Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN VIERNES 3 s 11 s 2006 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Vicente Boo La gran vencedora, la abstención Elecciones catalanas, ZP ha sido el gran perdedor Zapatero, que hizo una apuesta por Cataluña que ha condicionado toda su política, no ha salido bien parado de las recientes elecciones catalanas. Ha impulsado un nuevo Estatuto de autonomía que ha molestado a la mayoría de los españoles y que no ha gustado a la mayoría de los catalanes, como se comprobó en el referéndum. Recuerden que el presidente del Gobierno se deshizo de Maragall de mala manera y en contra del criterio del PSC para colocar a Montilla, convencido de que su implicación personal en la campaña sería suficiente para animar a los desencantados votantes socialistas catalanes. En absoluto ha sido así. Zapatero ha recibido un duro vaparalo. Resultado: se ha equivocado con el Estatuto, se ha equivocado con el candidato, se ha equivocado con el mensaje que ha querido transmitir a los catalanes y se ha equivocado también al infravalorar a Esquerra, organización a la que ha utilizado a su conveniencia. Sin embargo, ERC vuelve a ser la fuerza política que puede sacar algo de pecho ante el resultado obtenido el 1- N- -lo que no se puede considerar una buena noticia para los socialistas- siguen siendo la fuerza indispensable de gobierno si Mas y Montilla no llegan a un acuerdo para la sociovergencia de la que tanto se habló durante la campaña electoral. En estas elecciones Piqué no ha quedado fuera del mapa como auguraban sus adversarios e incluso algunos personajes de su partido que le veían demasiado catalán Y no se puede analizar el resultado electoral sin dedicar un punto y aparte a Ciutadans, el partido que tradicionalmente se ha movido en la izquierda, sobre todo en el PSC, y que ha abominado de algunos de los artículos del Estatuto. Juan Francisco Moreno García. Sevilla REVÉS PARA RODRÍGUEZ ZAPATERO URO revés para Zapatero titulaba ayer La Nación de Buenos Aires la crónica sobre las elecciones catalanas, pues los comicios castigaron al Partido Socialista Catalán (PSC) que perdió votos y escaños. Y con el menor nivel de participación de su historia, salpicaron también al presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que se involucró en la campaña y que promovió el nuevo y cuestionado Estatuto de autonomía para la región Según el diario argentino, la sorpresa la protagonizó Ciutadans de Catalunya, un partido recientemente creado y que, a caballo de cierta frustración respecto a la política tradicional, cosechó respaldo no sólo para entrar en el Parlamento, sino para contar con tres bancas (escaños) de las 135 La Nación informaba, además, de la visita de Miguel Ángel Moratinos a Buenos Aires, anunciando que Argentina privilegiará el pago de la deuda a España mientras una crónica de Madrid añadía que Zapatero estudia una condonación de 80 millones de dólares citando fuentes de Moncloa. Las elecciones catalanas ocuparon también lugar destacado en la Prensa italiana. El Corriere della Sera titulaba Cataluña, bajan los socialistas. Se negocia el nuevo gobierno mientras que La Repubblica anunciaba: Cataluña, ningún triunfo para los nacionalistas. El hombre de Zapatero contiene la derrota anunciada por los socialistas El diario romano añade que el voto marca la salida de escena del presidente Maragall, ex alcalde de Barcelona, desgastado por los fallos de su gobierno El titular del New York Times, sobre ese mismo tema, es un ejemplo de cautela: Partido favorable a más autonomía de España parece ganar en Cataluña El motivo de la ambigüedad es que CiU ganó, pero sin suficientes votos para formar un gobierno en solitario El diario neoyorquino recuerda que el nuevo Estatuto, apoyado por Zapatero, ha recibido críticas muy duras de políticos de la oposición e incluso de miembros de su Partido Socialista D Celebradas las elecciones autonómicas en Cataluña, un dato sobresale y eclipsa a todos los demás: la abstención, una de las más altas en la historia de los comicios autonómicos catalanes. La clase política no consigue movilizar a su electorado, harto seguramente de tanta crispación y desencantado con unos representantes que no convencen al pueblo. Sería deseable que todos los partidos políticos, además de valorar el aumento o descenso de escaños en sus propias filas, reflexionasen sobre por qué los ciudadanos no acuden a las urnas para manifestar su voluntad y elegir a sus representantes: porque, en lo que a la abstención