Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 ECONOMÍA Ahorro e Inversión DOMINGO 5 s 11 s 2006 ABC TELEFÓNICA SUPERA LA BARRERA DE LOS QUINCE EUROS Cotización en euros 20 18 16 14 12 10 8 6 +19,83 En 2006 +0,86 En la semana ¿Por qué la operadora española ha tardado tanto en despegar? La burbuja tecnológica, la crisis en América Latina y las compras frenaron su avance 2001 FUENTE: Bloomberg 2002 2003 2004 2005 2006 Telefónica es la operadora favorita de los analistas Sus buenas perspectivas, el incremento de sus dividendos y el parón en su política de adquisiciones la convierten en una apuesta segura C. V. MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. La acción de Telefónica no tocaba los 15 euros desde mediados de 2001. Ahora los ha sobrepasado, y con creces. Y la carrera al alza no tiene visos de haber terminado. El sector en su conjunto goza de mejores perspectivas que hace unos meses y Telefónica es el valor favorito. La inmensa mayoría de los analistas consultados por la agencia de noticias Bloomberg en el último mes recomienda comprar. La española lo ha hecho mejor que sus competidoras europeas en el último año. Desde enero, sube casi un 20 mientras que las otras operadoras que cotizan en el Eurostoxx 50 caen alrededor de un 3 rá muy útil a Telefónica. En próximos trimestres, pues, Telefónica volverá a sorprender positivamente al mercado por sus buenos resultados operativos. Hace unos meses, Telefónica presentó el plan estratégico que desarrollará hasta 2009. En ese año, su objetivo es doblar el beneficio que obtiene ahora. De ahí que, según pronostica Juan Solana, analista de Intermoney, en 2009 la acción de Telefónica también valdrá el doble. Juan Carlos Acitores, analista de Ahorro Corporación, pronostica que los títulos de Telefónica pueden alcanzar los 17 euros en 2007 y los 20 euros en 2008. 15,23 euros fue el precio al que cerraron los títulos de Telefónica el viernes, su nivel máximo desde junio de 2001. 3,61 es la rentabilidad por dividendo de Telefónica. De aquí a 2009, quiere duplicar el dividendo que paga a los accionistas. C. V. MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. Primero fue el estallido de la burbuja tecnológica. Las telecos también cayeron en la trampa de comprar nuevos negocios a precios estratosféricos, por encima de su valor real, y ello disparó su deuda. En los cinco años que han transcurrido desde entonces, las empresas han ido reduciendo la deuda y para ello han tenido que acometer importantes procesos de reestructuración. Telefónica, en esos años, se lanzó a comprar licencias de tercera generación en Alemania e Italia. La española pagó mucho dinero pero aún no le ha podido sacar rencimiento comenta Juan Carlos Acitores, analista de Ahorro Corporación. Telefónica, pese a todo, según explica Jordi Padilla, analista de Atlas Capital, fue la única que conservó un balance más o menos saneado. Pero el sentimiento negativo que se cernió sobre el sector le salpicó y sus acciones, como le ocurrió al resto de las operadoras, se desplomaron. A principios de 2001, su cotización se acercaba a los 20 euros pero, a finales de 2002, perdió los 8 euros. Los últimos coletazos de la burbuja tecnológica se unieron a la crisis vivida en América Latina en 2002 y 2003. Eso sí le afectó de lleno a la española. La liberalización del sector de las telecomunicaciones en Europa incrementó la competencia, inició guerras de precios y las telecos tradicionales lo sufrieron en sus márgenes y en sus beneficios, que se fueron deteriorando. Telefónica, sin embargo, continuó teniendo buenos resultados y un balance saneado. Pero las operaciones corporativas continuaron y los inversores no lo acogieron con mucho optimismo. Sus acciones seguían paradas. En 2005, mientras muchas empresas europeas lanzaban profit warnings Telefónica compraba dos empresas: Cesky Telecom y la compañía de telefonía móvil británica O2. La adquisición de