Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID JUEVES 2 s 11 s 2006 ABC Peregrinación a los cipreses Como cada año, miles de madrileños acudieron ayer a los cementerios. El intenso tráfico taponó las entradas y salidas a los camposantos. Los puestos de flores, entre los que triunfó el clavel, salpicaron el camino. Muchas lápidas lucían relucientes. POR CRISTINA ALONSO FOTOS JAIME GARCÍA MADRID. Hoy es el día del año en el que el cementerio está más vivo afirmaba ayer un anciano que depositaba un ramo de margaritas sobre la tumba de sus padres. Y es que muchos madrileños serpentearon ayer un camino laberíntico repleto de cruces y estatuas de piedra en busca de esa tumba que limpiar, adecentar y adornar con flores frescas. Es lo que hay que hacer. Si una tumba hoy está descuidada y sucia es como si la familia hubiera olvidado al muerto explicaba el hombre. En el cementerio de la Almudena, varias familias sacaban ayer del maletero de sus vehículos cubos, cepillos, escobas y productos de limpieza. Una mujer que barría la hojarasca de los alrededores de la sepultura de uno de sus hijos, muerto hace seis años, se quejaba de que el Ayuntamiento tiene los cementerios abandonados. Lo que me duele a mí venir y verlo todo lleno de caca de pájaros y restos de basura... Sé que son muchas tumbas, pero sólo pido un poco de ayuda se lamentaba. más allá, en uno de los nichos, una fotografía de un niño sonriente en una playa se sujetaba entre los tallos de unas flores. Y sobre varias lápidas del cementerio, enormes coronas de flores con mensajes- no olvides que no te olvido Silencios rotos A pesar del gentío que acudió ayer por la mañana al cementerio de la Almudena, predominaba el silencio, sólo roto por algún padre nuestro orado en alto o por el llanto de un bebé. Javier paseaba ayer por la necrópolis con su hijo en brazos: Mi padre murió hace seis años y el niño nació hace seis meses. Se llama Raúl y lo he traído para que le conozca Entre los reencuentros familiares y las fotografías que varios turistas, plano en mano, se hacían frente a los panteones más llamativos, también hubo lágrimas. Éste es un día triste, vienen muchas cosas a la cabeza explicaba un joven que acompañaba a su abuela a dejar unas flores en las tumbas de la familia. Según contaron dos hermanas que estaban sentadas frente a un nicho, una anciana llegó al cementerio a primera hora de la mañana y se puso a quitarle las flores a unas tumbas y a ponérselas a otras Al parecer, esta mujer robaba una o dos flores de los ramos abundantes que lucían sobre las lápidas más afortunadas y las depositaba sobre aquellas que no tenían ninguna. No di- Un hombre y una mujer se detienen ayer ante una de las tumbas de la Almudena jimos nada, no nos parece mal, ella decía que igual se habían quedado sin familia y desde el cielo agradecerían esa flor Y es que las flores fueron ayer unas de las protagonistas de la jornada. A lo largo del gran atasco que crecía según transcurría la mañana en las cercanías a los cementerios, muchas vendedoras ambulantes ya ofrecían pequeños ramos de crisantemos, margaritas, claveles o rosas a los pasajeros de los coches detenidos. ¡Seis euros, no las encontrará más baratas! voceaban las mujeres. De vez en cuando, una persona acababa bajando Rouco bendice hoy la Sala Capitular de la catedral de la Almudena El cardenal de Madrid, Antonio María Rouco, bendice a la una de esta tarde la nueva Sala Capitular de la catedral de la Almudena. Dicha sala, informan desde el Arzobispado, está anexa a la sede de la Vicaría Judicial de la diócesis, y tiene su entrada por la explanada de la Almudena (frente al Patio de Armas del Palacio Real) Se trata de un espacio dedicado a las reuniones del Cabildo Catedral, cuyas paredes han sido decoradas en mosaico por el jesuita Marko Iván Rupnik, quien ya hiciera la decoración de la Sacristía Mayor, inaugurada el 4 de noviembre de 2005. Rupnik también se encargó de la decoración de la Capilla Redemptoris Mater en el Vaticano, regalada por los cardenales a Juan Pablo II con motivo del 50 aniversario de su ordenación sacerdotal Fotografías amarillentas Tristes moradas, llenas de preciosos recuerdos Así describe un catálogo del cementerio de la Almudena su camposanto, tan grande como la ciudad de Segovia. Allí, en cualquier rincón, fotografías amarillentas de difuntos, dedicatorias de los seres queridos en letras doradas- cualquiera donde sea el mundo al que has ido a parar habrá mejorado con tu presencia cirios encendidos y flores, muchas flores. Salvo excepciones: Ni una sola flor le traigo. Siempre me lo decía: las flores, para los vivos. Lo que sí hago es venir una o dos veces por semana y estar aquí con ella, eso es más importante que un ramo de flores al año, eso lo hace cualquiera José es viudo. Su mujer, Manuela, murió hace ocho años. Ayer, sobre la lápida, tal y como ella quería, únicamente una vela encendida. Un poco Voces del camposanto FLORISTAS FAMILIARES DIRECTOR DE CEMENTERIO ENTERRADORES Los crisantemos no han tenido mucho éxito este año. La gente ha preferido los claveles Esperábamos más clientes. Los vendedores ilegales nos perjudican, no podemos competir con ellos Si una tumba está descuidada y sucia es como si la familia hubiera olvidado al muerto Mi padre murió hace seis años y el niño nació hace seis meses. Lo he traído para que le conozca La incineración ha crecido bastante. Mucho se debe a querer cumplir los deseos del difunto Hay una serie de fechas claves para acudir al camposanto, como los cumpleaños o los aniversarios El peor momento es cuando te toca cavar la sepultura de un niño. Es una profesión muy dura moralmente Tampoco olvidas cuando tienes que enfrentarte a una familia entera que ha muerto