Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 s 11 s 2006 ESPAÑA 27 Cuidado con los líquidos A partir del lunes se restringe el transporte de líquidos s Deberán ir en una bolsa de plástico transparente, con cierre y capacidad de un litro, y no se podrá llevar más de 100 mililitros de cada producto llegando a la ingesta del mismo delante de las autoridades si así se le requiriese, así como presentar las facturas de las medicinas. Las compras Los productos que se compren en las tiendas del aeropuerto no estarán sujetos a las restricciones de cantidad, aunque tendrán que transportarse en bolsas a prueba de manipulaciones y el viajero tendrá que poder demostrar que se han comprado en ese aeropuerto el mismo día del viaje. Lo mismo sucede con los productos comprados en otros aeropuertos, deberán ir en una bolsa especial y se deberá poder demostrar la fecha y el lugar de adquisición de los líquidos. Esta normativa también afecta a las compras que se realicen a bordo de los aviones. POR PABLO MINGOTE MADRID. La psicosis desatada por los atentados del 11- S en Estados Unidos ha alcanzado de lleno a España. Viajar en avión será un poco más complicado de lo habitual a partir de este lunes, a tenor de las normas aprobadas ayer por el Consejo de Ministros. Unas restricciones que obedecen a las normativas de la Unión Europea, que tiene como principales novedades la restricción en el transporte de líquidos y la limitación en el tamaño de los bultos que podrán llevarse en la cabina del avión- -lo que conocemos como equipaje de mano- Ahora, la cantidad de líquidos que se pueden llevar en cabina se restringe a 100 mililitros por producto. La medida tiene como objetivo que los terroristas no puedan fabricar bombas en el mismo avión con las sustancias que suban a bordo. Los tubos, botellas y frascos con sustancias líquidas y cremosas, desde el agua hasta el gel para baño y perfume o la pasta dentífrica, no sólo no podrán rebasar los 100 milímetros, además, tendrán que transportarse en una bolsa de plástico transparente, que se pueda cerrar, y cuyo volumen total no exceda un litro de capacidad (20 x 20 centímetros) Una bolsa normal de supermercado tiene entre cinco y ocho litros de capacidad. El agua, los jarabes, cremas, lociones, aceites, perfumes y sprays tendrán que enseñarse en cualquier punto del aeropuerto a requerimiento de las autoridades. En caso de que los líquidos vayan en el equipaje facturado, el que se transporta en la bodega de carga, no se aplicarán las restricciones en cuanto a la capacidad que se puede llevar. Podrán llevarse fuera de la bolsa de plástico transparente los medicamentos o productos que respondan a una necesidad dietética especial- -incluyendo los alimentos infantiles- Si así se solicita, el pasajero deberá confirmar la naturaleza del líquido autorizado, Equipaje de menor tamaño A partir del 6 de noviembre, también se reduce el tamaño del equipaje de mano. Los bultos que vayan en cabina no podrán exceder las siguientes di- mensiones: 56 centímetros de alto, por 45 de ancho y por 25 de profundidad. En esas medidas se incluyen las asas, correas, bolsillos, ruedas y cualquier otro elemento que sobresalga. La excepción podrá aplicarse a los objetos que excedan las medidas reglamentarias pero que por su fragilidad o valor no puedan facturarse con el resto del equipaje. Por otra parte, se revisarán todos los aparatos eléctricos y electrónicos de gran tamaño, como los ordenadores portátiles, así como cámaras de fotos y reproductores de música. Estos artículos deberán sacarse de sus bolsas y fundas antes de pasar por el punto de control para que sean revisados por los agentes de forma individual. Cuando se detecte algún bulto con un aparato electrónico que no se haya separado, se obligará al pasajero a sacarlo del equipaje para que sea controlado de forma individual. Además, los abrigos y las chaquetas tendrán la consideración de equipaje de mano, por lo que se controlarán de for- ma individual y deberán pasarse por las máquinas de Rayos X de los aeropuertos. La UE y EE. UU. intercambiarán datos de pasajeros La lucha contra el terrorismo ha llevado a la UE a firmar un acuerdo con EE. UU. para el intercambio de datos sobre los pasajeros de los aviones. A este respecto, la vicepresidenta primera del Gobierno, Fernández de la Vega, afirmó que el acuerdo constituye un elemento importante para prevenir el terrorismo y la delincuencia internacional, aunque plantea delicadas cuestiones en torno al