Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN SÁBADO 4 s 11 s 2006 ABC AD LIBITUM LOS DEDAZOS DEL VECINDARIO N la calle en la que vivo, a las afueras de Madrid, un vecino ha pintado las puertas de su casa y su garaje en un hermoso verde inglés. En prevención de mayores males, propios y ajenos, el hacendoso vecino colocó, bien visible, un letrero bien expresivo: Recién pintado No lo podía haber hecho de peor manera. Dado que la desconfianza es uno de los ingredientes fundamentales del alma del español medio, incluso de los de las Autonomías de mayor postín, todos los dedazos del vecindario han dejado su huella en la superficie verde antes de que alcanzara su secado total. No es, claro está, una conspiraM. MARTÍN ción del barrio contra el FERRAND vecino, sino la expresión natural de la desconfianza que produce un cartel afirmativo y rotundo. Sin la advertencia, el acabado de la obra hubiese resultado perfecto. De modo similar al de mi vecino, la Agencia Internacional de la Energía- -la AIE, un organismo de solvencia superior a la media de sus equivalentes- a la vista de la situación energética mundial y consciente de la urgencia de encontrar fuentes más baratas, más limpias y más seguras prepara un pregón para, en respuesta a la pregunta que le formuló el G- 8, avisar a la comunidad internacional: Esto se acaba En consecuencia, mientras en el mundo, de India a Finlandia o del Reino Unido a China, instalan nuevas centrales nucleares, nosotros nos limitamos a tocar el cartel para averiguar si todavía pinta. No es que José Luis Rodríguez Zapatero se defina por la originalidad del diseño de su política; pero, seguramente, es en lo energético donde más se empecina en dar cabezazos contra el muro de la realidad. Aparte de sus intentos de secuestro de las grandes empresas del sector, su afán energético antinuclear es tan absurdo como creer que los molinillos de nuestros campos serán suficientes, por muchos que lleguen a ser, para atender las demandas industrial y ciudadana. Es lástima que la progresía tan escasa de argumentos y sustancia en el medio mundo que come caliente todos los días, se haya agarrado como una lapa al postulado antinuclear; pero dado que Francia, Reino Unido o los EE. UU. -nuestros principales fantasmas- -tienden a la fusión nuclear como principal fuente energética, la desconfianza nacional cruza los dedos en la confianza de que los vientos nos serán propicios. Mi vecino aprovechara este fin de semana para volver a pintar sus puertas y retirará el cartel de su fachada. Supongo que si hay alguien en el Gobierno, incluido Medio Ambiente, dispuesto a trabajar hoy y mañana a la búsqueda de una solución energética eficaz volverá a repasar los mamotretos de Río de Janeiro y Kioto en los que, como en cualquier bosquejo de acuerdo internacional, se precisa lo que no debe hacerse, pero en ningún caso lo que conviene hacer. La solución nuclear no es buena, pero es la mejor. EN FIN EPÍLOGO PARA UNA CAMPAÑA DIFUNTA E P torera? ¿O no es más cierto que con tales expresiones ASO de puntillas por encima de los resultados se está contribuyendo a asentar en una parte imporde las elecciones catalanas y rescato algunas notante de la opinión española la idea de que el PP no es tas de la campaña que las precedió para compoun partido democrático y que, por tanto, contra él toda ner este apresurado epílogo de uno de los ciclos polítiofensa está disculpada? cos menos virtuosos de la historia reciente de CataluSegunda. Mas apelaba en las horas finales de las vísña y de España. peras electorales a restaurar la dignidad de Cataluña Prima. El del Tinell no fue sólo un pacto poselectoante España y el mundo ¿En qué quedamos? ¿No ral; se ha convertido en el síndrome de una forma de haeran unos reputados anticatalanes los (pocos) cer política: la de la estigmatización y excluno nacionalistas que venían denunciando el risión del contrario. Lejos ya el malhadado acuerdículo al que se estaba exponiendo el principado por el que tres partidos llamados democrátido por la caótica deriva de la política catalana cos arrojaron al lazareto de los apestados al PP, de los tres últimos años? ¿Y ahora resulta que el ejemplo ha cundido y ha rebasado la continhay que restaurar una dignidad que sólo se hagencia del momento para convertirse en una bría perdido en la depravada imaginación de conducta política sostenida. La campaña catalos antipatriotas? A pesar de esa recobrada lulana ha ofrecido muestras bastantes de esa transformación. Pero- -quién lo iba a decir- -EDUARDO SAN cidez de última hora, CiU también sufre del síndrome del Tinell. No firmó aquel pacto, pero ha sido el presidente del buen talante, el del pacMARTÍN inscribió en su libro de horas el anatema de la to como aspiración de destino en lo universal, exclusión, y lo hizo además ante notario. Para que naprecisamente él, quien se sumara al pelotón de linchadie lo olvide. Tampoco los excluidos. miento en el último minuto del partido. CiU se mereEpílogo del epílogo. Zapatero tenía un designio pace ocho años más de penitencia en la oposición Buera Cataluña. Lo tiene para casi todo. También para no, vale. Pero, ¿por qué? Por haber pactado durante Madrid. Anda tan sobrado que confía antes en su proocho años con el PP Acabáramos. videncialismo que en las virtudes de los candidatos Es tanta la inquina contenida en esa frase que conque elige para batirse el cobre en la palestra electoral. viene someterla a la prueba de las preguntas cruzaNo parece importarle un bledo que sus elegidos (siemdas. ¿Merecía también Pujol haber pasado a la oposipre los elige él) sean grises como la ceniza o unos perción por haber pactado en dos legislaturas con Felipe fectos desconocidos. Puso a Montilla porque ya se enGonzález? ¿No se arriesga el propio Zapatero a que un cargaría él, José Luis Rodríguez Zapatero, de ganar día alguien le diga que merece perder las elecciones las elecciones en Cataluña. Resultado: cinco escaños por haber pactado con el PP, por ejemplo, la política any cinco puntos menos. ¿La debacle habría sido peor titerrorista? ¿Cómo quejarse de que el PP no se avenga sin su concurso? Nunca lo sabremos. Sí sabemos, en a pactar con él si, según sus mismas palabras, ese es cambio, lo que ya sabíamos: que la voluntad por sí sola un estigma que convierte al que lo exhibe en una podeno resucita a los moribundos. ¿Es el fin de la baraka de rosa razón para que los electores lo repudien? Pero quien, hace apenas seis años, era un oscuro e invisible hombre, se me dirá, se trata de una esas expresiones diputado por León? Diagnóstico prematuro, tal vez. que se utilizan en campaña pero que no responden a Pero nadie podría reprocharle a Miguel Sebastián una convicción real. ¿Y es que la explicación arregla que se fuera buscando otros apoyos en Madrid. Por si semejante memez? ¿Seguro que los votantes a los que las moscas. se dirigía Zapatero la tomaron como una licencia elec- -Vigilemos a este hombre; sospechamos que está a punto de reincidir e invitar a su palacio presidencial al líder catalán que nosotros nos figuramos.