Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 8 de Noviembre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2005. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 32.567. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF 5,20 CHF. Marruecos. 16 Dh. El fracaso de padre coraje El Supremo ha confirmado la absolución de los 4 acusados de asesinar al empleado de una gasolinera en Jerez. El vía crucis del padre, sumergido en una vida de facineroso para buscar a los culpables, continúa POR CRUZ MORCILLO EN SU PUNTO Beatriz Cortázar LA BORDIÚ YA TIENE QUIEN LA ESCRIBA ue hace doce años cuando la periodista Paloma Barrientos escribió un libro sobre Carmen MartínezBordiú con el título de A mi manera que es una forma muy clara de resumir el estilo de vida de una mujer que en teoría nació con el destino marcado pero en la práctica hizo, y sigue haciendo, lo que le da la gana. Doce años han transcurrido desde que se puso fin a esa historia donde la protagonista se las prometía felices con su amor italiano Roberto Federicci tras sus novietes de adolescente, su matrimonio con el duque de Cádiz y su huida a París con el anticuario Jean Marie Rossi. Pero la Bordiú no está dispuesta a que ya nadie escriba de ella. El día que decidió que Federicci ya no le alegraba la vida comenzaba un nuevo capítulo que la llevó hasta la mismísima playa de El Sardinero donde ahora retoza con su amor cántabro, José Campos, a quien sólo abandona para ponerse el tacón y las plumas y bailar sin cortarse un pelo, bueno el flequillo sí, en el popular concurso de TVE. Estas nuevas andanzas de la Bordiú ya figuran en la biografía no autorizada de Barrientos que se ha presentado en Madrid. Esa noche Carmen no pudo estar en el acto porque bailaba y su esposo tampoco porque estaba con gripe en la cama. Sí acudieron otros como Marujita Díaz y su ristra de esmeraldas en los dedos, Elena Tablada, posible suegra de David Bisbal y encantada tras su boda con su novio de hace dieciocho años; María José Cantudo, Ana Rosa F P ongamos que matan a su hijo, que le quitan hasta el último aliento de vida de treinta puñaladas mientras el muchacho espera, tras un mostrador, a que llegue el día. Fuera hay negrura, empieza el frío de noviembre, olor a gasolina de los surtidores, algún reproche. Pongamos que nadie ve ni oye nada junto a la vía del tren de Jerez; que no hay una sola huella o rastro de sangre o cristal roto o tetrabrik vacío que sirva de prueba. Son huellas anónimas, sentenció el tribunal la primera vez; anónimas, dijo la segunda y anónimas, confirma ahora el Tribunal Supremo que ha absuelto a los cuatro acusados del despiadado crimen. Francisco Holgado, empleado de banca jerezano, anónimo como luego serían las pistas de los asesinos de su hijo para policías y jueces, abandonó su vida apacible y se zambulló en el cenagal del hampa jerezana tras los pasos de criminales desconocidos. La suya en los últimos 11 años- -a su hijo Juan lo mataron el 22 de noviembre de 1995- -es la historia de una obsesión que se escapa por el sumidero de la justicia reparadora Holgado, camuflado tras una peluca y unas gafas, vestido para los bajos fondos, se convirtió casi a su pesar en padre coraje un personaje brechtiano desesperado ante la semiparálisis de la investigación. Pongamos que una noche jerezana nace Pepe el gitano (alias Francisco Holgado) un individuo de mala calaña que tuvo que pisar jeringuillas, repartir tabaco por cartones e invitar a cerveza para que la grabadora que escondía entre sus ropas registrara horas y horas de declaraciones, chismes, confidencias y acusaciones. Padre coraje está convencido de que sus grabaciones son una prueba de- Francisco Holgado muestra una foto de su hijo Juan, asesinado de 30 puñaladas finitiva para condenar a los cuatro hombres que se sentaron en el banquillo la primera vez en 1999. Son cuatro choros viejos conocidos de la Policía. Los cuatro son declarados inocentes por la Audiencia de Cádiz, que no admite las cintas como pruebas. El primer fracaso no trae el desaliento a la casa de los Holgado. Recurren al Tribunal Supremo que ordena un nuevo juicio en el año 2003 en el que se han de admitir como prueba las cintas y a una testigo de cargo que no había sido EFE oída. La Audiencia gaditana vuelve a absolver a los acusados del delito de robo con homicidio- -los autores se llevaron 420 euros, tabaco y bebida- -y padre coraje recurre de nuevo al Supremo. La sentencia, conocida ayer, dice que si bien la falta de identificación de los autores de un delito puede considerarse un fracaso del sistema, la absolución de los acusados, una vez descartada la arbitrariedad y el error, no puede valorarse como tal No hay pues fracaso de la justicia, mucho menos de un padre. Quintana, Soledad y Carmen Jara, Carlos Arturo Zapata... Por supuesto Luis Alfonso de Borbón brilló por su ausencia pero es que esta vez nadie le esperaba.