Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 7- -11- -2006 El mediador de los ex alcaldes socialistas en Andorra fue el adjudicatario de limpieza 11 Una denuncia carente de credibilidad y con muchos datos falsos ABC MADRID. El informe de la Unidad Central de Inteligencia de la Comisaría General de Información sobre la denuncia del preso común Pedro Tomás Fernández, quien aseguraba tener datos sobre la vinculación de ETA con los atentados del 11- M, concluye que los hechos relatados por el interno son en su mayoría falsos o carentes de credibilidad y que su actuación obedecería a su interés por obtener beneficios penitenciarios o a alguna otra razón desconocida Esta es la principal conclusión del documento, de 19 páginas, que la Fiscalía aporta como anexo a su escrito de acusación del 11- M. El origen de este informe es la carta enviada en febrero de 2005 por Pedro Tomás Fernández, interno en la cárcel de Soto del Real (Madrid) al fiscal de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo. En ella, decía que disponía de datos de interés para las investigaciones de la matanza de Madrid, manifestando que pudo oír en alguna de las conversaciones (en prisión) entre miembros de ETA la relación entre la organización terrorista y los atentados de los trenes. Además, aseguraba que la Coordinadora de Presos de la Universidad del País Vasco le sugirió que pusiera en contacto por carta a un etarra con una persona del exterior, también del entorno terrorista, que, supuestamente, quería comprar 150 kilos de explosivos a Antonio Toro. LOS PROCESADOS DEL 11- M 1 2 3 4 191 Asesinatos terroristas 1.824 delitos de asesinato terrorista 4 delitos de estragos terroristas Integración en organización terrorista 5 6 7 8 Colaboración con organización terrorista Asociación ilícita Tenencia y transporte de sustancia explosivas Tráfico ilícito de estupefacientes 9 10 11 12 Falsificación documento oficial Falsificación placas matrícula Robo de uso de vehículo de motor Conspiración para el asesinato terrorista Dirigente En grado de cooperador necesario Dirigente Delito del que se le acusa Una pieza separada para todas las denuncias El sumario del 11- M tiene una pieza separada en la que la fiscal Olga Sánchez y el juez Juan del Olmo han ido incorporando todas las denuncias, cartas y datos que los ciudadanos les han enviado en relación con los atentados de Madrid. Según aseguran fuentes fiscales consultadas por este periódico, sobre cada una de estas aportaciones se solicitó de la Comisaría General de Información un informe para determinar su veracidad y, en su caso, su utilidad para la investigación del 11- M. De esta forma, en el sumario 20 2004 del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional ha quedado constancia de todas y cada una de las diligencias practicadas sobre los atentados, tanto si su resultado final fue positivo como si fue indiferente para la investigación. Las fuentes citadas aseguran que esa es la práctica habitual. Compra de explosivos En el interrogatorio al que fue sometido por Fungairiño y Gordillo, sin que ni el instructor ni la fiscal del caso lo supieran, el interno aportó los nombres de personas que según él podían estar vinculadas a la banda y al supuesto intento de los etarras de comprar explosivos. Esos hechos se habrían cometido en febrero de 2002. Otra de las revelaciones del recluso era que un etarra le comentó que Allekema Lamari- -uno de los suicidas de Leganés- -y su compañero del GIA Abdelkrim Bensmail habían viajado a Francia antes del 11- M, lo que él relacionó con posibles contactos entre los islamistas y ETA. Los agentes, en su informe, hacen un análisis de todas las personas que según Fernández estarían involucradas en esa compra de explosivos por parte de ETA a Toro. Entre ellas, el interno explica que un tal Jairo Salcedo, delincuente colombiano, había puesto en conocimiento de Pedro Celarain Oyarzábal, un etarra expulsado por México en 1998 y en la actualidad interno de la cárcel de Alicante, que Antonio Toro tenía explosivos para vender a la banda a través de un tercer individuo. La función del denunciante era la de poner en contacto epistolar a Celarain con esa tercera persona que estaba fuera de prisión. Pues bien, la Policía concluye que este último individuo, perfectamente identificado, carece de antecedentes y no se le conoce relación con ETA ni su entorno. Además, el recluso colombiano citado nunca coincidió con Antonio Toro en la prisión de Villabona, ni se le conoce relación con Celarain, por lo que son inciertos los hechos que relata el denunciante. Por si fuera poco, los procedimientos de ETA para abastacerse de material explosivo difieren enormemente de lo explicado por el interno, según los investigadores. En cuanto al supuesto viaje de Bensmail y Lamari a Fran- cia, el informe destaca que en el caso del primero es imposible que se produjera, ya que en esas fechas estaba en prisión. En cuanto a Lamari, asegura la Policía que no existe ni un solo dato que confirme que estuvo en el país vecino antes de la matanza de los trenes. Hiriart La Policía cree que el preso intentó vincular a los etarras y a los islamistas para obtener beneficios penitenciarios o por alguna otra razón desconocida La Comisaría General de Información desmonta todo el relato del interno Es llamativo que el interno hiciera referencia a un tal Hiriart precisamente uno de los nombres utilizados por el jefe etarra Mikel Antza, detenido octubre de 2004. Sólo unos meses después, y cuando ya esta información había sido publicada por los medios de comunicación, el recluso hace referencia a este asunto. Además de este documento inédito para el juez Del Olmo, la Fiscalía dedica un apartado de su escrito a las investigaciones practicadas sobre la posible autoría de ETA en los atentados. Todas ellas concluyen que no existe ningún tipo de vinculación entre unos y otros terroristas. Las investigaciones de la Comisaría General de Información de la Policía en 2004, de la Unidad Central de Inteligencia de la Policía y del Servicio de Información de la Guardia Civil en 2006 llegaron a esa conclusión tras estudiar incluso una hipotética relación en campos de entrenamiento o adiestramiento, redes de financiación o aprovisionamiento de material. La Fiscalía también recoge que en poder de uno de los imputados en la operación Nova se encontraron las direcciones de varios presos de ETA. Sin embargo se ha comprobado que no ha existido correspondencia entre ambos grupos. Por otra parte, tanto la Dirección General de la Policía como el Servicio de Información de la Guardia Civil y la Ertzaintza informaron de que no hay constancia de la utilización de Goma 2 por parte de ETA en los últimos diez años. ABC 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 Procesados Jamal Zougam José Emilio Suárez Trashorras Rafa Zouhier Basel Ghalyoun Hamid Ahmidan Mouhannad Almallah Antonio Toro Castro Othman El Gnaoui Rachid Aglif Abdelilah El Fadual El Akil Fouad El Morabit Mohamed Bouharrat Saed El Harrak Emilio Llano Raúl González Peláez Iván Granados Javier González Sergio Álvarez Antonio Iván Reis Mamoud Slimane Aoun Nasreddine Bousbaa Rabei Osman El Egipcio Hassan El Haski Mohamed Moussaten Brahim Moussaten Y oussef Belhadj Abdelmajid Bouchar Mohamed Larbi Ben Sellam Carmen Toro Castro TOTAL 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 fiscal Petición 38.654 38.670 20 38.654 23 12 23 24 12 12 12 12 12 5 8 8 8 8 8 13 11 38.656 38.656 8 8 38.656 38.654 27 4 270.878