Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 MIÉRCOLES 8- -11- -2006 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional EE. UU. ralentizó la difusión de los sondeos para evitar otro patinazo Un ejército de 800 abogados litigó a pie de urna durante toda la jornada electoral MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. A las 7 de la mañana el presidente Bush ya había depositado su voto en la rudimentaria urna de la estación de bomberos de Crawford (Texas) -población, 700; semáforos, uno- pero no por mucho madrugar hubo resultados más temprano. Las televisiones de EE. UU. habían hecho votos de contrición por las pifias de las últimas dos elecciones nacionales, en las que la prisa por ser el primero en dar la noticia les llevó a dar por ganador al candidato equivocado. Después de la bochornosa noche electoral del año 2000, cuando las pantallas alternaban la victoria entre Bush y Al Gore, en un sinsentido que duró 33 días, el consorcio creado por los medios para proyectar resultados electorales, Voter News Service, fue disuelto. Su sucesor, el National Election Pool, se estrenó mal en las presidenciales de 2004, cuando las primeras encuestas a pie de urna se filtraron al ciberespacio con datos demasiado preliminares como para resultar certeros. Algunos medios dieron por buenos los rumores y convirtieron a John Kerry en presidente antes incluso de que cerraran los colegios electorales. Eso explica las medidas de excepción tomadas ayer en las oficinas de Manhattan donde se recibían las encuestas a pie de urna. Sólo dos analistas por cada una de las cinco televisiones que forman el consorcio, además de la agencia Associated Press, tenían acceso a la llamada sala de cuarentena que contenía los ingredientes para determinar los ganadores. Los Clinton acudieron a las urnas en Chappaqua, Nueva York, donde Hillary era candidata al Senado levisiones se habían comprometido a utilizar los datos sólo para establecer perfiles de votantes o índices de participación. La cadena ABC, por ejemplo, no tenía prevista cobertura especial hasta las 10 de la noche- -4 a. m. en España- Si nos equivocamos otra vez se acaba nuestra credibilidad prevenía Paul Friedman, vicepresidente de CBS News, dos días después de que un país como Nicaragua diera ejemplo de civismo electoral. La cadena NBC había extendido las medidas de cuarentena a su propio equipo de analistas en la redacción, que estuvo aislado de radios y televisiones para no contaminarse con las predicciones de sus rivales. El análisis de ayer era mucho más complicado que cualquier elección presidencial. Sobre el tablero político se encontraban los 435 asientos de la Cámara de Representantes, 33 de los 100 escaños del Senado, 36 gobernadores y un sinfín de cargos locales, así como numerosas propuestas para referéndum en las que se deciden, según en qué estado, el aborto, los matrimonios homosexuales, el salario mínimo o las investigaciones con células madre. Pero lo que importaba al mundo es si el Partido Republicano seguirá conservando el AFP Como hacerse de la CIA Entrar era casi como hacerse agente de la CIA. Los analistas tuvieron que plantar su firma juramentada en el documento de condiciones de confidencialidad, entregar sus teléfonos, blackberrys y ordenadores personales, y ser vigilados hasta para ir al baño. La información que tenían delante era sólo para sus ojos. A ninguno de ellos se le permitió comunicarse con sus empresas hasta las 5 de la tarde- -11 de la noche en España- y aún entonces las te- La sala de cuarentena guardaba los sondeos como un tesoro: sólo accedían dos analistas por TV y con juramento de confidencialidad poder en las dos Cámaras del Congreso, como ha hecho desde 1994. Y esa era una lectura propia de tablero de ajedrez. En la jugada había que incluir a los miles de abogados que ambos partidos desplegaron por todo el país, decididos a disputar lo que hiciera falta. Sólo el Comité Nacional Demócrata, órgano central del partido liberal, había montado a 7.000 abogados en aviones con destino a 18 estados. No vamos a cometer el error que cometimos en las elecciones anteriores, que fue esperar a que pasaran para litigar se justificó la víspera Chris Redfern, presidente del Partido Demócrata de Ohio, ante The New York Times A primera hora, los abogados del partido en un condado demócrata de Illinois estaban ya en los tribunales para pedir una extensión del horario de votación con que compensar el retraso de apertura provocado por un error informático. En Florida, un estado marcado para siempre por el desorden electoral del año 2000 que dio la victoria a Bush, se habían registrado en los días previos desapariciones de varias llaves electrónicas que dan acceso a las máquinas de voto. Para responder a todo eso el Departamento de Justicia había preparado el mayor despliegue de su historia, con 800 abogados apostados en los colegios electorales de 65 ciudades que se habían anticipado como problemáticas. El Partido Republicano criticaba con dureza a la oposición, de la que decía quiere decidir las elecciones en los tribunales, en vez de en las urnas, pero buena parte de las disputas