Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 s 11 s 2006 CULTURAyESPECTÁCULOS 95 La Orquesta de la BBC explora en Concrete la veta sinfónica de los Pet Shop Boys J. LILLO MADRID. Pese a reconstruir en su último álbum de estudio el sonido que definió su clasicismo electrónico y reivindicar su naturaleza más frívola y carnavalesca, los Pet Shop Boys no han tardado en volver a dar muestras de su heterodoxia y su inquietud para aproximarse a otros extremos musicales. Como ya hicieran el pasado año con el lanzamiento de su aplaudida banda sonora para El acorazado Potemkin el dúo se hace acompañar de nuevo por una orquesta, la de la emisora pública británica, para realizar una relectura sinfónica de algunos de sus éxitos. El veterano Trevor Horn, encargado de producir su anterior trabajo y de conseguir lo que Neil Tennant no duda en calificar de sonido tridimensional es el director musical de un función- -originalmente grabada para la Radio 2 de la BBC- -cuyo argumento es la actualización de los arreglos orquestales que los Pet Shop Boys han lucido a lo largo de una carrera dominada por los teclados y los sintetizadores, pero también contaminada por la teatralidad y la solemnidad que proporcionan los instrumentos de cuerda a una pareja tan pretenciosa y versallesca como los Pet Shop Boys. Concrete título de este álbum, el primero que Tennant y Lowe graban en directo, respeta los arreglos realizados en su día por Richard Niles, Craig Armstrong o Angelo Badalamenti para el dúo, que en esta ocasión estrena los ornamentos diseñados por Nick Ingman para It s Alright It s A Sin exuberantes y sin compostura, o West End Girls Como estrellas invitadas de esta representación intervienen Robbie Williams (en cuyo último álbum Tennant y Lowe interpretan la irónica We re The Pet Shop Boys Rufus Wainwright, que le pone voz a Casanova In Hell y Frances Barber, actriz que recupera uno de los números del fallido musical Closer To Heaven No representa Concrete ningún ejercicio de riesgo para un dúo habituado desde su nacimiento a recurrir al fastuoso ropaje dramático de las grandes orquestas, y tampoco para la formación de la BBC, habitual compañía de las estrellas del rock local, pero sí un notable documento sobre la complementariedad de dos formas musicales que los Pet Shop Boys se han esforzado en cultivar en paralelo. Garci, rodeado por Paula Echevarría y Álex González, a su izquierda, y por Alfredo Landa y Carlos Larrañaga, a su derecha EFE Garci se decanta en Asturias por el cine de época y no por el de mi época Ayer presentó el rodaje de Luz de domingo un alegato contra el caciquismo de principios del siglo XX MANUEL NOVAL MORO NOREÑA (ASTURIAS) No voy a hacer ninguna película contemporánea, de mi época. Lo más cercano serán los años cincuenta del siglo pasado. Ahora no me interesa este mundo cambiante José Luis Garci dejó claro ayer en su comparecencia ante los medios en Noreña que lo suyo son las películas de época, dibujar escenas que puedan explicar la historia al verlas Asturias vuelve a ser su marco de referencia: Sigue siendo algo especial para mí dijo sobre una tierra muy amada por él y que siempre ha sido muy generosa con el escritor y cineasta, de la que espera que se transforme en un plató de cine continuado rias, y especialmente con Gijón, de donde es oriundo su padre, ciudad que, asegura, ha cambiado mucho desde las primeras veces que la pisó, y para bien José Luis Garci se mostró encantado con su reparto, del que forman parte dos intérpretes emergentes, Paula Echevarría y Álex González. En un principio no estaba previsto contar con ellos, pero ahora el director no los cambiaría por nada del mundo El resto del reparto lo configuran, entre Luz de Asturias Luz de domingo se rueda desde septiembre en Asturias: en el parque de San Francisco y la plaza del Fontán, en Oviedo; en el Puerto del Musel, en Gijón; en la calle Galiana de Avilés; en el Palacio del Rebollín, en Noreña; en la Ruta del Alba, en el concejo de Sobrescobio, en la playa de La Isla, en Colunga... El equipo comienza mañana el trabajo en Noreña otros, Alfredo Landa, Kiti Manver, Toni Acosta, Fernando Guillén Cuervo, Carlos Larrañaga, Enrique Villén y Valentín Paredes, quienes arroparon a su director en la presenta- ción del filme ayer. Paula Echevarría definió como un regalo el papel que interpreta y aseguró que el personaje le ha proporcionado un gran enriquecimiento interior Alex González apuntó que el rodaje ha sido un aprendizaje continuo que le permitió impregnarse tanto de los conocimientos de Garci como de los de todos los miembros del equipo. Preguntado por el cine de hoy, el director de Ninette lamentó la situación del cine español y mostró sus dudas sobre cuál es el futuro hacia el que camina ese cine. En este sentido, Alfredo Landa estimó que el cine está mal porque hay una ausencia total de talento, tanto en España como en otros países. No hay creatividad. Se ha perdido toda la gracia Una historia cruel basada en hechos reales Luz de domingo es un alegato contra el caciquismo de principios del siglo XX y relata una historia de amor y violencia protagonizada por una joven pareja, Paula Echevarría y Alex González. El filme está ambientado a principios del siglo pasado y, en palabras de Garci, narra una historia muy cruel que probablemente estuvo basada en hechos reales y que el propio Pérez de Ayala presenció de pequeño y marcaron su vida. La historia comienza con una Encantado con el reparto El director se mostró muy agradecido a todo el mundo y aseguró que la ayuda que hemos tenido para esta película ha superado a Volver a empezar El abuelo o cualquier otra que haya rodado aquí El cineasta madrileño volvió a recordar sus vínculos con Astu- merienda en el campo organizada por la pareja de novios, que se ve alterada por un grupo de señoritos de pueblo que atan al chico y violan a la joven. El rodaje de la película comenzó a finales de septiembre, coincidiendo con el 25 aniversario del Oscar que Garci consiguió por Volver a empezar filmada también en Asturias. Sobre las aspiraciones de Luz de domingo para competir en un futuro por la estatuilla, el cineasta confesó su deseo de conseguirlo, aunque matizó: Si servimos para transmitir una historia que parece que fue real, ya habremos hecho un servicio a uno de los grandes escritores de la historia