Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 MARTES 7- -11- -2006 ABC DEPORTES www. abc. es deportes Paquito alcanza la categoría de mito Falleció ayer a los 56 años de un cáncer linfático, en su domicilio y rodeado de su familia MANUEL FRÍAS CERCEDILLA (MADRID) Luchó, como cuando se deslizaba por la nieve, hasta el último aliento. Hasta la última línea, la de meta. Francisco Fernández Ochoa- -Paquito para todos y para siempre- -falleció ayer. No por esperado el luctuosos suceso dejó de causar conmoción en todos los ámbitos de la sociedad española. Para el deporte se fue el único campeón olímpico de invierno que ha tenido en su historia. El resto de la sociedad pierde a una persona vitalista, luchadora y a la que nunca le abandonó la sonrisa ante la adversidad, por muy dura que fuese. Un ejemplo destacado por todos. Y su entorno se ha quedado sin un gran amigo. La amistad sin contraprestación que siempre ofreció Paquito ha sido la cualidad que más destacaron todos aquellos que se acercaron ayer a la capilla ardiente a darle el último adiós. Él mismo se definió como un luchador durante el homenaje que le fue tributado en su pueblo natal, Cercedilla, el pasado día 28 y que estuvo presidido por las Infantas Elena y Cristina. Ni siquiera el cáncer linfático que le fue diagnosticado hace ahora casi un año le hizo doblar la rodilla. Siempre al frente, en busca de la meta. Sus palabras de aquél día- he corrido muchas carreras, unas las he ganado y otras las he perdido, pero siempre me empleé a tope, a fondo, como lo estoy haciendo ahora -aún resuenan en el corazón de sus allegados. Ayer, a las siete de una mañana fría y gris, falleció en su casa, rodeado de los suyos, como siempre ha vivido y como eligió morir. Porque Paquito sabía que la lucha que mantenía contra el cáncer estaba llegando al final. Por eso quiso estar en estos últimos instantes rodeado de su su familia, amigos y vecinos. Tenía 56 años. La corona de Sus Majestades los Reyes destaca entre las muchas que fueron enviadas al domicilio del campeón español que recibirá sepultura en el cementerio de la localidad. La noticia de su fallecimiento causó una gran conmoción en Cercedilla, donde Paquito y su familia son muy apreciados por todos. Santiago Mora, un vecino, decía con lágrimas en los ojos: Era un buen chaval, un buen hombre, una buena persona, un buen deportista y un buen todo Conforme las primeras luces del día se abrían paso en el cielo, la estatua de Paquito, inaugurada en su homenaje, se iba colmando de flores que de forma espontánea colocaban sus vecinos, muchos de ellos con lágrimas en los ojos. Su casa fue un continuo peregrinaje de amigos, mientras su perro Jazz un labrador negro, subía y bajaba por la calle recibiendo a todos los que se acercaban al hogar. El alcalde de Cercedilla, Eugenio Romero, acompañado por miembros del consistorio, fue de los primeros en llegar. El edil se dio cuenta del mal estado del camino que conducía a la casa y poco después apareció una máquina para alisar la carretera- -estropeada por las últimas lluvias- -en previsión del gran número de amigos que se esperaban. Y llegaron. EFE Visita del Príncipe La Familia Real estuvo en todo momento con la familia Fernández Ochoa. Por la mañana llegaron al domicilio del esquiador telegramas de condolencia de los Reyes, los Príncipes de Asturias y los Duques de Lugo y de Palma. La Reina Flores en su estatua Por expreso deseo de la familia, la capilla ardiente quedó instalada en el domicilio conyugal, que estuvo abierto durante toda la jornada para todo aquel que quiso darle su último adiós. Allí permanecerá el cuerpo de Paquito hasta el funeral, que se celebrará hoy a las 12.00 en la iglesia parroquial de San Sebastián, tras el Su viuda destaca que ha podido disfrutar de todo La viuda de Francisco Fernández Ochoa, María Jesús Vargas, se congratuló de que, pese a los malos momentos que han vivido en este último año, ha podido disfrutar de todo en esta vida, aunque de su nieto ha disfrutado poco Acompañada por su cuñada, Blanca, María Jesús agradeció públicamente ante la prensa que estaba congregada delante de su casa las muestras de cariño que estaba recibiendo tanto por parte de las autoridades políticas y deporti- vas como de los aficionados y vecinos de Cercedilla. Quiero agradeceros que estéis aquí. Me cuesta mucho hablar, pero os lo agradezco. Paco ha muerto tranquilo, ha sido fácil dentro de lo difícil de la muerte. hemos estado todos con él María Jesús Vargas destacó la gran alegría que supuso para Paquito el homenaje del día 28. No pensábamos que iba a ser capaz de llegar, pero llegó y terminó muy cansado, pero contento En la misma línea se expresó uno de sus hermanos, Juan Manuel, quien manifestó que en los últimos días sólo vivía para el homenaje. Afortunadamente pudo llegar y se fue contento habló por teléfono después con María Jesús Vargas, la esposa de Paquito, para expresarle personalmente el pésame por la muerte de su esposo. Y por la tarde, a las 17.20, el propio Príncipe de Asturias se desplazó a Cercedilla para visitar la capilla ardiente de Paquito y presentó sus condolencias a la viuda y a todos los familiares presentes. Posteriormente dijo del finado que fue una gran figura, un gran amigo y un ejemplo para todos Según varios testimonios, Paquito había pasado las dos últimas semanas feliz, conmovido y agradecido por el homenaje que le tributaron el pasado día 28 sus vecinos, un acto en el que gastó bastantes de las últimas fuerzas físicas que le quedaban. Los organizadores de este homenaje recordaban ayer la ilusión que el campeón olímpico tenía por ese homenaje, lo que le hizo esperar con ilusión el día. Pero después, en esta última semana, su vida se fue apagando hasta el pasado domingo, en el que pasó todo la jornada dormido, sin que despertara nunca más.