Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 s 11 s 2006 Necrológicas AGENDA 57 Bernard Frank s Escritor Bernard Frank, champagne y libros Frank llegó a casarse y ser padre, con la elegancia del agnóstico en cuestiones familiares y la debilidad de los hombres justos JUAN PEDRO QUIÑONERO Bernard Frank ha muerto con la elegancia irónica del gran estilo: dialogando de política y mujeres, en un restaurante de la orilla derecha del Sena, bebiendo un vino de Burdeos, quizá un Chateau Giscours de Margaux, uno de sus preferidos. ¿Cuántos años hacía que Frank era el único escritor francés libre? Horroroso mal estudiante, hijo de una familia judía acomodada, expulsado de dos o tres institutos, sin oficio ni beneficio, nacido en Neuilly- sur- Seine (11 octubre 1929) Frank sedujo a Jean- Paul Sartre, enterrada la adolescencia a paso de carga. Apenas cumplidos los veinte años, era crítico literario en Les Temps Modernes la legendaria revista de la familia Sartre. Esa relación filial apenas duró un quinquenio, hasta que Sartre se enfadó con los horrores novelescos de su jovencísimo protegido, Las ratas (1953) Petulante, elegantísimo, vividor, sin domicilio fijo, Frank había tenido tiempo de seducir y enemistarse a cardenales y monaguillos del gotha existencialista, inventándose una generación de escritores, los Húsares (Roger Nimier, Michel Deon, Antoine Blondin, Jacques Laurent) jóvenes estetas conservadores que decían cosas horribles de Sartre y su banda. Frank lanzó la etiqueta de los Húsares con un artículo publicado el mes de diciembre de 1952, en Les Temps Modernes En verdad, el mismo Frank puede hoy considerarse miembro del mismo grupo, sencillamente hostil a la politización radical de la literatura. La literatura solo se debe al placer diría más tarde el joven escritor, con una finura de estilo perfectamente comparable a la elegancia de los libros serios de Jacques Laurent, un esteta de otro bando, no menos seducido por el champagne el lujo, los placeres, y las señoras. Rota su relación con Sartre y ABC los doctores de la iglesia laica de Les Temps Modernes Frank comenzó una larga y venturosa carrera de amistades licenciosas, libérrimas opiniones y críticas implacables. Esteta y hombre de mundo, nunca tuvo piso ni casa propia. Primero vivió en la casa de sucesivas novias. Antes de conocer a Françoise Sagan, la más íntima de sus amigas íntimas. Cuando los maridos de Sagan consideraron insoportable la presencia en su casa de un amigo sin otra profesión que la crí- tica literaria y las crónicas de sociedad, Frank encontró otro protector de peso: Claude Perdriel, propietario del semanario Le Nouvel Observateur Durante treinta o cuarenta años, Frank cambió veintitantas veces de domicilio de alquiler, publicó una docena de libros (novelas, ensayos, críticas) y se convirtió en el crítico más fino, impertinente y libre de su época. Los premios literarios le inspiraban risa, ironía y desprecio (callado, por buen gusto) Los talentos jaleados publicitariamente por sus colegas provocaban su elegante sorna. Las marrullerías del gremio editor le permitían denunciar con gracia mil y una bajezas venales. Sus colecciones de artículos son una historia íntima de la literatura francesa del siglo XX, con un panteón muy suyo: Proust, Berl, Drieu la Rochelle, Malraux, Sartre, Leautaud, Gide, Yourcenar. Y un interminable etcétera. Y afinaba con elegancia suprema degustando vinos a lo largo de interminables sobremesas nocturnas. Su último libro, Les rues de ma vie (2005) es una colección de ensayos publicados en una revista de urbanismo: una pequeña joya, un viaje interminable por las calles de París, deambulando tras las sombras de Sagan, de Modiano, de Blondin, de Morand, de Drieu, de Nimier, de Françoise Giroud, que también fue su amiga y poesía, como él, el talento de la frase justa. Frank llegó a casarse y ser padre, con la elegancia del agnóstico en cuestiones familiares y la debilidad de los