respecta, todos tienen responsabilidades que asumir. Índices tan altos de abstención no sólo perjudican a los políticos, sino, y sobre todo, a los ciudadanos y a la democracia. Alberto Ríos Mosteiro Madrid El Barça no es un partido político Señor Laporta, el Barça es más que un club, pero hoy por hoy no es un partido político. El Barça es un club formado por socios, simpatizantes, aficionados y peñas distribuidas por todo el país y por el extranjero, con diferentes lenguas y tendencias políticas. Si quiere hacer política, haga como todos los arribistas, sea líder de una plataforma cívica, dé problemas al ayuntamiento, quien, al igual que la ameba, asimila los cuerpos extraños, incorporándolos y preparándolos para su ascenso político. Señor Laporta, los jugadores no se merecen ser recibidos con antipatías, animadversión, abucheos y pitos porque usted juegue a la política. Luego no venga de víctima, recurso muy usado por parte de los nacionalistas, y no hable de separadores y separatistas, porque el verdadero verdugo y responsable de esta situación es usted. Los jugadores y el Barça están para jugar bien y ganar títulos, no para hablar tal o cual lengua o sentirse de tal o cual bandera. Miguel Barraquer Baeza Barcelona agua a su disposición ya que su economía se lo podrá permitir siempre. Mal para los económicamente débiles, que consumirán menos y pagarán más. Si esto lo propone el PP, la polémica del escándalo estaría servida. Los recursos hay que cuidarlos y administrarlos, así como aumentar la capacidad de embalses en proporción al aumento de la población española, ya que estamos viviendo de rentas de las obras faraónicas de los años de Franco, y mucho ha cambiado España desde entonces. Pantanos hay que fueron suficientes en su momento, y ahora, tan pronto se llenan hay que abrirlos y vaciar el tesoro del agua para aliviarlos, aunque en verano signifique restricciones. De esto sabemos en el norte. Las conducciones son viejas u obsoletas, perdiendo en su camino a las ciudades tanto o más que lo que aportan. En España hay agua para todos si se sabe guardar y repartir. En África, de donde yo vengo, se suministra agua a varias ciudades desde un lago subterráneo- -agua fósil- -que se encuentra a una distancia de 350 kilómetros, y la UE se negó a entregar plantas desaladoras, pero sí reparó la conducción del agua y las centrales de bombeo. El agua está asegurada por 70 años, de momento. En España no hay impedimento tecnológico que impida llevar los sobrantes de agua del norte al sur. Obras son amores y no buenas razones. Yo diría, y no demagogia. Juan Carlos González Fernández Palencia Franco: Zaragoza En torno al conocido hecho de la retirada de la estatua del capitán general Franco de la Academia Militar de Zaragoza, a causa ello de ignota exigencia cursada a través del Ministerio de Defensa, opino que si la Empleo del agua Este Gobierno hace políticas de derechas ya que a nadie se le ocurriría la idea de que pague más quien más consume... A los ricos esto les suena a más estatua fue una donación de la municipalidad zaragozana, debería quedar en propiedad de la Academia para su instalación en alguna sala museo, toda vez que el citado personaje histórico fue el más sobresaliente de cuantos directores ha tenido aquella academia, y existen innumerables testimonios (que no pueden ser borrados) de que la artística estatua estuvo instalada a la entrada del militar recinto durante más de medio siglo. La estatua presenció durante más de veinte mil días las ceremonias reglamentarias de izar y arriar la bandera nacional. A una treintena de metros de aquélla se encontraba la garita de guardia que señalaba uno de los puestos de centinela del perímetro del recinto y que se cubría por turnos de dos horas; luego la estatua presenció más de 250.000 relevos de centinelas, que se realizaban por cadetes alumnos o por soldados de la unidad de tropa. El más destacado de entre todos los centinelas allí habidos lo fue el entonces cadete y ahora, y desde hace treinta y un años, Rey de España. Suponiendo una media de diez servicios para cada uno de quienes allí hicimos guardia, resulta que 25.000 españoles estaremos- -de por vida, puesto que fueron muchas las horas que a su vera permanecimos- -en disposición de poder percatarnos del llamativo hueco que ahora existe en el lugar que ocupaba la estatua, ya que para poder retirarla fue necesario llevar a cabo la creación del hueco que, por natural necesidad, había de sustituirla. J. A. Chamorro Manzano, retirado de la Armada de Infantería