Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 2 s 11 s 2006 ABC AD LIBITUM OXÍGENO E HIDRÓGENO PODER Y CORPORATIVISMO MEDIÁTICO L OS viejos alquimistas llamaban al hidrógeno aire inflamable Tenían razón en su bautismo. Si en el ambiente creado por un elemento comburente, como el aire que respiramos, se introduce uno combustible, tal que el hidrógeno, salta la llama. Es el fruto de la unión entre el hidrógeno y el oxígeno. Por contraste, no hay nada menos ígneo que el matrimonio entre ambos en forma de agua. Es uno de esos misterios que, cuando era niño, entretenían las clases de Física y Química, y que, ahora que soy mayor, aburren como argumento de algunos documentales, pretendidamente didácticos, con M. MARTÍN los que la televisión nos FERRAND agrede cuando se le acaba la grosera munición de los reality shows. El conjunto del mapa político español viene a representar el valor del aire en el escenario de la vida. El del hidrógeno se lo reservan para sí los grupos nacionalistas que, aún no pudiendo arder sin el oxígeno español, siempre están dispuestos a generar su propio fuego. Para llamar la atención, en la pueril consideración de que quien no llora no mama, y para el lucimiento y sostén de los resucitados caciques que lideran esas ideologías- -y capitanean esos intereses. Si se le añade a la comparación el dato de que el hidrógeno, el primero de los elementos en la tabla periódica que los clasifica, es el más ligero de todos los cuerpos, tendremos materia para la reflexión poselectoral. Pretendo dar a entender, en comparanza que no irrite a los señalados, que lo que hoy nos afecta a los españoles, tras las elecciones de Cataluña, no es su resultado. La Constitución les otorga un alto nivel de gobierno a los catalanes y, torticeramente engrandecido por el nuevo Estatuto, ellos sabrán lo que hacen. Lo que trasciende a escala nacional es la dinámica política posible entre el palacio de La Moncloa y el palau de la Generalitat. Es una ecuación compleja que va creciendo de grado al considerar el enganche central con cada una de las otras dieciséis sedes de poder autonómico. Pasqual Maragall, como cabeza de un govern tripartito, tuvo una influencia, con más cargas que alivios, sobre Zapatero. Para compensar fue su principal soporte de poder; pero, ¿qué es lo que nos espera a partir del resultado electoral que hoy conocemos? El oxígeno nacional sigue siendo el mismo. El hidrógeno mantiene sus niveles de impureza; pero el ambiente, la temperatura y la presión cambian de modo radical. Más todavía si se considera que antes de seis meses los comicios autonómicos y locales vendrán en aluvión mientras ya se dibujan en el horizontes negros nubarrones económicos. Al misterio que supone la unión, en matrimonio o de hecho, del oxígeno y el hidrógeno hay que añadir el de la capacidad de Zapatero para sobreponerse a la nueva situación. Ya no tendrá bastante con las sonrisas. ¿O son muecas? E Inicialmente, en aquella sangrienta jornada del L periodismo no es inmune al virus corporatiaño 2002, Israel había asesinado a miles de palestinos vo, incluso en el caso de que sobreviva a la tentaen Jenin. Ahí estaba una nueva matanza de inocención tan actual de instrumentarse como Camotes, la penúltima carnicería del Ejército israelí. En rra Robert Kaplan llega a la conclusión de que la realidad, había sido un enfrentamiento durísimo ennuestra no es la época de la democracia o del terroristre combatientes palestinos y soldados israelíes. Mumo, sino de los medios de comunicación de masas, sin rieron unos cincuenta palestinos armados y unos los cuales la versión actual del terrorismo sería del toveinte soldados de Israel. Jenin, el campo de batalla, do impotente. Kaplan establece una comparación enera en aquellos momentos el mayor núcleo de tre los periodistas de hoy y los sacerdotes del preparación y adiestramiento de bombas- suiEgipto antiguo, los retóricos de la Grecia y Rocida, otro dato poco destacado en las primeras ma clásicas, como con los teólogos de la Europa crónicas sobre la matanza de Jenin. Además: medieval. Del mismo modo, los periodistas de antes del incremento alarmante de los atahoy tienen un poder auténtico, terriblemente ques- suicida, el Ejército israelí llevaba años magnificado por la tecnología, sin casi nunca sin acercarse a Jenin. De hecho, Jenin estaba ser culpables de lo que preconizan. Es una asebajo tutela de las Naciones Unidas y de la Orgaveración muy dura: los políticos electos e inclunización para la Liberación de Palestina, coso sus electores son al menos responsables anVALENTÍ mo el sur de Líbano estaba tutelado también te la Historia, pero no los periodistas. Tal liberPUIG por la ONU cuando desde allí Hizbollá atacó Istad es- -en consecuencia- -la clave de su poder rael. Es un contraste entre acaecimiento y representairresponsable. ción informativa, para estudio en las escuelas de peNo escasean los casos recientes de fraude periodísriodismo. tico motivado por el simple medro personal: reporteKaplan argumenta que el periodista de investigaros que se inventan escándalos, periodistas de investición nunca está interesado en el 90 por ciento de las cogación que deforman datos. Quien más quien menos sas que van bien, ni especialmente en el 10 por ciento quiere tener su premio Pulitzer, a costa de lo que sea. de las que van mal, sino solamente en el 1 por ciento Otros casos tienen su origen en el mimetismo o el sesque son moralmente reprensibles. Algo de eso hay. El go ideológico. Una situación muy ilustrativa ha corresperiodista- estrella desatiende al común de los mortapondido en tiempos actuales a la guerra del Líbano. les y concentra sus capacidades heroicas, su intuición Fue grande la presión mediática- -especialmente en singular de la verdad, en defensa de los más débiles, televisión- -para que Israel fuese considerado el agrede las víctimas, sobre todo si a su desgracia contribusor y no lo fuese la Hizbolá armada por Irán, con el caye un aparente mal muy poderoso, como son hoy por so flagrante del fotógrafo de agencia que retocaba las hoy el capitalismo globalizador, los Estados Unidos o imágenes con la técnica photoshop para poner víctiel efecto invernadero. Así, uno llega a defender los demas inocentes donde sólo había muros derruidos. Un rechos de los terroristas en lugar de informar sobre el precedente ostentoso fue la llamada masacre de Jenin. padecer de las víctimas del terrorismo. Al identificarEl titular campeó día tras día, hasta el punto de que las se- -de forma honesta o interesada- -con la presunta revelaciones posteriores no pudieron encajar en las víctima, la empatía con los lectores queda asegurada. prioridades de la información. Para la opinión pública Lo que perece ahí, aparatosamente, es la posibilidad mundial, Jenin prosigue siendo una masacre perpetrade un análisis creíble y riguroso de la realidad. da por Tel Aviv. Así, mimetismo y corporativismo suvpuig abc. es man efectos para asentar el poder de lo mediático. -Hoy día, la informatización del escrutinio electoral hace que, cuando la abstención sube, el recuento de votos acaba antes.