Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6- -11- -2006 Un diccionario rescata el castellano rural en la narrativa de Miguel Delibes 77 El secreto de la vida En 1967, se retiró durante ocho años: La gente me pregunta si me aburro. No. Los chicos crecen solos, pero necesitan que se les dé amor. No pueden hacerlo por sí mismos Para ayudar a Unicef no quería cenas de gala, vestida por su gran amigo Givenchy, para obtener donaciones de multimillonarios. Prefería leer un texto de El diario de Anna Frank con música de M. T. Thomas. De Audrey podría decirse lo que ella dijo de su jardín: Es imposible, es maravilloso que sea tan exquisito Su lema fue: Dar es vivir. Cuando se deja de dar no hay nada por lo que vivir Ya muy enferma, si recobraba la conciencia, repetía: Me esperan los amish, los ángeles labrando los campos las súplicas de Hollywood para aumentar sus medidas. ¡Eran los tiempos de Marilyn Monroe y Liz Taylor! Un gran éxito de la joven actriz tuvo como escenario el año 1952 Gigí La forma en que llegó a interpretar el personaje resulta curiosa. En 1951, Hepburn estaba en la Costa Azul trabajando en Americanos en Montecarlo Colette, 78 años, la autora de la obra, regresaba de la playa acompañada por su marido, cuando vio a la actriz. Aquel mismo día la invitaron a comer. Cuando llevaba más de 200 representaciones, llegó la película con la que encandiló para siempre al público: Vacaciones en Roma Para entonces tenía una propuesta de matrimonio por parte del multimillonario James Mason, pero ella retrasaba la boda por motivos de trabajo, hasta que se hartó y rompió con él. Con respecto al filme, dijo: No sabía qué se esperaba de mí Pero ganó un Oscar. El resto es conocido. La niña que nació en Bélgica en mayo de 1929 como Audrey Kathleen Ruston, pasó a llamarse por decisión propia Audrey Hepburn, apellido de una antepasada de su padre. La princesa que en la ya citada película ganó 7.000 dólares, acabó ganando un millón de dólares. Triunfos, Unicef y despedida Guerra y paz Una cara con ángel Historia de una monja -la vida de la hermana Lucas la marcó indeleblemente, aunque no practicó ninguna religión- Los que no perdonan Desayuno con diamantes Charada y tantas otras, marcaron su destino de actriz. Donald Spoto afirma que su papel en Historia de una monja es una de las mejores de la historia del cine. Su rechazo a la violencia era tal que no firmó un contrato con Hitchcock. Cuen- ta Spoto que siempre estaba hambrienta de algo más, un signo de la devaluada espiritualidad Lo encontró en Unicef. Había cumplido los sesenta cuando viajó llevada por su amor a la infancia a Vietnam, Bangladesh, Centroamérica, Sudán, Somalia, Etiopía... Confesaba que quería ver lo peor de lo peor, y lo vio, en ocasiones, acompañada por Rob Wolders, su último compañero. En el terreno de los afectos siempre dijo que necesitaba recibir amor junto a la desesperada necesidad de darlo: No creo en la culpa colectiva, pero sí en la responsabilidad colectiva El cáncer apareció cuando estaba en Estados Unidos. Su gran amigo Givenchy contrató un avión para que regresara a Suiza. Murió el 20 de enero de 1993. Era una estrella que no veía su propia luz dijo Sean. Permanece no sólo en sus películas, sino en su ejemplo. Alejandra Vallejo- Nágera sienta en el diván a los Locos de la Historia M. DE LA FUENTE MADRID. Tal vez no todos fueron de atar, pero que la Historia está llena de locos no deja lugar a ninguna duda. A un buen puñado de ellos los ha sentado la psicóloga y escritora Alejandra Vallejo- Nágera en el diván literario de su último libro, Locos de la Historia y también viene hoy a presentarlos en la conferencia que, patrocinada por la Fundación Vocento, pronunciará en el Aula de Cultura de ABC, en el Centro Cultural del Círculo de Lectores (O Donnell, 10, a las 20.00 h. bajo el título Locos de la Historia. Reyes con la mente trastornada La lista de pacientes elegidos ha seguido un criterio absolutamente personal de la autora: Por distintas razones, todos ellos han despertado en mí curiosidad, admiración, horror o ternura. He disfrutado mucho entrometiéndome en sus secretos y vivencias, en su modo de sentir y de pensar En su contundente repaso a estos reyes con la mente trastornada Alejandra Vallejo- Nágera ha sacado conclusiones tan sencillas como contundentes: No hay que olvidar que a menudo la historia la escriben los enemigos. Hay casos flagrantes, como el de Isabel de Farnesio, la esposa de Felipe V que tuvo que sobrevivir marginada y desvalida en la Corte cuando lo único que hizo a lo largo de su vida fue proteger a su familia, a los suyos Otro de los casos más tristes a los que hoy prestará atención Vallejo- Nágera es el de Carlota de México, esposa de Maximiliano, hermano menor del emperador austriaco Francisco José y, por tanto, cuñada de Sissí. El caso de Carlota- -explica la escritora- -es el típico de una persona a la que volvieron loca las circunstancias a las que se tuvo que enfrentar, una mujer qu e enloqueció debido a la adversidad tan intensa y en tan corto espacio de tiempo que tuvo que soportar, como el fusilamiento de su marido A nadie se le escapa que muchas de estas enfermedades mentales tenían un origen común en muchas monarquías europeas. Desde luego- -prosigue Vallejo- Nágera- la endogamia tuvo una influencia terrible en estas patologías que a menudo son hereditarias El caso es que la pareja coqueteó con el nazismo, y de hecho llegaron a cenar con Hitler. En 1937, la baronesa rechazó sus ideas. Esta mujer era poco afectiva- -alguna vez, tras una actuación de Audrey en el teatro, le decía: cariño lo has hecho muy bien, sobre todo teniendo en cuenta que no vales para esto pero supo dar a su hija ciertos cánones para ir por la vida: Los demás van antes que uno mismo Concepto que Audrey consideró maravilloso Al margen de ello, para empezar, hizo que diera clases de ballet en Holanda y, luego, en Londres. Pero a sus maestras les pareció que era demasiado alta para la danza- -quizá provenga de ahí la frase materna- circunstancia que obligó a la incipiente bailarina a buscar trabajo en teatros londinenses y dar clases de arte dramático. Fue elegida, junto con otras 39 chicas, entre 3.000, para corista en High Button Shoes Audrey Hepburn, con Humphrey Bogart y William Holden en Sabrina ABC Atractivo innato Anthony Beauchamp, el gran fotógrafo para quienes posaron Vivien Leigh y Greta Garbo, se fijó en su belleza. Audrey fue, también, modelo. Tenía un atractivo innato que hizo decir a una bailarina escandinava: Yo tenía las tetas más grandes del escenario, ¡pero todos miraban a la chica que menos tenía! (Audrey nunca atendió Una colección de doce diamantes, con ABC Doce diamantes es el nombre de la colección de películas de Audrey Hepburn que ABC ofrece a sus lectores cada fin de semana desde el pasado 1 de octubre. La colección ha tenido un enorme éxito entre los lectores gracias a la cuidada selección de los títulos y a la calidad de las entregas, ya que cada película va acompañada de un libreto en el que se explican todos los pormenores que rodearon la realización del filme. Además, muchos de los títulos nunca había salido al mercado en formato DVD. La películas que han sido en- tregadas ya son Vacaciones en Roma Sabrina My Fair Lady Una cara con ángel La Calumnia y, el pasado fin de semana, apareció Los que no perdonan El 11 de noviembre llegará a los quioscos Desayuno con diamantes y, en los sucesivos, lo harán Sola en la oscuridad Guerra y paz Always Encuentro en París y cerrará la serie Dos en la carretera el 16 de diciembre.