Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID JUEVES 2 s 11 s 2006 ABC Los 75 dulces años de Mallorca Empezó con sus ensaimadas calientes a todas horas en octubre de 1931. Hoy factura 60 millones de euros POR M. I. SERRANO MADRID. Hacer productos de buena calidad. Esa ha sido, y sigue siendo, la clave del éxito de la cadena Mallorca, una pastelería que empezó un 31 de octubre de 1931 en el número 7 de la calle de Bravo Murillo presumiendo de ensaimadas calientes a todas horas Hoy Mallorca es el referente de las delicatessen Aquella pastelería se ha convertido, tras setenta y cinco años, en un grupo compuesto por siete empresas con más de mil empleados que factura unos sesenta millones de euros al año. El alma de Mallorca fue Bernardino Moreno junto a su esposa, María. Bernardino se llevó un buen pellizco de la Lotería de Navidad y decidió invertirlo en un negocio propio. La fortuna no sólo le sonrió con aquellas 35.000 pesetas de la época, sino con un arte de elaborar pasteles y repostería que pronto se hicieron famosos en toda la ciudad. Hoy, Mallorca sigue regentada por la familia Moreno, a punto de entrar la cuarta generación. Cambios e innovación El éxito de las ensaimadas se quedó corto. Eran el referente de los desayunos y las meriendas de la época; un auténtico festín para los cinco sentidos. Hubo que ofrecer mayor variedad de productos y ampliar el negocio. El obrador no daba abasto. Se abrió la segunda tienda de Mallorca, en el 59 de la calle de Velázquez, en el año 1949. Allí ya competían con las ensaimadas los no menos famosos torteles, pestiños, bartolillos y demás productos de la pastelería fina y de calidad. Bernardino Moreno y su esposa, María, en su local de Bravo Murillo En la década de los 60 y 70 del siglo pasado, la firma se atreve con cambios e innovaciones: los mostradores se enriquecen con barras de degustación, pastelería salada, charcutería, platos cocinados y las primeras cestas navideñas. Entre los años 80 y 90 Mallorca inicia una tremenda diversificación e inaugura sus servicios de catering secciones de degustación y las tiendas Espacios gourmet Llega la hora de dar otro salto y Mallorca habilita espacios exclusivos en sus locales para la celebración de todo tipo de eventos en el Castillo de Viñuelas y en el Palacio de Aldovea. En 1994 se hace cargo del servicio gastronómico del Palacio Municipal de Congresos y, en esa época, también conquis- ABC ta otros grandes clientes como el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y la Presidencia del Gobierno. Entra el año 2000 y se abren nuevas líneas de negocio como la restauración y el Club Sandwich Café, éste último para el público más joven. Pasarán los años y seguirá dando gusto ver sus cuidados escaparates y oler, desde lejos, el buen hacer del obrador.