Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 7 s 11 s 2006 CULTURAyESPECTÁCULOS 89 A 20 años de la revisión alemana Después de las confesiones de Grass, el filósofo Jurgen Habermas revive la célebre controversia histórica alemana sobre la paternidad nazi al forzar la corrección de una línea en las memorias del historiador Joachim Fest POR RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. Cuando se cumplen 20 años de una polémica entre historiadores que intentó sentar el lugar del holocausto en la identidad alemana, entre el archipiélago Gulag y Auschwitz, entre la patria y la constitución, sus flecos todavía alcanzan a dos de sus protagonistas, un premiado filósofo de la Escuela de Fráncfort y el historiador de Hitler recientemente fallecido. Jürgen Habermas ha logrado que un juez suprima de las memorias póstumas de Joachim Fest una frase que cree referida a él y al viejo rumor de que se hubiera comido en su momento una declaración de lealtad al régimen nacional- socialista, procedente de su ingreso en las Juventudes Hitlerianas. La autobiografía de juventud de Fest, Yo no no ha sido retirada pero nuevas reediciones suprimirán un pasaje que contiene la expresión la eliminación de lo siniestro -título que utilizó Habermas en su réplica a la polémica en los años 80- -y referido en el libro de Fest a un filósofo alemán de renombre que borraría sus huellas juveniles nazis. Para el abogado de Habermas, un pasaje calumnioso para su cliente. El recurrente rumor sobre Habermas, del que nunca ha habido prueba, surgió como descalificación del portavoz del ala izquierda de los historiadores en la disputa de 1986, en la que Joachim Fest repartía animosamente cartas para el debate desde su atalaya del Frankfurter Allgemeine Zeitung Rafael Seligmann vio falta de honestidad intelectual en que una y otra parte, por altas que fueran, sólo seleccionaban los argumentos que les servían a su justificación El director comercial de Rowohlt insistió ayer en que no hay nada de Habermas en el libro de Fest, se trata tan sólo de una anécdota más en la superación del pasado La editorial recurrirá el acta en defensa de una formulación neutral y un autor que ya no puede defenderse Entre 1986 y 1987 la élite alemana vivió sumida en un debate de artículos, manifiestos, entrevistas televisivas y abundantes réplicas, que sin embargo pasó en gran medida por encima de las cabezas de la mayoría. La célebre Historikerstreit fue una polémica intelectual sobre el modo en que el holocausto debería ser interpretado históricamente, pero también política al estar originada en el modo en que el nuevo alemán debería contemplar y o construir su identidad. Entonces le valió a Fest la crítica de haber abierto el reputado folletón cultural al revisionismo de buscar explicaciones historicistas y evolucionistas al nazismo, según rebatió Habermas en Die Zeit Fest apuntó en su momento que, volver sobre la historia, suele ser visto como investigación si lo hace la izquierda, pero como revisionismo si lo hace la derecha. El historiador de Hitler, que en Yo no argumenta la ejemplar resistencia de su familia frente al nacionalsocialismo, nuncainterpretóencambioelcrimen nazi como secuela forzada por el vecino leninismo; tan poco inevitable consideró tal deriva quesu autobiografíadefiendejusto a la persona culta y moral como dueña de sus actos, en contraste con el argumento reciente de Günter Grass de que en realidad todos pecamos de nazis. Auschwitz y el gulag Dogma alemán es no buscar explicación al holocausto. Ernst Nolte y otros- -la banda de los cuatro que llamó el Nobel Elie Wiesel- -intentaron ver una paternidad en soluciones orientales como el exterminio armenio, el archipiélago gulag o la gran hambre ucraniana. El objetivo de desconectar Auschwitz de la nueva identidad alemana pareció interesado y creó, en Habermas, la expresión patriotismo constitucional como el único soñable. Hoy es asumido el holocausto como único y no comparable, ni como técnica mejorada, a los exterminios comunistas; que la guerra fue geopolíticamente fatal pero no inevitable y que orgullo alemán sólo puede ser, con Goethe, su democracia. Habermas MARIO ROJAS Detenida una organización que comercializaba CDs y DVDs falsos como legales ABC MADRID. La Guardia Civil ha detenido, en el marco de la operación Cancionero a diez personas que integraban una organización dedicada a la piratería a gran escala de CDs, DVDs y MCs de música y que venía operando en nuestro país desde hacia años, informa Ep. Las investigaciones fueron iniciadas el pasado mes de abril por componentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo, quienes detectaron la comercialización de álbumes musicales en distintos formatos, que se distribuían a un precio similar al de mercado. Las copias se realizaban en soportes vírgenes, pero eran de tan buena calidad que fue precisa la ayuda de peritos de Promusicae- Agedi para comprobar su ilegalidad, no sólo por el contenido de las grabaciones musicales, en algunos casos realizadas con recopilaciones de artistas y grupos, sino por sus características externas. En las instalaciones registradas se intervino más de un centenar de equipos de duplicación, dos equipos de serigrafiado digital, más de 100. 000 unidades de CDs, DVDs y MCs, 60. 000 carátulas y etiquetas, maquinaria de impresión, estuchado y retractilado de última generación, lo que ha supuesto que la Guardia Civil haya necesitado tres camiones para transportar la mercancía intervenida.