Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La negociación ETA- Gobierno JUEVES 9 s 11 s 2006 ABC De Juana, condenado a doce años y siete meses por marcar a funcionarios La Audiencia se decanta por la pena solicitada por la Fiscalía, y no por la de la AVT, que insistió en los 96 años N. VILLANUEVA MADRID. Los comentarios del etarra José Ignacio de Juana en dos artículos publicados en Gara excedieron con creces el ámbito de la libertad de expresión y la mera crítica política La Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional está convencida de que el pistolero los escribió con la clara finalidad de marcar a funcionarios de prisiones como objetivo de ETA y por este motivo ayer fue condenado a doce años y siete meses de cárcel, 83 menos que los solicitados por la AVT (96) y tres meses menos que la petición de la Fiscalía (13) Los magistrados aseguran que el pistolero utilizó sus supuestas licencias literarias para proferir amenazas veladas contra los cuatro funcionarios de prisiones y el actual presidente de la Sala de lo Penal, a los que puso en la diana de ETA con nombres, apellidos y otros calificativos injuriosos o calumniosos. Para calificar los hechos como amenazas terroristas, la Sala considera indiferente que los funcionarios se sintieran amedrentados, ya que las amenazas son delitos de mera actividad (basta con amenazar) y no de resultado. Es decir, no importa si esas amenazas alteraron o no el ánimo del sujeto pasivo, sino que basta con que De Juana las profiriera. Además, otro elemento a valorar es que este terrorista no es una persona cualquiera sino un miembro activo de ETA que en ningún momento ha mostrado arrepentimiento ni intención de resocialización alguna como el propio De Juana reconoce en uno de los dos artículos El Escudo por cuyo contenido fue juzgado. La Sala, presidida por el magistrado Ricardo Rodríguez, aprovecha su resolución, de 64 páginas, para dejar constancia de su sorpresa (como también hizo durante el juicio el abogado del etarra) por el hecho de que los artículos no fuesen interceptados por los mecanismos habituales de control que los funcionarios de Instituciones Penitenciarias establecen al efecto, máxime cuando el reo tenía intervenidas las comunicaciones En cuanto a la unidad o pluralidad delictiva- -la Fiscalía calificó los hechos como constitutivos de un delito continuado de amenazas y la AVT como seis delitos de amenazas- la Sala se inclina por el criterio del fiscal, y, en este sentido, arguye que la pluralidad de acciones (y pese a que el bien jurídico protegido por cada una de ellas es de naturaleza personal) se encuadran en un único proyecto delictivo Existe un dolo unitario en ambos artículos, que es la privación de la tranquilidad y sosiego de las víctimas y su perturbación anímica dice la Sala. Respecto a una nueva condena por pertenencia a ETA, el tribunal estima- -como la Fiscalía- -que ésta no es posible, pues De Juana ha sido condenado ya por este delito y nunca ha dejado de ser de ETA, por lo que no ha podido haber una renovada voluntad de pertenencia. Por ello, si se le impusiera una pena por integración se estaría vulnerando el principio non bis in idem (nadie puede ser juzgado dos veces por la misma causa) ABC Aznar y la memoria de las víctimas El ex presidente del Gobierno José María Aznar, en un discurso pronunciado en Bogotá, recordó que conceder una recompensa moral o política a los terroristas es mancillar la memoria de las víctimas En la imagen, guarda un minuto de silencio por todas las víctimas del terrorismo junto al presidente colombiano Uribe. El etarra anuncia que llegará hasta el final en su desafío al Gobierno López Aguilar asegura que se alimentará al terrorista s El preso pide su aislamiento para que nadie pueda decir que me dan jamón de York, pan de molde y miel P. MUÑOZ MADRID. El etarra José Ignacio de Juana Chaos, condenado ayer a doce años y siete meses de prisión por amenazas terroristas, está dispuesto a llevar hasta el final su desafío al Gobierno y ha pedido no ser alimentado, no recibir asistencia médica y ser aislado para evitar que alguien pueda decir que me dan jamón de York, pan de molde y miel tal como se había afirmado en algún reportaje de medios de comunicación con motivo del final de la anterior huelga de hambre que protagonizó este individuo durante 68 días. El terrorista hizo llegar sus exigencias a la dirección del centro penitenciario de Aranjuez, en el que permanece recluido, a través de la instancia que presentó el pasado martes para comunicar que había decidido empezar una nueva huelga de hambre. El motivo de la protesta, como se sabe, es la nueva condena que se le ha impuesto, que le impedirá salir en libertad tras cumplir veinte años de prisión por 25 asesinatos. El Gobierno, a través del ministro de Justicia, Juan Fernando López- Aguilar, ya ha anunciado que la administración penitenciaria está en el derecho y en el deber de velar por la integridad física del interno y por su salud. Por tanto, si es necesario, se le alimentará forzosamente para garantizar su vida En cualquier caso, hay mucha preocupación entre los responsables de Interior, ya que es difícil prever cómo reaccionará el organismo del terrorista, ya debilitado como consecuencia de la anterior huelga de hambre. Las fuentes consultadas por ABC destacan que si ya en la anterior ocasión el terrorista estaba dispuesto a llegar hasta el final, aun cuando tenía la esperanza de que su protesta podía tener repercusiones favorables en el proceso judicial, ahora, tras la nueva condena, su situación es desesperada y hará lo posible por conseguir sus propósitos Uno de los temores de los responsables de Instituciones Penitenciarias era que el resto de presos de la banda protagonizara movilizaciones en solidaridad con el antiguo miembro del comando Madrid Las fuentes consultadas explicaron en este sentido que al menos de momento no se ha producido una situación de este tipo Los únicos movimientos que hay son los habituales de algunos reclusos, que de vez en cuando deciden no salir al patio o rechazan alguna de las comidas para recordar que se consideran presos políticos Militante activo La Sala aprecia un solo delito continuado de amenazas terroristas y no seis, como solicitaba la AVT. Este delito se castiga con entre 10 y 15 años de cárcel. La Sala le ha impuesto 12 años y siete meses (mitad superior) al aplicarle la agravante de reincidencia. El tribunal no aprecia, sin embargo, un nuevo delito de pertenencia a ETA, pues nunca ha dejado de ser militante activo y ya fue condenado por ello. Tercer grado Fuentes jurídicas recordaban ayer que con la legislación actual y si el Supremo no estima el recurso de su defensa, De Juana deberá cumplir íntegramente la pena y no podría acceder a la libertad condicional hasta pasados los tres quintos de la misma. Existe, sin embargo, la posibilidad de que si su salud se deteriora la Administración penitenciaria le conceda el tercer grado por enfermedad grave con padecimientos incurables En este caso el tribunal sólo intervendría si el fiscal recurre la decisión de Prisiones. Otra posibilidad reside en el artículo 100 del Reglamento Penitenciario, que se aplicó al ex secretario de Estado de Se- No ha mostrado arrepentimiento ni intención de resocialización alguna dice la Sala