Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 s 11 s 2006 INTERNACIONAL 43 Daniel Ortega tendrá que negociar con la derecha en el nuevo Parlamento Nada indica que el lider sandinista vaya a seguir la línea antinorteamericana de Chávez Lennon ha sustituido a Lenin MANUEL M. CASCANTE ENVIADO ESPECIAL MANAGUA. El triunfo de Daniel Ortega en las elecciones presidenciales del pasado domingo en Nicaragua podría pasar como una victoria de Hugo Chávez, quien lo ha apoyado de palabra y con petróleo. Pero no está claro que Ortega vaya a secundar al venezolano en su cruzada antimperialista contra Estados Unidos. Por el contrario, varios analistas políticos profetizan que el sandinista evitará crearse problemas con la superpotencia. No en vano, Ortega retiró del himno del Frente la frase El yanqui, enemigo de la humanidad para sustituirla por Dale una oportunidad a la paz De Lenin a Lennon tituló con acierto The New York Times De hecho, el primer compromiso del ex guerrillero tras conocerse los resultados provisionales de los comicios fue concluyente: La buena voluntad de unir a los nicaragüenses y trabajar juntos para erradicar la pobreza, para darle seguridad al sector privado y a los inversionistas nacionales y extranjeros, para dar seguridad de que Nicaragua quiere mejorar sus relaciones con toda la comunidad internacional Según los analistas, el sandinismo obtendría entre 37 y 40 escaños, lejos de los 47 necesarios para aprobar leyes ordinarias, por lo que tendrá que negociar con la derecha en el futuro Parlamento. Daniel Ortega no tiene ni el carisma de Fidel Castro, ni la labia del líder bolivariano ni la autenticidad con chompa de Evo Morales. El comandante es un tipo gris, pragmático, desconfiado y, según un relevante político local que lo conoce bien, poco de fiar Calculador y ambicioso, Ortega ha pasado del terno verde oliva a las camisas en tonos pastel, y no ha tenido problemas en abandonar el marxismo para abrazar la fe verdadera En plena guerra civil, antes, durante y después de la polémica visita de Juan Pablo II al país centroamericano, Ortega y el arzobispo de Managua, Miguel Obando y Bravo, se cruzaron virulentas declaraciones. Su enfrentamiento se prolongó varios lustros. Hoy, el cardenal y el ex guerrillero van de la mano en la derogación de la ley del aborto. Daniel Ortega nació en La Libertad en 1945. En 1963 abandonó sus estudios de Derecho en la Universidad Centroamericana de Managua para unirse al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) Fue encarcelado entre 1967 y 1974 por participar en el atraco a un banco. como rehenes a ministros y diplomáticos en la mansión de un colaborador de Somoza) se exilió en Cuba. De la isla regresó clandestinamente a Nicaragua para abanderar la lucha que pondría fin al régimen. Depuesto el dictador, Ortega desempeñó la coordinación de la Junta de Reconstrucción Nacional. Elegido- -sin oposición en las urnas- -en 1984 presidente de la República, el régimen sandinista debió afrontar la tarea de reconstruir el país e impulsar el socialismo, para lo cual contó con una importante ayuda financiera de algunos países latinoamericanos y de las socialdemocracias europeas, como la española. Su deriva hacia un sistema prosoviético de inspiración cubana y el cambio de política de Ronald Reagan respecto a la de Jimmy Carter llevó a Estados Unidos al bloqueo económico contra Nicaragua y a apoyar a la guerrilla contrarrevolucionaria. Tras suscribir un tratado de paz, se vio forzado a convocar elecciones libres en 1990, para ser derrotado por la coalición Unión Nacional Opositora (UNO) liderada por Violeta Barrios de Chamorro. Ocho puntos de ventaja sobre su inmediato rival El Consejo Supremo Electoral, escrutado el 61,8 por ciento de las urnas, anunciaba ayer que Daniel Ortega (Frente Sandinista de Liberación Nacional) obtiene el 38,59 por ciento de los votos. Le sigue Eduardo Montealegre (Alianza Liberal Nicaragüense) con el 30,94 por ciento de los sufragios. En tercer lugar quedaría el candidato del Partido Liberal Constitucionalista, José Rizo, con el 22,93 por ciento de las papeletas. Edmundo Jarquín, del Movimiento Renovador Sandinista, ha de conformarse con el 7,25 por ciento del apoyo electoral. Juventud turbulenta Cuando recuperó la libertad (gracias a un intercambio de prisioneros tras la acción de un comando que había tomado Un simpatizante del FSLN pasea la imagen de Ortega por una calle de Managua para celebrar su casi seguro triunfo AFP Guatemala detiene al primer ex alto cargo reclamado por la justicia española EFE CIUDAD DE GUATEMALA. Un tribunal de Guatemala envió ayer a prisión al general Angel Aníbal Guevara, el primero de cuatro ex altos cargos guatemaltecos reclamados por la Justicia española por cargos de genocidio, torturas y terrorismo de Estado. Guevara se entregó a primera hora de ayer en la comisaría de la Policía Nacional Civil de la población de La Democracia, situada a 140 kilómetros al sur de la capital guatemalteca, tras enterarse de la orden de captura con fines de extradición, dictada en su contra por un tribunal penal. El general retirado, que fue ministro de Defensa durante el régimen militar de Fernando Romeo Lucas (1978- 1982) fue trasladado a un centro de detención preventiva, donde deberá permanecer hasta que la Audiencia Nacional de España solicite su extradición. El tribunal había autorizado el lunes la captura, con fines de extradición, de tres ex militares y un civil, a solicitud del juez de la Audiencia Nacional española Santiago Pedraz, quien conoce la querella pre- sentada en diciembre de 1999 por la premio Nobel de la Paz 1992, la líder indígena Rigoberta Menchú. Las otras órdenes de capturada autorizadas, que aún están pendientes de ser cumplidas, están dirigidas contra el general golpista Oscar Mejía Víctores (1983- 1985) el coronel Germán Chupina Barahona, y Pedro García Arredondo, ambos ex jefes de la desaparecida Policía Nacional en el período de 1978 a 1982. Agentes de la PNC rodean la residencia de Mejía Víctores, en el sur de la capital.