Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CULTURAyESPECTÁCULOS SÁBADO 4 s 11 s 2006 ABC Luis Prados: Me pregunto si de verdad se sabe quién fue don Marcelino MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Ha sido el erudito más importante de nuestra historia, un hombre capaz de aprender el alemán sólo por darse el capricho de estudiar a los filósofos germanos en su propia lengua Así de intensamente traza la semblanza de Marcelino Menéndez Pelayo el periodista y cronista oficial de la Villa, Luis Prados de la Plaza, que ayer, en coincidencia con el ciento cincuenta aniversario del nacimiento del prócer santanderino, presentó su libro Memoria de Marcelino Menéndez Pelayo (Ed. Fundación Universitaria Española) en el Patio de Cristales de la Plaza de la Villa de Madrid. A Prados, el gusanillo de Menéndez Pelayo empezó a picarle cuando intentaron moverle la silla (o la estatua) de la Biblioteca Nacional, aunque ése no fuera, ciertamente, el motivo central que le impulsó a viajar por la vida y milagros (como ser numerario de la Española y catedrático de Literatura siendo apenas un veinteañero, y posteriormente miembro de cuatro academias) de este hombre que sabía siete idiomas y cuyas obras completas abarcan nada más y nada menos que 67 volúmenes. La Ruta Quetzal rastrea la huella de la Nao de la China en México 320 jóvenes de 53 países seguirán en 2007 la vía descubierta por Andrés de Urdaneta en 1565, que posibilitó el comercio entre Manila, Cantón y Sevilla M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Descubrir quiénes somos a través de la historia es el ambicioso objetivo de la Ruta Quetzal, que cada año, desde hace más de veinte, reúne a jóvenes de Europa y de Iberoamérica, de la mano de Miguel de la Quadra- Salcedo, para revivir diferentes episodios históricos. La edición de 2007, que fue presentada ayer en Bilbao, estudiará la huella que dejó la Nao de la China en las costas de México durante 250 años. Tal como explicó De la QuadraSalcedo, la ruta fue descubierta por el cosmógrafo guipuzcoano Andrés de Urdaneta en 1565 y posibilitó el comercio entre Manila, Cantón y Sevilla. En el Salón Árabe del Ayuntamiento de Bilbao, Miguel de la Quadra- Salcedo y el alcalde, Iñaki Azkuna, rivalizaron en rememorar gestas de vascos que tuvieron el valor de adentrarse en terrenos que hasta finales del siglo XV eran totalmente desconocidos para los europeos. La expedición, que patrocina BBVA, concluirá el próximo año en Bilbao, coincidiendo con el 150 aniversario de la fundación, en la capital vizcaína, de esa entidad financiera. Participarán 320 jóvenes de 53 países de Europa y América. Miguel de la Quadra- Salcedo comentó a ABC que su experiencia de veintidós años en la Ruta Quetzal es tan positiva que tiene previsto continuar con un proyecto que pretende ayudar a los jóvenes a descubrirse a sí mismos, frente a realidades como la de los niños ecuatorianos o peruanos, hijos de inmigrantes en España, que van a crecer sin saber nada de su propia historia. Descrito por el alcalde de Bilbao como un amante de la vida De la Quadra- Salcedo transmite a jóvenes que, según dice, son más serios, maduros y responsables de lo que lo fue su generación, su pasión por la historia, por los viajes y por la aventura. La expedición 2007 coincidirá con el Año de España en China y, al seguir la huella de la Nao de la China en México, supondrá un recorrido de más de 300 kilómetros de la costa del Pacífico desde Acapulco hasta Playa Azul, a través de Zihuatanejo. El barco que en los siglos XVI, XVII y XVIII tenía como destino el puerto de Acapulco se conocía como Galeón de Manila Nave de la Seda o Nao de la China mientras que cuando regresaba a Oriente se denominaba Galeón de Acapulco En Acapulco se vendían las porcelanas chinas de la dinastía Ming, especias, sedas y mantones de Manila, bordados en Cantón y muy apreciados en México. EFE La Dama de Elche regresó a Madrid La Dama de Elche regresó a primera hora de la tarde de ayer al Museo Arqueológico Nacional, en Madrid (en la imagen, varios operarios descargan la pieza) después