Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 7 s 11 s 2006 CULTURAyESPECTÁCULOS 87 A toda máquina El nuevo disco de Alejandro Sanz ha sido producido por Lulo Pérez, quien ya lo hiciera en No es lo mismo pero la grabación ha tenido ciertas particularidades, como la de que no hubiese ninguna letra escrita sobre el papel, sino que se fueron improvisando a media que surgía la canción, un método con el que he intentado no convertirme en un rehén de la semántica y poder ofrecer así una mayor autenticidad Gonçalo Tavares funda un Chiado literario habitado por grandes escritores A. ASTORGA MADRID. Físico epistemológico, el escritor portugués Gonçalo M. Tavares entiende la literatura como la línea recta entre dos parrafos. Siempre busca el hueso Si puedo emplear siete palabras en vez de diez, mejor Tavares ha fundado un barrio, un maravilloso Chiado literario- -que jamás arderá- -donde compran el pan y se toman el aperitivo en la baiúca más próxima el señor Valéry (Paul) el señor Juarroz (Roberto) el señor Walser (Robert) Son tipos tiernos, sensibles, irónicos. Tavares les hace vivir historias lúdicas y filosóficas, una suerte de greguerías ramonianas en el extremo de la lógica absurda que impactan por su contundencia: El señor Valéry no era guapo. Pero tampoco feo. Mucho tiempo atrás, había decidido cambiar los espejos por cuadros de paisajes. Así pues, desconocía su aspecto actual. El señor Valéry decía: Es mejor así. Si me viera guapo me asaltaría el temor a peder mi belleza, y si me viera feo detestaría las cosas bellas. De esta manera ni temo ni odio Con El señor Valéry y Un hombre: Klaus Klump (Mondadori) Gonçalo M. Tavares entra por la puerta grande en la España literaria: El señor Juarroz- -delinea- -a veces se pone una venda en los ojos para no distraerse con las formas y colores de las cosas. Cuando las cosas, además de existir, también hacían ruidos, el señor Juarroz, para reforzar la venda, se ponía algodón en los oídos. Pero algunas cosas, debido a sus fuertes olores, insistían en meterse en la nariz del señor Juarroz, lo que le llevaba a veces a ponerse tapones Una ensaimada y una tortilla de camarones son algunos de los regalos recibidos en la presentación del disco Alejandro Sanz, ayer en Madrid ERNESTO AGUDO Alejandro Sanz: No puedo cantar si no suena a mi tierra Casi tres años después de la publicación de No es lo mismo el cantante edita hoy El tren de los momentos su séptimo álbum, tan magno como siempre MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Aunque no sea lo mismo, con él siempre es igual: todo a lo grande. Después de vender veintiún millones de copias de sus discos, después de dieciséis grammys y otra ristra de galardones a ambos lados del Atlántico, Alejandro Sanz publica hoy mismo su séptimo álbum, El tren de los momentos un convoy con el que ha tenido el detalle de presentarlo en la capital de su país, algo de apreciar en alguien que se pasa media vida (y casi la otra media) allá lejos, en Miami. Diez son las canciones que componen un disco pergeñado en el estudio de su propia casa de Florida, un estudio que ha tenido sus puertas abiertas a la compañía y la colaboración de Shakira y Juanes, entre otros. Según explicó ayer el cantante y compositor en un abarrotado Círculo de Bellas Artes (con decoración a la neoyorquina, eso sí) este álbum le ha supuesto una especie de catarsis liberadora, porque en él he sacado todo lo que tenía dentro catarsis elaborada a partir de los ingredientes ya habituales en el artista como el hip- hop, el flamenquito, la balada y el pop. Eso sí, a su manera, como Sinatra. Algo nerviosete y bastante más aseadito (chaqueta, chaleco y pantalón negros, camisa blanca) que en la presentación de No es lo mismo Sanz esquivó cortés y educadamente todas las preguntas más o menos íntimas y personales y tuvo la paciencia de recoger los regalos que se le hacían, desde una ensaimada o una tortilla de camarones, hasta un paquete de sobrasada o una invitación para hartarse de fideuá en Cullera, o una piedra volcánica de la isla canaria de La Palma, pasando por un extraño presente: hacerle una carrera en la media a una entusiasmada admiradora. Aunque de vez en cuando un deje medio cubano (latino fashion) asome en algunas de sus frases y hasta pronuncie un carro en lugar de coche, Sanz está absolutamente convencido de que no puede hacer ni cantar nada que no suene a mi tierra y también cree que aún queda mucho del Alejandro de siempre, aunque lo diga medio en broma: Mi madre me sigue preguntando si me he lavado las manos antes de comer Así pues, prepárense, señoras y señores, que a partir de hoy mismo Alejandro El Magno Sanz se convierte en el maquinista de El tren de los momentos un tren con parada en (casi) todas las estaciones, ya lo verán. Madredeus no se separa: Nos tomamos un año sabático para reorganizarnos S. GAVIÑA MADRID. El grupo Madredeus confirmó ayer su intención de tomarse un año sabático, después de ofrecer un último concierto el próximo mes en Tokio. Desmentía así la información que circulaba sobre una posible separación después de más de dos décadas de exitosa actividad. El guitarrista del grupo, Pedro Ayres Magalhes, explicó ayer en rueda de prensa en el Teatro Albéniz, donde pondrán hoy el broche final a la IV Mostra Portuguesa, que este descanso no es algo nuevo en su trayectoria: Ya hemos realizado otros dos en ocasiones anteriores. Uno, en 1996, y otro en 1999, con motivo del embarazo de Teresa Salgueiro su vocalista. El motivo de este nuevo respiro es, según Ayres Magalhes, para reorganizarnos. Después de seis años de giras tenemos que adaptarnos al actual sistema de divulgación de la música contemporánea El grupo quiere encontrar una fórmula que no les obligue a desplazarse a setenta ciudades cada año, lo que supone un gran esfuerzo físico y que les permita difundir mejor su música y preservar tambien sus derechos de autor. Queremos divulgar nuestros conciertos con más ambición dándoles también más valor Durante este paréntesis, cada uno de los componentes del grupo continuará con las actividades que individualmente desarrolla en el mundo de la música. Sus últimas actuaciones en nuestro país, antes de su tomarse este año sábatico, tendrán como escenario Madrid, donde actúan hoy, y Barcelona (mañana) En ambos conciertos el grupo presentará su quinto y último espectáculo, Un amor infinito creado en 2004: Es una metáfora musical de nuestra vida como músicos, en el que se muestra la versatilidad de un grupo que canta y compone Un amor infinito con el que pretenden animar a los jóvenes a dedicarse a la música de manera profesional- si eres original y creativo es más fácil que la gente te siga; nosotros hemos estado en 40 países incluye temas que van del folk a la música de cámara. Alberto Barrera, premio Herralde por la novela La enfermedad D. MORÁN BARCELONA. El escritor venezolano Alberto Barrera ganó ayer por unanimidad la 24 edición del premio Herralde de Novela, dotado con 18.000 euros, por La enfermedad mientras que la finalista fue la cubana Teresa Dovalpage, por Muerte de un murciano en La Habana El jurado estuvo formado por Salvador Clotas, Juan Cueto, Esther Tusquets, Enrique Vila- Matas y Jorge Herralde.