Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Elecciones catalanassAnálisis de resultados VIERNES 3 s 11 s 2006 ABC César Alonso de los Ríos UN FUTURO PARA CATALUÑA a nació catalana tuvo un nacimientopatéticoy vergonzoso, ¿por qué habría de demostrar vitalidad yreconocimientopopular en las primeras elecciones de la nueva era? Ha ocurrido lo que cabía esperar: casi la mitad de los catalanes han dado la espalda al sistema. En el XIX y primer tercio del XX, el rechazo a este se expresaba con atentados. Ahora, con el desprecio a las urnas. Que voten ellos. Incluso unos cuantos miles han querido meter por la rajita la papeleta blanca de la contestación expresa. Desde luego, no iban por aquí los sueños de Rovira i Virgili ni ésta era la Cataluña que hubiera querido Prat de la Riba, aunque poco más podía esperarse de las ideas políticas de los dos, como tampoco del estalinismo de Comorera. El totalitarismo está siemprealfinaldelviajenacionalista, y ahora podemos comprobarle en Cataluña. No podía ser otro el destino al que pudieran conducirlosBarrera, Carner, Pujol, Rubert o Maragall... Nada de caras al vent ni luchas por la llibertat. Totalitarismo puro y duro. Una sola lengua y una comunidad, que no sociedad. Y la violencia. Por supuesto, la institucional. Por supuesto, la censura. Las leyes del silencio. La omertá. Pero también la violencia física de forma bien calculada. Esto es, como una muestra. Como un adelanto de lo que podría llegar si fuera necesario. Sabemos cuál es la relación de fuerzas y hasta dónde puede llegar la brutalidad del sistema. La clase política catalana no sólo se ha convertido en una mafia que se organiza horizontalmente por territorios, profesiones y actividades económicas, sino verticalmente por ideas y creencias. Para unas cosas interviene a través de La Caixa, para otras los sindicatos de clase para otras Montserrat... Frente a esto ¿quiénes podrían oponerse de una forma eficaz? Tan sólo los que no creen en la nació pero sí en España. El PP y la nueva fuerza emergente: Ciudadanos. Una coalición en la oposición que debería levantarse con la contestación clara al sistema por parte del PP y con la renuncia a las tentaciones anarcas de Ciudadanos. Los populares deberían comenzar a hablar en castellano en el Parlament. Como haran Rivera, Robles... El realismo de Montse y la utopía de Carmen Leal. L Artur Mas, Jordi Pujol y Josep Duran Lleida analizan los resultados electorales de CiU en la comisión ejecutiva de ayer YOLANDA CARDO El PP supera a ERC en Barcelona y es tercera fuerza en el cinturón Los populares se consolidan como tercer partido en el feudo tradicional de los inmigrantes s El PSC pierde votos en Cornellá, el pueblo de Montilla ÁNGEL MARÍN BARCELONA. El PP se mantiene como tercera fuerza política en el cinturón industrial de Barcelona. Los populares perdieron votos en los municipios metropolitanos, pero en algunas localidades lograron recortar distancias con CiU y PSC y en otras ampliaron su diferencia con ERC. Los socialistas y los republicanos descienden en el cinturón rojo, mientras ICV es la única formación del tripartito que mejora sus resultados. En la ciudad de Barcelona, los populares, con 93.932 votos, un 13,3 por ciento, superan a los republicanos, con 86.050 sufragios, un 12,1 por ciento. Y, por tanto, les arrebatan la tercera posición a ERC que logró 126.613 votos (15,6 contra de los 123.297 (15,2 del PP en los comicios de 2003. Con estos resultados del PP, sumados al claro triunfo electoral de CiU- -con 659.255 votos (29,9 -y la estrepitosa derrota del PSC- -con 615.906 (27,9 se abre la puerta a un posible cambio de gobierno en la capital de Cataluña, donde los socialistas gobiernan, ahora en coalición con ERC e ICV desde 1979. Los socialistas mantienen su supremacía en los distritos- -Ciutat Vella, Horta- Guinardó, Nou Barris, Sant Andreu, Sant Martí y Sants- Montjuïc- -donde antes arrasaba electoralmente. Mientras que CiU gana claramente en los distritos de Les Corts, Eixample, Gràcia y Sarrià- Sant Gervasi. tre el 40 y el 44 por ciento de los sufragios. gat, Sant Adrià de Besòs, Santa Coloma de Gramenet, Castelldefels, El Prat de Llobregat o Gavà, entre otras localidades del cinturón rojo. Las comarcas El dominio de CiU La federación nacionalista dominó electoralmente en todas las comarcas catalanas, excepto en las del Barcelonés y la del Vallès Occidental donde ganaron los socialistas. En estos comicios el PSC ha perdido las comarcas del Garraf, Baix Penedès y Tarragonés en beneficio de CiU. De las 41 comarcas de Cataluña, la del Solsonès (Lérida) encabeza la lista nacionalista con un 45,7 por ciento de los votos pese a perder 3,6 puntos respeto a 2003. A continuación figura la Cerdanya (Lérida) con un 45,1 por ciento de los sufragios, pero en este caso los convergentes suben 1,6 puntos. Cornellà El municipio de Montilla En Cornellà de Llobregat, la ciudad en la que fue alcalde José Montilla durante 19 años, los cinco partidos parlamentarios perdieron votos a favor de Ciudadanos de Cataluña. Los socialistas perdieron un punto- -más de 1.300 votos respecto a los comicios anteriores- mientras que los nacionalistas bajaron sólo tres décimas respecto a los resultados de 2003. El PP y ERC perdieron más de dos puntos porcentuales cada uno. El Carmelo Abstención generalizada Tal y como hacía prever el desinterés ciudadano que se percibía en el Carmelo, la abstención en la zona donde hace dos años se hundió el túnel del Metro ha sido generalizada. El análisis detallado de las zonas estadísticas señala que mientras que en Barcelona la media de la abstención fue del 39,4 por ciento, en el Carmelo llegó hasta el 54 por ciento en la zona más próxima y al 51,4 en las inmediaciones del túnel. Por contra, el PSC, tradicionalmente fuerte en la zona, no recibió voto de castigo, sacando en- Badalona La solidez del PP En Badalona, el PP obtuvo el 12,9 por ciento de los votos, cinco décimas menos que en 2003, lo que demuestra la solidez del voto del PP en la tercera ciudad de Cataluña en número de población. Los socialistas, con el 32,6 por ciento de los votos, perdieron casi siete puntos respecto a los anteriores comicios catalanes. Los nacionalistas, con el 25,3 ganaron seis décimas y los republicanos (10,5 perdieron las mismas décimas que ganó CiU. El PP consolida la tercera posición en Badalona, una situación que se repite en los municipios metropolitanos de L Hospitalet de Llobre- Miravet ERC gana en el pueblo del Estatut Los republicanos ganaron por goleada a los socialistas y nacionalistas en el municipio de Miravet, el pequeño pueblo de la provincia de Tarragona donde los líderes catalanes se reunieron para pactar el texto del nuevo Estatuto de Cataluña. Esquerra, con el 39,4 por ciento de los votos, obtuvo 171 sufragios frente a los 122 de CiU (28,1 y los 91 del PSC (20,9 Los ecosocialistas obtuvieron 27 sufragios, mientars que Ciudadanos- Partido de la Ciudadanía recibió un sólo voto en esta localidad emblemática para los nacionalistas frente a los quince del PP.