que interpongan los docentes por agresiones físicas, y siempre que el autor sea mayor de edad, se tramiten por la vía penal y Defensor del profesor Apenas ha cumplido un año y el teléfono del Defensor del profesor, que puso en marcha el sindicato Anpe, ha recibido 2.300 llamadas, revelando que se ha producido un repunte de los casos de agresión según sus responsables. Las denuncias de agresión a los docentes han aumentado, según ha indicado Anpe. Las físicas suponen un 10 del total de llamadas recibidas, mientras que las amenazas verbales e insultos son el 20 SIGEFREDO Enrique Múgica, hospitalizado El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica (en la imagen, el pasado mes de septiembre) fue ingresado anoche en el hospital madrileño Puerta de Hierro aquejado de una insuficiencia respiratoria que no reviste gravedad informaron fuentes familiares. El político se encuentra fuera de peligro pero el equipo médico que le atendió decidió que pasase la noche ingresado con la confianza de que en los próximos días pueda ser dado de alta.