Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 s 11 s 2006 Tenis s Masters femenino DEPORTES 99 Sharapova y su repertorio de gritos se presentan en Madrid Superó a una Dementieva negada con el saque (15 dobles faltas) s Pobre imagen de Mauresmo, que tendrá complicado defender su título, ante Petrova DOMINGO PÉREZ MADRID. ¡Yaaa! para el saque; ¡Aaahh! cuando arrea el drive ¡Oouuu! en el revés; ¡Aaaing! cuando llega justa a un golpe; ¡Yiii! cuando celebra un punto... Presenciar un partido de Maria Sharapova supone sumergirse en un mundo de onomatopeyas. Y en su presentación en Madrid no quiso dejarse ni una. ¡Cuán grita esta beldad! ¡Qué capacidad pulmonar! La verdad es que resulta un poco exagerada. A lo largo de su carrera, sobre todo cuando estaba peor clasificada, sus gritos ya han merecido más de una queja por parte de sus rivales. En cualquier caso, ayer, Elena Dementieva, que tampoco se está callada aunque sus exclamaciones resultan mucho más sugerentes, no pudo recurrir a ese argumento para justificar su derrota. Se la labró ella solita con su pésimo saque. Cometió 15 dobles faltas. Siete en el primer set, en el que el único juego que capturó fue rompiendo en el cuarto. En la siguiente manga, con dos breaks fue capaz de llevar el tanteo a un 6- 4, aunque Maria sirvió para vencer en tres. Total que entre los berridos de la una y los gemidos de la otra- -con los ojos cerrados aquello parecía un aquelarre- -quedó poco espacio para el tenis. Resultados Grupo Rojo Sharapova (Rus, 2) a Dementieva (Rus, 7) 6- 1 y 6- 4. Grupo Amarillo Petrova (Rus. 5) a Mauresmo (Fra. 1) 6- 2 y 6- 2. Henin- Hardenne (Bel. 3) a Hingis (Sui. 7) 6- 2, 6- 7 (5) y 6- 1. La jornada de hoy Grupo Rojo Kuznetsova (Rus. 4) -Dementieva, a las 18,00 horas. Sharapova- Kim Clijsters (Bel. 6) a las ocho. Grupo Amarillo Petrova- Hingis, tercer partido Se vendieron 8.050 entradas en el primer día y no se llenó el Madrid Arena en ningún partido val acumulaba errores. Se anotó la manga inicial rompiendo el primer (3- 0) y último saque de Mauresmo. Y en el segundo, con 5- 1, 40- 0 y saque atravesó un momento de duda que puso el 5- 2. En el octavo juego, la que llevaba 40- 0 era la gala y, como su colega, extravió la ventaja para acabar de regalar el primer partido. En cualquier caso, aún no hay nada perdido. La primera fase se disputa por el sistema de liguilla y Mauresmo, que todavía debe jugar con Henin y Hingis, aún mantiene intactas sus posibilidades. ABC. es Sharapova celebra uno de los puntos que ganó a Dementieva REUTERS Siga el Masters en directo en abc. eurosport. es tenis Tropiezo de Mauresmo Amelie Mauresmo se enfrenta a un complicado objetivo. Debe defender el título y proteger su número uno en el ranking del asalto de Justine Henin y Maria Sharapova. Difícil porque sólo le vale ser campeona y debe conseguirlo después de haber estado lesionada en el hombro y llevar una semana entrenándose. En este contexto a nadie puede llamarle la atención el que abriera el torneo con una contundente derrota ante Nadia Petrova (6- 2 y 6- 2) No hubo color. El revés, el mejor golpe de la francesa y con el que habitualmente controla los partidos, se convirtió en su particular agujero negro. No conseguía cortarlo. Le salía muy alto y la rusa, que es una tanqueta -no en vano es hija de un lanzador de martillo olímpico- empalaba la bola con enorme furia y sumaba puntos ganadores al mismo endiablado ritmo con que su ri- Las imparables muñecas rusas Con 16 jugadoras entre las cien mejores, el tenis ruso domina el circuito. Una marabunta de jóvenes bellezas rubias, frías, duras y hambrientas arrasa a su paso con un lema inculcado por unos padres desesperados: Triunfar o la ruina de la familia D. P. MADRID. Cinco entre las diez mejores del mundo. Así se las gastan las muñecas rusas. Maria Sharapova, Svetlana Kuznetsova, Nadia Petrova, Elena Dementieva y Dinara Safina forman el repóker que se encuentra estos días en Madrid, las cuatro primeras como titulares en el Masters, la quinta en calidad de suplente. Pero la cantera rusa parece inagotable. Anna Chakvetadze acabará el año como decimotercera del ranking, Anastasia Myskina (campeona de Roland Garros 2004) la decimoctava, Vera Zvonareva, la 24, Maria Kirilenko, la 31... y aparecen otras seis más antes de completar las cien primeras. El tenis ruso, pero en concreto el femenino, ha eclosionado en el último lustro. Al principio las mujeres tuvieron que sacudirse la influencia de Anna Kournikova. Por culpa de la divina nadie se tomaba en serio a sus sucesoras. La gente esperaba glamour, belleza, escándalos, pero no tenis de alto nivel. Sin embargo en 2003 todos se dieron cuenta de que las muñecas rusas iban en serio. Que podían ser despampanantes, pero que tenían un apetito voraz, que eran duras, implacables y de una ambición fuera de límites. Colocaron a cinco de sus representantes en los octavos de final de Wimbledon. Empezaron a caer torneos y desde entonces controlan el circuito. En 2004 coparon la final de París (Myskina y Dementieva) Surgió Sharapova llevándose el Grand Slam londinense. y Kuznetsova se apoderó del US Open de nuevo con Dementieva en la final. Pero ¿cuál es su secreto? Básicamente se basa en dos premisas: la gran base deportiva de su país y la crisis galopante que vive. Las estructuras deportivas ex soviéticas, aunque empobrecidas y limitadas siguen en pie. La base física y de formación continúa intacta y a eso se unen unos padres que se endeudan en un todo o nada para hacer campeonas a sus hijas. Triunfar o la ruina. Un peso enorme, pero con el que aprenden a convivir todas. Sharapova tuvo que abandonar su país sólo con su padre para irse a Estados Unidos y tardó muchos años en volver a encontrarse con su madre. Otras como Dementieva o Safina se aprovecharon de que sus madres eran entrenadoras. Kuznetsova y la propia Safina emigraron a España... No son duras por casualidad y mientras tengan hambre seguirán surgiendo del frío