Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 s 11 s 2006 Elecciones catalanassPP ESPAÑA 21 JOSEP PIQUÉ s Candidato del PP UN POLÍTICO CON CASTA Es un hombre moderado y tranquilo en la defensa de su proyecto. Ha aguantado con solvencia unos resultados pese a la campaña de acoso contra el PP POR ÁNGEL MARÍN BARCELONA. Josep Piqué es un político de los pies a la cabeza que, según subrayan con ironía sus adversarios, sólo tiene un defecto ser del Partido Popular en la Comunidad catalana, donde esta formación política está, de momento, condenada a la oposición. Al aislamiento del PP en Cataluña- -sellado hace tres años por los partidos de la izquierda catalanista (PSC, ERC e ICV) en el Pacto del Tinell y, recientemente rubricado ante notario por el líder de CiU, Artur Mas- -contribuye la imagen de apestados de la vida política que ha calado en la sociedad catalana. Piqué, catapultado a la fama desde el cargo de ministro portavoz del Gobierno de José María Aznar, intentará por segunda vez- -repite como candidato del PP a la Presidencia de la Generalitat- -romper con la exclusión política en la que se encuentran los populares en tierras catalanas. Y, para lograr su objetivo, el candidato popular ha trabajado duro en esta campaña electoral para que el PP sea decisivo en la conformación del futuro gobierno catalán. Él mejor que nadie sabe que tocar poder curaría todos los males de su partido en Cataluña. El ex presidente del Gobierno Aznar creyó que Piqué era el político ideal- -por su perfil dialogante, sus buenas relaciones con la burguesía catalana y hasta su condición de hincha del Barça- -para atraer a los votantes convergentes al proyecto popular. Y con ese propósito lo aupó a la presidencia del PP catalán en 2002. Pero en política los milagros no existen. No obstante, el denominado efecto Piqué logró mejorar los resultados al pasar de doce a quince diputados en 2003, pero el PP perdió su influencia política en el Gobierno de Pujol al que prestó su apoyo parlamentario en las dos anteriores legislaturas. Una situación que Piqué espera recuperar en este mandato pese a la visita al notario de Mas. La campaña sucia contra el PP, desde las agresiones del mitin de Martorell pasando por las amenazas de muerte Todos con Piqué El PP en pleno, con su presidente Mariano Rajoy a la cabeza, han arropado en todo momento a Josep Piqué durante la campaña catalana, donde los populares fueron agredidos y amenazados de muerte, entre otros insultos y descalificaciones. El candidato del PP a la presidencia de la Generalitat confía en que el partido sea decisivo para sacar del ostracismo en que actualmente se encuentran los populares en la Comunidad catalana. pintadas en la sedes del partido en Tarragona, no han hecho perder la calma al candidato popular que, en todo momento, se ha mostrado tranquilo y sereno ante los ataques, insultos y descalificaciones sufridas. Nacido en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) un 21 de febrero de 1955, Piqué, dicen los que le conocen de cerca, es un hom- bre familiar y afable. Su mujer, Margarita Montaner, y sus tres hijos le llaman El Pequeño Larousse porque tiene una memoria y un conocimiento general similar al de una enciclopedia. Apasionado de la lectura y admirador de Winston Churchill y Marco Polo, se preocupa bastante por su forma física y todas las mañanas que puede se levanta temprano para acudir al gimnasio o salir a correr con sus hijos en sus estancias en La Cerdanya. Piqué, licenciado en Derecho y doctor en Ciencias Económicas y Empresariales, fue nombrado director general de Industria de la Generalitat en 1986 por el ex conseller de ERC Joan Hortalà y más tarde fue director general de Estrategia Corporativa de Ercros. Tras simpatizar con el PSUC en su juventud y pasar por la empresa privada, fue fichado por Aznar en 1996 para ocupar como independiente el Ministerio de Industria y, posteriormente, las carteras de Exteriores y de Ciencia y Tecnología.