esta última, hace exactamente un año, fue especialmente mal acogida por los inversores, ya que suponía un gran incremento del endeudamiento. Además, tampoco tenían claro que O2 aportara mucho al negocio de Telefónica. ¿Más compras? está disfrutando de un fuerte crecimiento de abonados en los últimos trimestres. Y aún hay un importante margen de crecimiento en este segmento. El único pero de América Latina es Brasil: allí Vivo está perdiendo cuota de mercado. Y en España, el previsible aumento de la competencia no es algo que preocupe excesivamente a los expertos, aunque no obvian que hay riesgos. Según explica Juan Solana, analista de Intermoney, la ofensiva de Orange, antigua Amena, sí puede presionar a la baja los precios y, con ello, los márgenes de Telefónica. Sin embargo, la entrada de Xfera, el próximo nuevo operador, según Solana, no será un problema excesivo para Telefónica. Y, en el caso de los operadores móviles virtuales, la experiencia que O2 tiene por haber competido en Gran Bretaña contra ellos le seTelefónica también anunció un periodo de tranquilidad corporativa hasta diciembre de 2007. Eso significa que, al menos hasta esa fecha, no realizará adquisiciones. Aprovechará para integrar con éxito los últimos activos adquiridos (la británica O2 y Cesky Telecom) Pero la española ha declarado su interés por comprar el 50 de Vivo Brasil que ahora controla Portugal Telecom y esta operación podría tener lugar en 2007, según plantea Ahorro Corporación. En 2008 y 2009, también según esta casa de análisis, Telefónica podría apostar por KPN, con lo que se consolidaría su posición en Alemania, si no se le adelanta France Telecom. Y, por último, Telefónica se ha propuesto cuidar muy bien al accionista. De aquí a 2009 ha prometido duplicar el dividendo hasta alcanzar un euro por título. Ahora su rentabilidad por dividendo es del 3,61 La teleco que más crece Según Juan Carlos Acitores, analista de Ahorro Corporación, la elevada calidad de sus resultados trimestrales justifica este comportamiento diferencial De hecho, es la teleco que más crece en Europa en términos de ebitda (beneficio operativo) Telefónica tiene el balance más saneado del sector, está mejor preparada que sus competidoras para acometer la integración de telefonía fija y móvil y eso es una importante ventaja competitiva. Además, su negocio en América Latina, un mercado de un gran potencial, va muy bien explica Jordi Padilla, analista de Atlas Capital. En este último mercado, en América Latina, el ADSL está tirando del crecimiento de la telefonía fija. Y en el negocio de telefonía móvil, Telefónica Móviles O2, la guinda de una política de adquisiciones llena de éxitos C. V. MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. Fue una apuesta arriesgada. Los inversores no confiaban en la operación que había propuesto Telefónica: la compra del mayor operador de telefónica móvil del mercado británico y con una fuerte presencia en Alemania, unos mercados maduros que parecían no ofrecer mucho potencial. Con esta operación, las compras realizadas por Telefónica ya alcanzaban el valor de 35.000 millones de euros. Pero la compra de O2 ha resultado ser muy positiva para el negocio del grupo. Telefónica ha asegurado que la integración de O2 ya le ha reportado 3.500 millones de euros a su cuenta de resultados. Además, las perspectivas de O2 son positivas en su conjunto. De hecho, según destaca Ahorro Corporación, la mayor sorpresa en lo que llevamos de año dentro del Grupo Telefónica ha sido la mejora de objetivos financieros de O2 en el Reino Unido para 2006 Y 2007 parece que también será un buen año para el negocio de O2 en Reino Unido: se especula con que Orange o T- Mobile podrían adquirir 3 Hutchinson, lo que reduciría la competencia en el mercado británico. Algo peor le va a O2 en Alemania: en este mercado ha aumentado mucho la competencia, lo que ha ralentizado el crecimiento de abonados y de ventas.