hombres justos. Su esposa terminó siendo una amiga, junto a otras amigas, como Florence Malraux o Françoise Sagan. Todas sus mujeres hicieron algo más que amarlo. Lo cuidaron, le permitieron vivir libre, sin ataduras laborales, económicas ni confesionales, consagrado con devoción a la lectura, la digresión libresca, la degustación del vino y los placeres de la buena mesa. Esperando el fin con la elegancia de un dandi, disculpándose con tacto por abandonarnos demasiado pronto, para ser fiel, por aburrimiento, a una cita fatal. Leonard Schrader El estadounidense Leonard Schrader autor del texto del filme El beso de la mujer araña (1985) que fue dirigida por Héctor Babenco y nominada a varios Oscar, ha fallecido a los sesenta y dos años en el Centro Médico Cedars- Sinai, según informó su hermano Paul, escritor, a su vez, del guión de Taxi Driver uno de los títulos emblemáticos de la filmografía de Martín Scorsese. Se da la paradoja de que ambos hermanos nacieron en el seno de una familia de calvinistas holandeses que les prohibían ver películas. Al parecer Leonard Schrader llevaba varios años aquejado de varias enfermedades, según reveló su hermano. La adaptación de Schrader de una novela del argentino Manuel Puig se convirtió en la cinta El beso de la mujer araña uno de cuyos intérpretes, William Hurt, consiguió el Oscar al mejor actor en 1985. Leonard Schrader fue también el guionista de Mishima, una vida en cuatro capítulos (1985) y Blue Collar (1981) María del Carmen Gómez Arnau de Molina Doña María del Carmen Gómez Arnau de Molina, vicepresidenta de la Corte de Honor de Santa María la Real de la Almudena, ha fallecido en Madrid. Sus hijos reciben innumerables muestras de pesar. El funeral por su eterno descanso se oficiará el día 15 de noviembre, a las siete de la tarde, en la iglesia parroquial de San Juan Evangelista (Plaza de Venecia s n, Madrid) chuelo Prieto. Su esposa e hijos reciben incontables manifestaciones de pésame. El funeral por el eterno descanso de su alma se oficiará el día 16 de noviembre, a las siete de la tarde, en la iglesia parroquial de San José (calle Alcalá, 42) Madrid. recibe incontables testimonios de condolencia. Su funeral se oficiará el jueves día 16 de noviembre, a las ocho y media de la tarde, en la iglesia de San Fermín de los Navarros (Paseo de Eduardo Dato, 10) Madrid. ocho de la tarde, en la parroquia de San Isidro (calle Ferrocarril, 2, de Torrejón de Ardoz. Fernando Vaillant, marqués de Uztariz Ha fallecido en Valencia don Fernando Vaillant González, marqués de Uztariz. Su esposa doña Gema Hormaechea Arenaza, marquesa de Uztariz, recibe muchas muestras de condolencia. María Dolores Trueba de la Cantolla A los noventa y dos años ha muerto doña María Dolores Trueba de la Cantolla, viuda de don Ignacio Sáez de Ibarra y Sáez de Urabain. Sus hijos Ignacio, María Dolores, Rosa María, Francisco, Conchita y María Luisa reciben innumerables muestras de pesar. Ramón Fernández Vilaplana El que fuera alcalde de Torrejón de Ardoz de 1940 a 1971, don Ramón Fernández Vilaplana, ha fallecido a los noventa y siete años en esa localidad madrileña. Estaba en posesión de la Cruz de Oficial de la Orden del Mérito Civil, de la Encomienda de la Orden de Cisneros, y Cruz de primera clase del Mérito Aeronáutico con distintivo blanco. Sus hijos Luis, Ramón, Encarnación y Carlos reciben muchas muestras de pesar. El funeral por su eterno descanso se oficiará mañana, día 7, a las Rafael Sánchez Cruz Ha fallecido don Rafael Sánchez Cruz. Su esposa, Fátima Espinosa de los Monteros; su madre, Carola; y sus hermanas reciben incontables testimonios de pesar. Su funeral se celebrará mañana martes, día 7, a las siete de la tarde, en la parroquia de Santa Gema (calle Leizarán, 24, Madrid. Álvaro Planchuelo Prieto Ha fallecido el doctor ingeniero agrónomo don Álvaro Plan- Marciano de la Fuente Ha fallecido don Marciano de la Fuente Rodríguez. Tenía ochenta y un años. Su familia