Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 DOMINGO 5- -11- -2006 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional Evo Morales y José Luis Rodríguez Zapatero bromean antes de su entrevista, celebrada ayer en el marco de la Cumbre Iberoamericana de Montevideo EFE El Rey acepta facilitar un acuerdo en el contencioso entre Argentina y Uruguay El Gobierno español anunció la decisión de Don Juan Carlos, que por primera vez ejercerá este tipo de buenos oficios de manera pública CARMEN DE CARLOS LUIS AYLLÓN ENVIADOS ESPECIALES MONTEVIDEO. Néstor Kirchner solicitó ayer en Montevideo a Su Majestad el Rey que ejerza sus buenos oficios para tratar de hallar una solución al contencioso entre Argentina y Uruguay por la construcción de la fábrica finlandesa de celulosa Botnia. Don Juan Carlos aceptó y Uruguay se mostró de acuerdo. El conflicto, sobre el que ya opinaron el Banco Mundial y el Mercosur, se dirime actualmente en el Tribunal de La Haya que, en primera instancia, falló a favor de Uruguay. El anuncio de la decisión del Rey fue hecho público por el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, y por la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez. Esta última insistió en diferenciar entre mediador y facilitador aunque este término después fue sustituido por la expresión más ajustada de ejercer buenos oficios Jiménez dijo que mediar significa tomar parte y presentar una propuesta, y no es eso Confirmó que fue Kirchner el que propuso directamente al Rey que asuma el compromiso para lograr que ambos países amigos alcancen un acuerdo satisfactorio. Se trata de ayudar para que, mediante el diálogo, se llegue a una solución Fuentes de la Casa del Rey indicaron a ABC que, ante la petición del presidente argentino, Don Juan Carlos expresó su disposición a actuar y hablar con el Gobierno de Tabaré Vázquez. Luego comunicó su disponibilidad al Ejecutivo español y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se lo comentó a su colega de Uruguay, Reinaldo Gargano, quien se mostró de acuerdo. Es la primera vez que, de manera pública, se anuncia una actuación de este tipo por parte del Rey. Las fuentes consultadas, además de señalar que Don Juan Carlos no tomará partido, indicaron que no se compromete a tener éxito, sino sólo a intentar que los dos países se sienten a hablar. Cuando se hizo el anuncio, Kirchner, que llegó el último a esta convocatoria, ya estaba de regreso en Buenos Aires tras pasar menos de 24 horas en Montevideo. La guerra de las papeleras comenzó hace más de un año con los proyectos de construcción de dos fábricas de celulosa en Fray Bentos, localidad en la margen uruguaya del río Uruguay. Una de ellas, la española ENCE, decidió trasladar el proyecto al interior del país presionada por el Gobierno argentino y amedrentada por los sucesivos cortes de carreteras y manifestaciones populares que argumentaban peligro de contaminación para su construcción. En su caso, apenas había tenido tiempo para allanar el terreno sobre el que se iba a levantar la instalación que ahora busca nuevo em- Cuba ya no es lo que era C. DE C. L. A. MONTEVIDEO. Por vez primera en una cumbre iberoamericana, Cuba no ha acaparado el protagonismo mediático, algo a lo que no es ajeno el delicado estado de salud de Fidel Castro. Cuando el dictador se encontraba en plena forma todo era distinto. Rumores sobre si Castro acudiría o no a las reuniones, ruedas de prensa y agrias discusiones con otros líderes iberoamericanos, como en el año 2000. Desde entonces, el comandante no volvió a acudir a una cumbre, pero su sombra siempre planeó sobre ellas. Sin ir más lejos, el pasado año en Salamanca, Cuba, en medio de una gran polémica, logró introducir por vez primera en un texto de las cumbres el término bloqueo en lugar del de embargo para condenar la ley Helms- Burton y una reclamación a Estados Unidos para que entrega al presunto terrorista Posada Carriles. Este año, los dos asuntos salieron adelante sin ningún problema. Ni se esperaba a Castro ni a su hermano Raúl, ni al canciller Felipe Pérez Roque.