Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 SÁBADO 4- -11- -2006 ABC ECONOMÍA www. abc. es economia Interior confirma el bloqueo de cuentas bancarias por más de 1.800 millones El dinero salía de España desde cuentas cuyos titulares eran sociedades tipo trust creadas en Madeira y varios países N. COLLI P. MUÑOZ MADRID. La operación Suéter dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y realizada por la Guardia Civil y la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) ha permitido desmantelar una trama empresarial que según las investigaciones realizadas fue creada para ocultar tanto el origen como la pertenencia de grandes fondos de dinero depositados en entidades bancarias españolas en cuentas de no residentes La última fase de la operación, según las fuentes consultadas por ABC, se terminó de perfilar hace poco más de dos semanas, cuando el juez ya tuvo encima de la mesa sendos informes de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria sobre las actividades de este grupo de sociedades. Como se sabe, el origen de las pesquisas se sitúa en 2000 en el caso conocido como BBV- Privanza una filial de ese banco dedicada a la gestión de patrimonios, durante el cual se identificó a aproximadamente 600 clientes que podrían haber defraudado al Fisco. Las gestiones realizadas permitieron llegar hasta una serie de bufetes de abogados de cuatro ciudades, que fueron registrados el 1 de diciembre. En ese operativo, que fue dirigido por el juez Fernando GrandeMarlaska al estar entonces Garzón en excedencia, se pudo intervenir abundante documentación. Como resultados más tangibles de la operación Suéter están el embargo de cuentas por un valor superior a los 1.800 millones de euros y la práctica de los registros ya conocidos en oficinas del Banco Espirito Santo, de la BNP Paribas y también en la sede central de Cahispa Seguros S. A. según un comunicado del Ministerio de Interior. La trama empresarial ahora puesta al descubierto tenía Investigaciones previas La sucursal del Banco Espirito Santo en Madeira fue investigada hace un año por las autoridades portuguesas en el ámbito de la operación Furaco (Huracán) que todavía permanece abierta y que investiga un supuesto delito de evasión fiscal y blanqueo de capital. Sobre todo se investiga a las empresas que el Banco Espirito Santo ha constituido en el paraíso fiscal de Madeira, y los movimientos de cuentas bancarias realizados por un grupo de empresarios. Garzón podría pedir ahora ayuda a Portugal para seguir la investigación Agentes de la Guardia Civil, delante de la sede del Banco en el número 88 de la calle Serrano de Madrid como objetivo ocultar el origen de importantes fondos que están depositados en cuentas corrientes e imposiciones a plazo fijo en entidades bancarias de nuestro país. El dinero era sacado de España mediante la utilización de un buen número de cuentas cuyos titulares eran sociedades tipo trust creadas ad hoc en la isla portuguesa de Madeira y en otros países. Posteriormente, siempre según el comunicado de Interior, desde estos países los fondos eran presumiblemente enviados a otras entidades bancarias situadas en el extranjero, para finalmente, y a través de intermediarios en Luxemburgo, volver a entrar a entidades bancarias en España, pero ya a nombre de sociedades no residentes en nuestro país. Con ello se conseguía hacer invisible al auténtico dueño de ese dinero. Algunas de estas sociedades no radicadas en España habrían sido creadas, según los investigadores, por una filial del Banco Espirito Santo en Madeira, cuyo titular era distinto del banco. Precisamente esa sucursal ya había sido investigada anteriormente por presuntas irregularidades por las autoridades portuguesas. La particular estructura de esas sociedades creadas en el Espirito Santo y BNP niegan que les hayan inmovilizado los fondos que dice la investigación M. PORTILLA MADRID. Tres de las cuatro entidades inspeccionadas el pasado jueves por orden del juez Baltasar Garzón en relación a una operación contra el blanqueo de dinero y fraude a la Hacienda Pública, negaron ayer tener alguna de sus cuentas bloqueadas. Sólo el banco portugués Espirito Santo reconoció esa misma noche que, como consecuencia de la investigación, el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia había ordenado el bloqueo de cuentas a clientes por un valor total inferior a los 5,5 millones. Sin embargo, el Ministerio del Interior ratificó que se han inmovilizado más de 1.800 millones. Fuentes de la investigación indicaron a ABC que tanto los bancos como la Fiscalía pueden tener razón en sus afirmaciones, puesto que los bancos estarían diciendo la verdad al señalar que no hay cuentas de sus clientes bloqueadas por ese importe, pero sí podría haberse inmovilizado esa cantidad en otros productos tales como fondos de inversión o seguros de ahorro, por ejemplo. porcionadas y causaron una innecesaria confusión en la opinión pública La entidad francesa BNP Paribas manifestó a este diario que desmentía que hubiera cuentas bloqueadas, y que se estaba investigando a un solo cliente, al cual, hasta ayer tarde, no se le había inmovilizado su cuenta. En términos similares se expresaron desde la aseguradora catalana Cahispa, donde ayer trabajaban con toda normali- Normalidad aparente Ayer una normalidad aparente reinaba en las cuatro entidades. Así, desde el Banco Espirito Santo se reafirmaban en los 5,5 millones bloqueados, razón por la que precisaban que, a su juicio, consideran que las actuaciones llevadas a cabo el 2 de noviembre fueron despro-