Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA La crisis de la inmigración JUEVES 2 s 11 s 2006 ABC Edurne Uriarte Crean en Castellón el primer partido político de rumanos Un empresario afincado en Burriana funda el Partido Independiente Rumano, que podría decidir el Ayuntamiento de la capital LORENA PARDO CASTELLÓN. El empresario rumano Augusto Constantín no acostumbra a perder el tiempo. Este constructor afincado en el municipio castellonense de Burriana acaba de fundar el Partido Independiente Rumano (PIR) una alternativa política con la que pretende convertir a sus compatriotas en una suerte de llave decisoria del gobierno de algunas instituciones clave de la provincia de Castellón, pero también de otras zonas de España con fuerte presencia de estos nacionales. De momento, la formación cuenta con poco más de un centenar de afiliados dispuestos a llevar su alternativa a otros municipios donde se registra un mayor padrón de rumanos, como Benicasim, Onda o Villarreal, e incluso, a partir del próximo 1 de enero, difundir el ideario del PIR desde sedes abiertas en Madrid, Zaragoza, Teruel, Gerona o Alicante, ciudades donde hay rumanos, porque nuestro partido busca defender nuestros derechos en España y en la Unión Europea, pero mediante una política integral que atienda los intereses generales de todos los ciudadanos El PIR ya ha tenido su momento de gloria en la propia televisión rumana. Fue cuando el polémico Gigi Becali, presidente del Steaua de Bucarest y líder del Partido Nueva Generación, admitió contactos con el partido de Constantín. Éste reconoce que hubo una conversación telefónica con el magnate rumano, al que el fundador del PIR define como una persona honesta capaz de representar una alternativa ilusionante, joven y diferente para el pueblo rumano El nuevo partido ya ha esbozado los primeros trazos de un programa político que prevé la mejora de la integración de los inmigrantes rumanos en España, una mayor libertad de circulación en la Unión Europea, la homologación de los títulos académicos entre Rumanía y España, así como la construcción de escuelas, centros culturales y bibliotecas bilingües. También incluye un plan de ayuda para los más desfavorecidos y una política activa de vivienda para que los rumanos residentes en España puedan tener acceso a la adquisición de un piso protegido. La maquinaria del PIR está engrasando motores pero, por el momento, sus artífices no manejan generar simpatías preelectorales con los partidos españoles. Para Constantín, primero son los resultados electorales y luego ya habrá tiempo de hablar de pactos con otras fuerzas OTRO ÉXITO DE ZP apatero es un excelente ejemplo de los extraordinarios efectos que el carisma inherente al poder puede proyectar en un hombre corriente. Un político gris como él, de oratoria limitada, conocimientos escasos y de llamativa banalidad ideológica ha sido convertido por seguidores y analistas en gran líder y en brillante estratega. Y con el mismo sustento racional, las víctimas del carisma del poder han trocado algunos de sus más sonados fiascos en éxitos y ejemplos de astucia política. Por ejemplo, lo de Cataluña. Pero lo ocurrido ayer, el triunfo de CiU y el retroceso del PSC es para el Gobierno el inevitable colofón electoral de lo que ha sido desde el principio una combinación de superficialidad política, oportunismo peligroso e improvisación. Sobre todo, mucha improvisación. Como la del golpe de efecto del acuerdo con Mas para salvar la aprobación de un estatuto nacionalista que sembró inquietud en el PSOE, que rompió el tripartito y el propio PSC, pero que ha permitido a Mas llegar a donde está hoy. Es quizá algo menos de lo que esperaba, pero mucho más de lo que tenía hace unos meses. En el temor de este resultado, Moncloa ha difundido la teoría de que a Zapatero le interesaba un triunfo de Mas, que esta derrota de su partido era exactamente lo que quería para fortalecer sus apoyos en el parlamento nacional. Y como el embelesamiento de su supuesta genialidad aún funciona, los ha habido dispuestos a comprar la teoría de que una derrota era en realidad una brillante jugada concienzudamente planificada por el gran líder. La realidad es que la reedición del tripartito es matemáticamente posible pero políticamente muy cuestionable dada la diferencia de escaños y ahora también de votos a favor de CiU. Que las otras dos opciones, una coalición CiU- Esquerra o CiU- PSC dejarían al PSC en el lugar del que tanto se esforzó por salir, la oposición o la muleta del nacionalismo. Y que la prometida mayor integración de la sociedad catalana con la que Zapatero justificó el estatuto es hoy menor que hace dos años. Y si no, véase la abstención, el otro dato relevante de estas elecciones. Z Tres concejales La afirmación no es baladí, al menos en lo que se refiere al escenario electoral de Castellón. Solamente en la capital de la provincia hay empadronados 15.000 rumanos, lo que ni más ni menos implica capacidad de decisión de este colectivo sobre tres de los veintisiete concejales que integran actualmente el Ayuntamiento de la ciudad. Así se entiende que las aguas de la política local, más que revueltas, estén desbordadas por llegar a algún tipo de entendimiento con estos nuevos dirigentes rumanos. En cualquier caso, PP y PSOE se han lanzado a la caza del voto rumano mediante un acercamiento a aquellas formaciones nacionales del país que propugnan que los inmigrantes rumanos deben decantarse por los partidos españoles como una prueba más de su voluntad de integración. Es el caso del Partido Demócrata Rumano, algunos de cuyos responsables giran visita periódica a la provincia de Castellón como si de una circunscripción rumana más se tratara. Acaso la decisión del Gobierno de España de limitar la entrada de trabajadores de este país enturbie esa sintonía. Así lo piensa el presidente de la Asociación de Empresarios Rumanos de Castellón, Nelu Scrofan, quien sostiene que España necesita a los trabajadores rumanos e interpreta que el PSOE ha tirado de electoralismo para contentar a unos sindicatos que temen la amenaza de la mano de obra barata Los empresarios rumanos sostienen que España necesita a nuestros trabajadores e interpretan que el PSOE ha tirado de electoralismo para contentar a unos sindicatos que temen la mano de obra barata Muertes a mogollón España alerta de la falta de vigilancia en Senegal pese a la menor llegada de cayucos. Las piraguas se alejan cada vez más de la costa para eludir las patrullas POR LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Las autoridades españolas reclaman una mayor presencia de medios de vigilancia internacionales en el Océano Atlántico para controlar la emigración clandestina. Los informes de los funcionarios sobre el terreno insisten en la necesidad de no bajar la guardia a pesar de que haya descendido la llegada de cayucos a las islas Canarias. No están ni los italianos ni los portugueses. Estamos solos con los senegaleses aseguran a ABC desde la Embajada en Dakar, capital senegalesa. El avión que en su día prometió Finlandia, presidente de turno de la Unión Europea, tampoco ha aparecido. Hay que mandar gente porque nos puede pillar el toro advierte un miembro de las Fuerzas de Seguridad españolas que sigue de cerca el dossier migratorio. Las piraguas se están alejando cada vez más de la costa para eludir las patrullas de vigilancia, según las informaciones con las que cuentan los funcionarios. En las últimas semanas algunas expediciones han sido localizadas en aguas de Cabo Verde. Estos días agentes de la Marina de ese país han interceptado un cayuco que había salido de la región senegalesa de Casamance en el litoral de una de las islas más occidentales, muy lejos de la ruta habitual hacia Canarias. Cada vez, insisten, es más frecuente que naveguen a 200 ó 300 millas hacia el interior del mar.