Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Un nuevo tripartito para Cataluña MIÉRCOLES 8 s 11 s 2006 ABC César Alonso de los Ríos EN LA INOPIA Por qué le ha sorprendido a tanta gente (a tanto periodista) que el PSC haya reeditado el tripartito cuando, amientender, era algotan obvio? Sencillamente porque han estado instalados en la ilusión de que este partido es una parte más delPSOE y, portanto, éstedebíaestar al servicio de los intereses de ZP Deestemodonohanqueridoenterarse nunca de que el PSC es un partido autónomo respecto al PSOE, desdequenació, nihansabido interpretar sus movimientos a lo largo de las tres últimas décadas. Por supuesto, las vinculacionesentrelacasagrandeyla regional han sido y siguen siendo fuertes pero nunca hasta el punto de la jerarquización. Hace un año, Nadal recordaba (con tonos de amenaza) que sin los escaños del PSC en el Parlamento español, el PSOE sería poca cosa. En los últimos tiempos, los analistashanolvidadoqueMontillaconsiguió la cartera de Industria no porque se la regalara Zapatero, sino porque éste lo había exigido. En nombre de la Caixa. El mutis por el foro de Maragall no se debió a un castigo de Zapatero sino al fracaso del referéndum sobre el Estatuto: un voto afirmativo de cada tres ciudadanos. Aún más, la ascendencia delPSCsobreZapaterosepudocomprobar en la política vasca. plurinacional cuya aplicación en el País Vasco iba a resultar decisiva. En definitiva, el proceso de paz viene de ahí y de ahí vienen políticas como la legalización de ETA y el enderezamiento de Navarra hacia la anexión con Euskadi. Peroloquemásmellamalaatención es que en Madrid no haya conciencia del alcance que tiene la aprobación del Estatut, esto es, del reconocimiento de Cataluña como nación Se diría que para muchos se trata de algo irrelevante, platónico, sinconsecuenciasrealesgravísimas. Una gran parte de la sociedad española no ha querido enterarse de que la entesa de los socialistas ylosnacionalistasllevaaunapolítica propia deCataluña, aunamarchaautónoma, enlaquelossocialistas no pueden tener más papel que el que se han asignado a sí mismos, esto es, el de gestionar este espantoso puzzle de la realidad confederal alquesevaareducirEspaña. Quizá por ello la imagen de ERC les parece a tantos españolitos mucho más negativaqueladeCiU, máximaresponsable (con los socialistas) del terribleprocesoquehavenidoaconfigurar una comunidad nacional catalana tan opuesta a la realidad histórica y actual de España. Duran Lleida explicó ayer la nueva estrategia de su formación en el Parlamento AFP Vendetta de CiU en el Congreso Los nacionalistas catalanes empiezan a pasar factura a Zapatero por el tripartito y ayer mismo se negaron a apoyar al PSOE en el debate de los dos proyectos de ley que se tramitaron en el Congreso POR J. L. LORENTE MADRID. Si no servimos para gobernar en Cataluña, tampoco servimos para hacerlo en España Así se expresó ayer el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, para justificar lo que será a partir de ahora la posición de los nacionalistas catalanes en Madrid. El nacimiento del nuevo tripartito que gobernará en Cataluña ha dado un vuelco radical a la política de alianzas en la Cámara Baja. Así se pudo comprobar ayer en el viejo palacio de la Carrera de San Jerónimo. Aunque ésta no es semana de debates plenarios en el Congreso, los grupos no han querido desaprovechar la ocasión de tomar posiciones en lo que será el nuevo mapa parlamentario de aquí hasta el final de la legislatura. En las reuniones de varias comisiones parlamentarias que ayer tuvieron lugar en la Cámara se pudieron apreciar actitudes muy distintas a las de antes del 1- N: los independentistas de Esquerra Republicana se mostraban crecidos, mientras los nacionalistas catalanes de CiU estaban indignados. Los populares, por su parte, creen llegado el momento de acabar con el aislamiento al que le han sometido el PSOE y los grupos minoritarios desde hace casi tres años. Los socialistas, por último, tratan de calmar los ánimos de unos y de otros. El PP pretende un acercamiento a CiU El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Vicente MartínezPujalte, aprovechó la situación para recordar a CiU que cuando los nacionalistas catalanes gobernaron con el PP en la Generalitat, su formación fue leal y mantuvo la palabra dada. Pactamos el 90 por ciento de las leyes con ellos y, por lo tanto, la capacidad de entendimiento programático con CiU es bastante amplia Sin complejos La nota más destacada de la jornada de ayer en el Congreso fue comprobar cómo se llevaba a efecto la decisión anunciada la víspera por el líder de CiU, Artur Más, de romper relaciones con el PSOE en la Cámara Baja. La reacción de los nacionalistas catalanes fue contundente: comenzaron a pasar factura al PSOE y se negaron a apoyarle en los dos únicos proyectos de ley que se debatieron ayer en el Parlamento, en concreto el de sociedades profesionales y el que hace referencia a la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas (ambos tramitados en la Comisión de Justicia del Congreso, reunida con capacidad legislativa plena) Además, CiU afrontó las primeras votaciones de los Presu- Duran puntualiza que, pese a romper con el PSOE, los nacionalistas no irán ahora de la mano del PP nuestro compromiso electoral, no nos entrará complejo alguno en el momento en que podamos coincidir con el PP o con el PSOE En este contexto, lo que más sorprendió fue unas declaraciones del portavoz socialista en el Congreso, Diego López Garrido, con las que vino a decir que, pese al tripartito, el PSOE mantendrá las buenas relaciones con CiU. En su opinión, el resultado de las elecciones en Cataluña no tiene por qué afectar a la colaboración que los socialistas y los nacionalistas catalanes mantienen en la Cámara Baja y que se ha traducido en acuerdos importantes, como la reforma fiscal o la ley orgánica de Educación. La respuesta del PSOE No entendemos que esa relación tenga por qué variar- -insistió- Nuestra actitud es de absoluta colaboración y diálogo con CiU y no comprendemos que deba interrumpirse ese diálogo porque haya un nuevo Gobierno en Cataluña De hecho, López Garrido cree que PSOE y CiU pueden pactar cosas importantes en el debate de los Presupuestos Generales del Estado. El portavoz de los socialistas en el Congreso también se mostró convencido de que el nuevo tripartito catalán y el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero mantendrán una relación de estrecha colaboración puestos Generales apoyando sólo sus propias enmiendas y formalizó la decisión adoptada a última hora de enmendar a la totalidad la ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, pidiendo la devolución al Gobierno del proyecto. Pese a todo, Duran Lleida quiso puntualizar que CiU no irá ahora de la mano del PP Votaremos- -apuntó el portavoz nacionalista- -lo que nos convenga. Si es en servicio de