Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA SÁBADO 4 s 11 s 2006 ABC La ONU ubicará en Manises un centro internacional de apoyo a las misiones de paz L. AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL MONTEVIDEO. La Secretaría General de Naciones Unidas ha seleccionado la ciudad de Manises (Valencia) para albergar la futura base de apoyo logístico al Departamento de Operaciones de Mantenimiento de Paz de la ONU, según informó ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tras entrevistarse en Montevideo con Kofi Annan. La candidatura española competía con las ofertas que habían formulado Finlandia y Rumanía para hacerse con la sede de la citada base, que será complementaria de la que ya existe en la ciudad italiana de Brindisi. La cercanía geoestratégica a Africa de esta base española ha podido ser determinante para su elección, ya que la ONU ha aumentado sensiblemente en los últimos años sus misiones de paz en ese continente. El centro tendrá como objetivo proteger las telecomunicaciones entre las misiones de paz, las agencias y las sedes centrales. Militares del contingente español en el Líbano con la mascota de la Legión La Legión, en el corazón de Hizbolá La Legión completó el jueves su despliegue en el sur del Líbano s 1.100 soldados que operan ya entre la bienvenida de unos y la indiferencia de quienes recelan de 28 años de presencia militar extranjera TEXTO Y FOTO LAURA L. CARO MARJAYOUN (LÍBANO) A apenas a veinte minutos de la base Miguel de Cervantes a la pesada velocidad de crucero de los BMR, la bandera española en el techo del bar Amigo s -escrito en nítido castellano, amén de la ocurrencia del genitivo- -arranca la sonrisa de los legionarios que vuelven de patrullar por la Línea Azul. La columna de vehículos, pintados de blanco para esta misión, de acuerdo con los protocolos de la ONU, atraviesa las aldeas, donde es recibida por los saludos de los niños, a veces descalzos. También reciben a la columna hombres que fuman sin parar y, entre carcajadas, hacen el gesto en broma de lanzar al convoy una mina anticarro recién encontrada que, ya se han cerciorado los soldados, ha perdido la espoleta. Pero las tropas avanzan también entre miradas de indiferencia o de recelo de los vecinos, que se paran entre montañas de escombros para echar un vistazo desconfiado y mudo a los extranjeros. Bien estudiado, el paisaje de este feudo chií es un santuario en honor a Hizbolá, con insignias amarillas cruzadas con estampaciones de kalashnikovs, carteles que reverencian la victoria divina de Nasralah y las fotos de los mártires locales en cada poste. Figuras de Jomeini, restos de trincheras para lanzar katiushas o bosques de huchas públicas para donar dinero a la resistencia. Y a pesar de todo, los militares españolas viajan en los BMR a razón de 40 patrullas diarias con las armas de a bordo cubiertas, con la protección personal en el nivel más bajo y la serenidad que da el pensarse bienvenidos. gentes vayan a olvidar que la Fuerza Interina de Naciones Unidas, -la FINUL, creada en marzo de 1978- -no detuvo la invasión de 1982 ni las incursiones del verano. Incluido el ataque del 11 de agosto, cuando Marjayoun estuvo a punto de enloquecer con el baño de sangre que los aviones no tripulados del Tsahal causaron al bombardear un convoy con 3.000 refugiados cristianos y musulmanes chiítas, a los que Israel había dado permiso para irse del infierno de los combates. tuye el grueso de la Brigada Multinacional Este de la FINUL, bajo el mando del general de brigada Juan Bautista García Sánchez, en la que se integra un batallón de la India, y llegarán los de Nepal, Indonesia, Malasia y una compañía polaca. Una presencia imponente de numerosos efectivos militares para un territorio mínimo, donde no se respira la tensión de otros teatros como Irak o Afganistán, pese a la que a nadie se escapa que la situación es altamente volátil. Tierra de odios desbordantes y provocaciones mutuas, el que el que más y el que menos guarda un arma debajo de la cama, lista para encañonar al enemigo. Miles de puestos de trabajo España venía negociando la consecución de esta sede desde hace cinco meses y se estima que la entrada de la ONU en esta base conllevaría la llegada de alrededor de 200 funcionarios internacionales y la creación de más de 1.000 puestos de trabajo indirectos. El Gobierno invertirá 12 millones de euros, y espera generar no sólo empleo, sino una gran actividad en la zona con la contratación local de bienes y servicios por un mínimo de cinco millones de euros anuales según el Palacio de la Moncloa. El jefe del Ejecutivo, que compareció ante la prensa para leer una declaración dando cuenta de la decisión que le acababa de comunicar el secretario general de la ONU, se mostró muy satisfecho y afirmó: Se trata de una importante base de apoyo a las operaciones de paz y a las estructuras de tecnologías de la información y de comunicaciones de Naciones Unidas. Esta decisión constituye una nueva y relevante muestra del compromiso de España con un multilateralismo eficaz y de la confianza que Naciones Unidas ha puesto en España para el desarrollo, el mantenimiento de la paz y la seguridad en el mundo Zapatero indicó que había llamado por teléfono al presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, para comunicarle la decisión. Junto a la India y Nepal De los 5.000 cascos azules de entonces, el sur del país ha pasado a tener hoy cuatro brigadas de militares libanesas, apuntaladas por algo más de la mitad de los 15.000 efectivos aprobados en la resolución 1701 de la ONU que puso fin a las hostilidades. 1.100 son españoles, un contingente que el jueves completaba su despliegue y que está formado en base a la X Bandera del Tercio Alejandro Farnesio IV de la Legión con sede en Ronda (Málaga) que consti- Desencuentro Los soldados españoles ya lo han visto. A ambos lados de la verja electrificada que separa el vergel israelí de Metula- -un kibutz de cuento que se asoma al Líbano destrozado- donde hace días un BMR sorprendió a los militares de una patrulla hebrea y de otra libanesa apuntándose a pocos metros de distancia por algún desencuentro. Se disolvieron nada más vernos asegura el teniente coronel García- Vaquero, jefe del Grupo Táctico. Es un ejemplo de que nada más llegar han comprobado que hay problemas puntuales pero también de que hay un respeto por ambas partes a la FINUL dice confiado Recuperar la normalidad Somos parte de la normalidad que hemos venido a recuperar indica el jefe de Operaciones del grupo táctico español, comandante Jesús Araoz, si damos esa sensación de confianza, ese es nuestro objetivo. Pero no bajamos la guardia, la propia seguridad es una prioridad asegura. Diluvia en Marjayoun y los alrededores, las villas pobres reventadas a bombazos de Blat, de Dibbine, Kleyaa, Aadeisée o de Taïbe, que dentro de poco empezarán a reconstruirse con dinero español. Una zona donde no parece fácil que las Los militares españoles viajan en los BMR a razón de 40 patrullas diarias con las armas de a bordo cubiertas