de haber permanecido en su tierra de origen casi seis meses, cedida al ilicitano Museo Arqueológico y de la Historia, adonde han acudido a verla cerca de 400.000 personas El brindis del Retiro Así como su centenario sí fue objeto de muchos reconocimientos- -continúa Prados de la Plaza- creo que este aniversario ha pasado algo inadvertido, algo que me lleva a preguntarme si realmente hoy sabemos quién fue don Marcelino Prados también nos habla de un hombre (un eterno estudiante) muy apegado a su familia y al que, sin duda, hay que situar en su tiempo para evitar ciertos malentendidos acerca de alguna de sus ideas que, por cierto, matizó a lo largo del tiempo. No faltan en este reportajeensayo noticias sobre algunos de los hechos que marcaron la vida de Menéndez Pelayo y que le dieron fama (a veces mala) como el llamado brindis del Retiro (discurso que en el libro se reproduce íntegro) y en el cual el erudito cántabro, en el curso de un homenaje a Calderón, tras empezar con la frase yo no pensaba hablar dibujó firmemente el mapa de sus convicciones. Calles, tertulias, dimes, diretes, algún bastonazo entre académicos y pasajes y paisajes de la vida de don Marcelino completan este fresco con el que, sin duda, Luis Prados de la Plaza ha hecho buena memoria. De la que más hace falta. De Morelia a Guanajuato En la etapa americana los jóvenes participantes en la Ruta Quetzal visitarán Morelia, Ciudad PatrimoniodelaHumanidad, ascenderán al volcán Paricutín y conocerán algunas de las grandes minas de plata de Guanajuato, antes de llegar a Puebla, donde recordarán la historia del orensano Sebastián de Aparicio, el primer español que enseñó a los indígenas chichimecas a domesticar animales y a montar a caballo. En el Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México los jóvenes conocerán algunas de las grandes civilizaciones prehispánicas, como olmecas, toltecas y aztecas. Ya en España, serán recibidos, como cada año, por Sus Majestades los Reyes y realizarán un recorrido por Castilla- La Mancha, donde recordarán la figura y obra de Miguel de Cervantes, así como por Castilla y León, donde rememorarán la poesía de Antonio Machado. Viajarán después por ferrocarril a Bilbao, a la estación de La Concordia, donde por primera vez en España se puso en marcha el tren de pasajeros en 1898, y finalizarán su recorrido con visitas a las villas natales de los tres grandes navegantes guipuzcoanos: Elcano, Urdaneta y Legazpi. Urrutia recorre la Guerra Civil española a través de la poesía de los dos bandos ABC MADRID. El director académico del Instituto Cervantes, Jorge Urrutia, recoge la poética de las dos Españas en Poesía de la Guerra Civil Española. Antología (1936- 1939) con la que recorre el conflicto bélico español a través de los versos de poetas y voces anónimas convertidos en testigos de la contienda, informa Efe. El volumen, publicado dentro de la colección Vandalia de la editorial Planeta, se diferencia de otras antologías similares, porque recoge poemas de los dos bandos, algo que anteriormente sólo había ocurrido de forma anecdótica apuntó ayer Jorge Urrutia durante la presentación de esta extensa antología que alberga todos los tipos de poesía, incluso los de escasa calidad Una selección de versos de poetas como Gerardo Diego, Luis Rosales, Antonio Machado y Rafael Alberti, junto a los escritos de personas anónimas, muestra la poesía escrita durante los años de conflicto, que pasa del entusiasmo inicial en sus primeros años a un sentimiento de tragedia debido a una sensación general de derrota en la que había perdido el ser humano y no un solo bando Para el catedrático de Lengua Española, la Guerra Civil es un episodio histórico que la sociedad española aún recuerda 75 años después y que debe asumir y superar Por eso, Urrutia intentó volcar una mirada desapasionada sobre el conflicto para elaborar esta antología y descubrir así el dolor humano de los combatientes, independientemente de cual fuera su ideología La expedición 2007 de la Ruta Quetzal supondrá un recorrido de más de 300 kilómetros de la costa del Pacífico