tratamiento de los datos. Sin embargo, el Gobierno considera que los intereses han sido conciliados porque, por un lado, se va a contribuir a mejorar la seguridad y, por otro, se mantendrá un nivel adecuado de protección de la información transferida por las aerolíneas. El caos previsible La nueva situación para poder viajar en avión en las condiciones de seguridad adecuadas creará una inevitable situación de caos. Imaginen la situación: aeropuerto de Barajas en Madrid o El Prat en Barcelona; siete de la mañana; carreras apresuradas de las personas que van a tomar el Puente Aéreo entre las dos ciudades, la mayoría de ellos ejecutivos que viajan con sus ordenadores portátiles. La fila que se puede crear en el punto de control para revisar uno por uno los ordenadores, bolsas de líquidos, abrigos y chaquetas de los viajeros hará, previsiblemente, que más de uno pierda su vuelo. Ante esta situación, el Ministerio de Fomento informó del aumento de personal de tierra en los aeropuertos, con chaquetas verdes que informarán a los viajeros de los elementos que pueden o no llevar. También se duplicará el personal de seguridad, sobre todo el que se encuentra en los puntos de control. Se calcula que cada día 500.000 personas transitan por los aeropuertos españoles. NUEVA REGULACIÓN DE SEGURIDAD AÉREA m 56 c 45 c m 25 cm Medidas mínimas Las restriccionesaprobadas ayer por el Gobierno y que se aplicaránapartirdellunes, sonlas mínimas que cada país de la UE podrá aplicar en sus aeropuertos. Esto quiere decir que podrá haber estados en los que estas normas podrán ser más duras si lo consideran necesario las autoridades, por lo que antes de emprender viaje a cualquier destino dentro de la UE habrá que informarse de las leyes que rigen en cada lugar. Estas medidas suponen un endurecimiento de la actual normativa y son la respuesta de la Unión Europea al plan descubierto el agosto pasado por las autoridades del Reino Unido para atentar en aviones con explosivos líquidos camuflados en el equipaje de mano. 1- Equipaje de mano -Hasta ahora: no existían medidas límite a nivel europeo. Cada estado miembro era libre de imponer las recomendaciones de la IATA -A partir de noviembre (y con 6 meses de periodo de adaptación) las limitaciones de la IATA (56 x 45 x 25 cm) serán obligatorias- Excepción: instrumentos musicales y cámaras 2- Líquidos -Hasta ahora: cantidad de líquidos indefinida- A partir de noviembre: los pasajeros podrán transportar envases de 100 ml como máximo, dentro de una bolsa de plástico transparente con una capacidad máxima de 1 litro- Excepción: líquidos comprados en las zonas Duti Free de los aeropuertos y sellados 3- Aparatos electrónicos ABC -A partir de noviembre: los equipos electrónicos deberán pasar el escáner de seguridad fuera de su funda IATA: Asociación Internacional de Transporte Aéreo El Gobierno refuerza sus poderes frente a la contaminación tres años después del Prestige G. L. A. MADRID. A punto de cumplirse el tercer aniversario de la catástrofe del Prestige el Consejo de Ministros aprobó ayer el proyecto de ley general de Navegación Marítima que permitirá, entre otras cosas, una mayor intervención de la Administración en la defensa de los intereses medioambientales y costeros. María Teresa Fernández de la Vega, que ayer ejerció de presidenta en funciones, destacó que la nueva ley vendrá a sustituir a una normativa con más de cien años de antigüedad. La regulación de los accidentes de navegación, incluidos los buques naufragados o hundidos, y la responsabilidad civil por contaminación, se regula mediante una remisión a los Convenios sobre esta materia. El proyecto de ley aborda también, entre otras cuestiones, el tema de los polizones, cuyo régimen se remite a las normas generales de extranjería e inmigración, reforzando la responsabilidad de los capitanes de buque tanto para impedir su connivencia en el embarque como para que se proporcione a aquéllos un trato digno Por primera vez se regula también el contrato de construc- ción naval y se incorporan innovaciones en el contrato de compraventa de buques. Seguros por terrorismo El Gobierno aprobó asimismo la reforma del reglamento del seguro de riesgos extraordinarios en virtud de la cual se ampliará la cobertura, por el Consorcio de Compensación, de las indemnizaciones en caso de acontecimientos extraordinarios- -como desastres naturales o actos terroristas- -a quienes tengan contratado un seguro de vida, hasta ahora excluido de esta cobertura.