Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Elecciones catalanassLa abstención y el voto en blanco, otros ganadores VIERNES 3 s 11 s 2006 ABC La ausencia de una perspectiva de cambio, causa de la alta abstención Desde 1992 no había una participación tan baja en unas elecciones catalanas s El PSC ha sido el gran perjudicado MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Hay que remontarse a 1992 para encontrar un nivel de abstención tan alto como el registrado en unas elecciones catalanas. Más de 2,2 millones de electores, es decir, un 43,2 de los catalanes llamados a las urnas, no ejercieron anteayer su derecho a voto, mientras que en 2003, el porcentaje se situó en un 37,4 Hay quien habla de mal endémico catalán pues los índices de participación en esta comunidad nunca han rebasado el 65 en unas autonómicas. No ocurre lo mismo en las generales y en las municipales, donde el voto aumenta ostensiblemente. También el voto en blanco se ha disparado, pues ha pasado del 0,91 de hace tres años a un 2,03 Un claro toque de atención a la clase política catalana. Hay varios factores que explican esta desidia. Uno de ellos podría ser coyuntural, pues los catalanes han soportado un complicado ciclo estatutario, donde los partidos políticos han tenido comportamientos contradictorios. La abstención que se produjo en el referéndum sobre el nuevo Estatuto en junio de 2005- -superó el 51 -hacía presagiar una escasa movilización en los comicios autonómicos. Y así ha sido. No obstante, el analista político Oriol Bartomeus, opina que culpar al proceso estatutario es una excusa de los partidos políticos. Una de las principales causas de abstención de estas elecciones es la falta de incentivos. Los sondeos aseguraban que era muy difícil que se produjera un cambio, lo que unido a la ausencia de un programa electoral atractivo para los votantes, ha provocado la desmovilización En 2003, recuerda Barto- ABSTENCIÓN EN LAS ELECCIONES AUTONÓMICAS CATALANAS 2.184.020 (45,13) 1.854.704 (40,64) 2.159.731 (40,80) 2.253.417 (43,2) 1.601.854 (35,6) 1.713.888 (38,66) 1.988.561 (37,46) 1.847.022 (36,36) 1980 1984 1988 1992 1995 1999 2003 2006 meus, la participación fue más alta porque había dos clases de incentivos. Por un lado ERC, formación en auge. Y por otro el PP, que movilizó el voto en contra por las malas relaciones entre la Generalitat y el Gobierno de Aznar La mayor incidencia de este desinterés electoral se ha producido en las provincias de Tarragona y Barcelona, concretamente en el área metropolitana, lo que ha perjudicado al PSC. Los socialistas no han logrado movilizar a esos votantes que acuden masivamente a darles apoyo en las elecciones generales, pero que en las autonómicas se quedan en casa. Buena parte de esta bolsa de población contempla estos comicios como de segunda categoría. Es lo que se denomina, según Oriol Bartomeus, abstención de partido. Un amplio sector de votantes del PSC es de clase social baja y no le da tanta importancia al voto. A esto se añade un candidato poco conocido, unas encuestas que no le daban como ganador y una campaña relativamente corta ABC Fenómeno común No obstante, este analista cree que no se debe dramatizar y que el fenómeno de la abstención es común a lo que ocurre en otros países con elecciones regionalistas. En España, Galicia es la comunidad autónoma que tradicionalmente registra un porcentaje mayor de abstención. La gran excepción se produjo en las últimas autonómicas precisamente por la perspectiva de cambio, que animó a la gente a acudir a las urnas dice Bartomeus, quien considera que hay un cierto cinismo en esta cuestión, pues hoy parece que nos preocupamos mucho por ese desinterés y mañana, nos olvidamos Siempre se ha dicho que la abstención favorece a los partidos nacionalistas. En 1992, fecha en la que hubo el mayor porcentaje de abstención- -45,1 CiU ganó por mayoría absoluta. En aquella ocasión, la abstención se explicaba también por la incapacidad de cambio. Fueron unas elecciones de confirmación de Jordi Pujol No obstante, un estudio de la Fundación Bofill sobre la abstención en las elecciones catalanas recuerda que en 1984, año en el que se registró al abstención más baja- -35,6 Jordi Pujol arrasó en las urnas. Este estudio, efectuado por los profesores Joan Font, Jesús Contreras y Guillem Rico, también desmonta la teoría de que la abstención afecta especialmente a la población de origen inmigrante. Eso sí, los expertos confirman que la mayoría de personas que decide no acudir a las urnas son jóvenes de centro izquierda. Las claves de la desmovilización -Falta de incentivos. Para los votantes catalanas, no había perspectiva de cambio. Tampoco los programas electorales han resultado atractivos. Abstención de partido Una amplio sector de votantes socialistas es de extracción baja, no le da tanta importancia al voto. Su candidato era poco conocido y los sondeos le daban como perdedor. Un sector del electorado considera las autonómicas como elecciones de segunda categoría