Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA La negociación ETA- Gobierno LUNES 6 s 11 s 2006 ABC El Gobierno y las Fuerzas de Seguridad temen un atentado llamativo de ETA Fuentes antiterroristas del País Vasco creen que la banda no ha acabado de tensar la cuerda aunque opinan que un atentado mortal no está todavía en los planes de los terroristas CHARO ZARZALEJOS MADRID BILBAO. El ambiente no es lo que era. Los ánimos están atascados y los malos augurios van ocupando espacio. ETA ha sustituido sus tradicionales comunicados por el Zutabe, ahora difundido en los diarios Gara y Berria. Ha querido que su posición se conociera antes de que el boletín fuera interceptado por la Policía. Lo escrito ha llenado de preocupación y en medios antiterroristas del País Vasco recuerdan que a ETA no hay que interpretarla. Basta con leer lo que escribe En estos mismos medios se tiene la convicción de que la organización terrorista aún no ha acabado de tensar la cuerda y puede haber, y a no tardar, un atentado que haga mucho ruido En estos mismos medios no se atreven a elucubrar más allá de lo que el conocimiento de la organización permite elucubrar Pero creen, no obstante, que un atentado mortal todavía no está en los planes de la organización terrorista. ¿Y volver? Eso seguro que lo tienen en la agenda como una posibilidad Si esa vuelta es algo distinto a un pulso es decir ruptura de la tregua, ETA, como siempre, lo anunciará. De momento lanza el pulso para ver si el Gobierno rompe o no. En la tregua del 98 puso encima de la mesa el cadáver de Zamarreño y las conversaciones siguieron. Eso fue la prueba del algodón que soportaron quienes hablaban Asimismo, en medios antiterroristas se tiene la certeza de que ETA no sólo tiene armas y explosivos, sino que además se teme que tenga gente organizada y toda ella nueva, fuera de todo control policial. Si vuelven, volverán con fuerza sostienen algunos analistas. ve a estar parado Por primera vez en estos meses, el análisis de los servicios antiterroristas y los políticos se acercan. En medios políticos vascos se descarta un atentado mortal pero no un alarde de fuerza y de presencia en forma de atentado llamativo y entonces, de nuevo, el Gobierno tendrá que gestionar una situación cuyas claves sólo las tienen el presidente y ETA, pero al final acabamos todos enredados En estos medios muy próximos al proceso se descarta a día de hoy que se vaya a hacer público ningún tipo de preacuerdo aunque se reconoce que las cosas están muy habladas. Si hubiera voluntad, la mesa estaría lista con una mañana de conversaciones, pero la situación se ha enrocado y si no ha sido bueno dejar pasar el tiempo sin tomar decisiones, ahora las cosas son más difíciles Las víctimas creen que habrá ruptura consensuada Representantes de las víctimas del terrorismo sospechan que el Gobierno y ETA preparan una ruptura consensuada del alto el fuego, algo con lo que buscarían darse más tiempo en el proceso de negociación. Fuentes del colectivo de víctimas informaron a Servimedia de que los datos que tienen les llevan a pensar que la banda podría escenificar una ruptura del alto el fuego en diciembre. Tras la ruptura consensuada la negociación podría retomarse más adelante. jetivos que quiere conseguir. Todo lo que hace o dice ETA es analizado minuciosamente en Moncloa. Tras el atentado contra la ferretería de un concejal de UPN, se concluyó que no lo había ordenado ETA y eso permitió a Otegi censurar lo ocurrido. Luego ha venido el robo de armas. Ahora sí. Ahora se trata de ETA y por eso Otegi no condena y el Gobierno quiere diagnosticar el robo. Un pulso o un rearme Dijo la vicepresidenta Fernández de la Vega que en cuestión de días o semanas habría información, pero ni se ha producido ni se producirá. El Gobierno quería averiguar si el robo era un simple pulso y, en ese caso, no habría que interpretarlo como mal augurio, o más bien se trataba de una acción de rearme oficial de ETA, lo que haría la tesitura más compleja. La tesis de que fue obra de desobedientes ha pasado a la historia, pero nada más se sabe, ni nada más se sabrá. Ahora se está en el análisis del Zutabe y resulta que no es tan grave: no es un comunicado oficial, está escrito antes de que pasaran algunas cosas y la banda terrorista ETA asegura estar dispuesta a un nuevo esfuerzo. ¿Cuál ha hecho hasta ahora? Rajoy, más líder del PP que nunca, invita al Gobierno a volver al Pacto Antiterrorista y tendrá todo nuestro apoyo Hace muchos meses le dijo al presidente: Vete, habla con ETA y averigua cuál es su auténtica voluntad Hace meses, el presidente se entregó a una complicada y extenuante liturgia; es decir, no cogió el guante de Rajoy. Y ahora tampoco lo va a hacer. Tensar la cuerda En medios políticos conocedores del proceso valoran la posición de ETA como un paso más en el pulso que se traen con el Gobierno. Ambas partes- -aseguran- -están tensando demasiado la cuerda y lo hacen porque ETA tiene la convicción de que Zapatero necesita que esto le salga bien y cree que ETA no tiene más salida que la que él ofrece. Todo vuel- Por primera vez en estos meses, el análisis de los servicios antiterroristas y los políticos se acercan Todo apunta a que Zapatero no recurrirá a una declaración institucional para reconocer una ruptura Las reglas del proceso De esto es consciente el Gobierno, es decir, el presidente Zapatero, que continúa manteniendo como competencia exclusiva todo lo referido al proceso. Cuenta, eso sí, con la inestimable ayuda del ministro de Interior, encargado de repetir el discurso establecido hace ya unos días: El proceso tiene sus reglas Estas reglas no se han cumplido, de manera que cabe preguntarse si, efectiva- mente, hay proceso o no lo hay. En todo caso, y al menos por parte del Gobierno, en el supuesto de que la situación se hiciera imposible, todo apunta a que el presidente no recurrirá a ninguna declaración institucional para afirmar que el proceso se rompe. Ocurrirá, muy probablemente, como con el Pacto Antiterrorista: no se aplica y ahí queda, aparcado y muerto por inanición. ETA, con su comunicado del alto el fuego, puso punto final a la inanición del Pacto y ETA, de la manera que crea oportuna, pondrá fin al proceso si, como afirma en Zutabe, no se dan pasos visibles en el proceso político, que es en lo que se está: en un proceso político sobre el que ETA ha renovado los ob-