Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA La guerra del agua DOMINGO 5 s 11 s 2006 ABC (Viene de la página anterior) ma empleado para urbanizar grandes extensiones antes dedicadas a la agricultura suele ser el de los planes parciales- -al margen del Plan General de Ordenación Urbana- -con centenares de chalés, varios campos de golf y hoteles. Dichas urbanizaciones van a suponer una demanda de agua similar a la de la actividad primaria, mientras la ausencia de caudales que permitieran satisfacer esa demanda ha sido el principal factor de abandono del campo. La controversia de la desalación Sin desmerecer la importancia económica del turismo de segunda residencia, la Comunidad Valenciana ha iniciado una campaña para poner freno al ya innegable urbanismo desbocado. Pese a ello, ha recibido reiteradas críticas desde el Gobierno, sobre su planificación urbanística- -a examen en Bruselas- -y el supuesto despilfarro del agua junto a Murcia. Sin embargo, el 71 por ciento de la superficie de regadío en Alicante cuenta con sistemas de riego localizado. La eficiencia de las conducciones permite ahorrar más de 200 hectómetros cúbicos al año, según la Consejería de Infraestructuras. A esta cantidad hay que sumar los 175 hectómetros que se depuran cada año, que aumentarán hasta los 350 en breve. Frente a lo que en Murcia y Valencia se considera un agravio, los socialistas en ambas regiones se han acogido hasta el momento al lema más agua, más rápido enarbolado por Zapatero para contrarrestar su antitrasvasismo. La medida estrella del programa Agua es la desalación, que desde esas regiones se contempla como medida complementaria. Para las comunidades de regantes, sólo palía la sequía en la costa, mientras el traslado del agua tierra adentro la hace muy costosa. Además, su eleva- Para las comunidades de regantes, el agua de las desaladoras sólo puede paliar la sequía en la costa da salinidad la hace inservible para ciertos cultivos. Otra consecuencia nefasta es el vertido de salmuera. Tal como indica el profesor de Hidrología de la Universidad de Murcia Melchor Senent, el líquido retornado tiene una salinidad doble de la del agua del mar además de productos químicos y detergentes Estos vertidos amenazan el ecosistema del Mediterráneo, con especial incidencia en las colonias de posidonia. Se trata de una planta que sólo existe en este litoral, con alto valor ecológico. Pero no es la única afectada. Según diversos estudios científicos a partir de las desaladoras de Jávea (Alicante) y Maspalomas (Gran Canaria) en el caso de los animales también ha quedado en evidencia su gran sensibilidad a los aumentos de salinidad Algunas organizaciones agrarias han tratado de introducir sentido común en un debate que consideran artificial y politizado, sin demasiado éxito. Un ejemplo es la solicitud a los diputados de que se fijen en las provincias por las que son electos antes de votar el Estatuto de Castilla- La Mancha. Sin embargo, la realidad es que la guerra del agua ha traspasado las fronteras de los parlamentos para instalarse a pie de huerta. Así, se ha producido un lamentable cruce de acusaciones entre los agricultores valencianos y murcianos, por un lado, y sus compañeros castellano- manchegos, por otro, sobre presuntos robos de caudales Queda por ver si las últimas lluvias apagan los encendidos ánimos. Murcia y Valencia se arrogan el respaldo de Rajoy mientras el PP manchego pacta el fin del trasvase El PP mantuvo en Murcia y en la Comunidad Valenciana una postura de fuerza sobre la cuestión hídrica en gran medida gracias a la unidad de su discurso en las distintas autonomías. Sin embargo, esta pretendida unidad empezó a erosionarse en Aragón, y ha terminado por saltar por los aires en Castilla- La Mancha. Al mismo tiempo, un PSOE que desde el sureste se aferraba al programa Agua para contrarrestar las críticas en el sentido de anteponer las siglas al interés de su región, ha realizado en las últimas semanas un ejercicio de pragmatismo, al oponerse frontalmente a la pretensión de sus compañeros castellano- manchegos de finiquitar el Tajo- Segura. Así, mientras el portavoz en las Cortes manchegas, José Molina, se congratulaba por incluir en el texto que llegará al Congreso de los Diputados el año 2015 como fecha límite para cerrar el grifo, con la aprobación del PP, expresada por su portavoz, Ana Guarinos, sus compañe- ros murcianos alertaban del perjuicio económico que supondrá para su Región. El secretario general del PSOE murciano, Pedro Saura, alude a un informe de la Universidad de Murcia que concluye que, si se elimina el Tajo- Segura, la balanza comercial española aumentará su déficit en 3.000 millones ya que el cultivo de hortalizas- -mayoritario en Murcia y Alicante- es 14 veces más rentable que el de cereales El alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara (PP) por su parte, criticó la inconstitucionalidad del texto y rechazó las actuaciones bilaterales en asuntos de Estado