Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 DEPORTES Primera división s Novena jornada LUNES 6 s 11 s 2006 ABC Ronaldo no levanta a un muerto Ni con el brasileño, el menos malo, el tóxico juego del Real Madrid da para ganar a un Celta con suerte Real Madrid Celta 1 2 menesteres extra- futbolísticos que se pueden agravar en los próximos días, incluidas las batallas dialécticas entre técnico y jugadores en los medios de comunicación. A día de hoy lo que verdaderamente preocupa al madridismo es la cogorza futbolística que tiene su equipo. Ahí abajo, en el terreno de juego, la mediocridad se ha adueñado de la situación y ya han pasado los cincuenta días de favor pedidos por Capello y los suficientes partidos como para darse cuenta de que este equipo no sólo no es fiable, sino que está a merced de cualquiera. Y lo que es peor, está a merced de sí mismo. Su fútbol está tan viciado que se muerde y se envenena. Ayer, un Celta timorato, medroso, lento, inocentón, que nada tenía que ver, por ejemplo, con el de la temporada pasada, le dio a probar su propia medicina y cayó fulminado de mala manera. Eso es lo preocupante. Que ayer por el Bernabéu pasó un equipo menor que remató cinco veces a puerta, marcó dos goles, estrelló otro remate en el larguero y se llevó los tres puntos. Y lo que agrava aún más el estado del enfermo es que Capello probó todas las medicinas que se venden en las farmacias. Como adelantó ABC el viernes, desempolvó una vitamina llamada Ronaldo y aunque no le fue mal, porque mientras duró su efecto el equipo mantuvo el pulso, no le bastó para terminar el partido en pie. Tampoco le valió todo lo que intentó después. Y ahí es donde la convulsión quedó al descubierto. Le hacen un primer gol de un saque de esquina a favor donde el jugador que tiene que cerrar, Emerson, falla lastimosamente. Diez minutos después empata el propio Emerson en otro córner que saca Raúl- -no es el encargado de lanzarlos- -y en el que ya no cierra el brasileño, Así jugó el Real Madrid Casillas: bien. Sergio Ramos: bien. Cannavaro: bien. Helguera: bien. Roberto Carlos: regular. Diarra: mal. Emerson: mal. Raúl: mal. Guti: mal. Robinho: mal. Ronaldo: bien. Reyes: mal. Van Nistelrooy: mal. Beckham: mal. El técnico: Fabio Capello: regular. Más que nunca el italiano intentó encontrar soluciones incluso rectificando sus principios más sólido. Pero todo le salió mal. Lo mejor: los veinte primeros minutos de la segunda parte, agresivos y dinámicos. Lo peor: el defecto de siempre, la falta de creación en el medio campo. Así jugó el Celta Pinto: bien. Ángel: notable. Contreras: bien. Lequi: muy bien. Placente: notable. Iriney: bien. Oubiña: regular. Núñez: regular. Canobbio: bien. Nené: bien. Baiano: bien. Jorge: notable. J. Aspas: regular. Tamas: sin calificar. El técnico: Fernando Vázquez: regular. La actitud timorata y defensiva de su equipo por más que él desde la banda les pidiera salir con gestos, no es un buen jemplo aunque ganara el partido. Lo mejor: su efectividad en ataque y su buena puntería. Lo peor: su falta de ambición a pesar de que el Madrid no jugaba. Real Madrid (1- 4- 2- 3- 1) Casillas; Sergio Ramos, Helguera, Cannavaro, Roberto Carlos; Diarra (Reyes, m. 46) Emerson; Raúl, Guti, Robinho (Van Nistelrooy, m. 46) y Ronaldo (Beckham. m. 65) Celta (1- 4- 2- 3- 1) Pinto; Ángel, Contreras, Lequi, Placente; Oubiña, Iriney; Núñez (Tamas, m. 90) Canobbio (Jorge, m. 75) Nené (J. Aspas, m. 80) y Baiano. Árbitro: Pérez Lasa. Amarilla a Diarra, Guti, Reyes, Oubiña y Nené. Goles: 0- 1- m. 36. Nené. 1- 1: m. 41: Emerson. 1- 2. m. 82: Jorge. ENRIQUE ORTEGO MADRID. Todo en el Real Madrid es convulso, agitado, crispado, excitado y alterado. Menos graves, momentáneamente, se antojan los líos de juzgados, recuento de votos y otros sino Diarra. Todo esto ocurre cuando Reyes, Van Nistelrooy y Beckham ya están calentando en la banda como advertencia clara a los que están jugando de que en el descanso habrá purga. Y la hubo. El único que había hecho algún mérito para seguir había sido Ronaldo- -dos remates a puerta y bue- nos movimientos de desmarque- pero como era imposible cambiar al resto se quedaron en el banquillo los dos peores, Robinho y Diarra, desorientados ambos. Avalancha total. Más excitación. Capello apuesta por el doble nueve que había probado en los entrenamientos. Guti pasa al medio