Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN JUEVES 2 s 11 s 2006 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Sociedad, Cultura y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Nacional) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro Director general: José Luis Romero Adjunto al Consejero Delegado: Emilio Ybarra Aznar LÍMITE A LA LIBRE CIRCULACIÓN L ingreso de Rumanía y Bulgaria en la Unión Europea el 1 de enero de 2007 plantea problemas muy serios en materia de libre circulación de los trabajadores. El Gobierno parece haber cedido ante la presión sindical y está dispuesto a limitar la entrada de ciudadanos de ambos países durante los dos primeros años, según la decisión anunciada por el ministro Moratinos. Debe tenerse en cuenta que, a día de hoy, casi 190.000 rumanos y más de 55.000 búlgaros viven y trabajan legalmente en España, y que el número de ilegales se calcula en 350.000 y 55.000, respectivamente. Estos últimos son los principales perjudicados, porque ya no van a conseguir el permiso de trabajo automático al que aspiraban. Es significativo que el Gobierno haya sido sensible a dicha presión después de haber recibido con recelo la decisión pionera del Reino Unido de establecer restricciones. La retórica buenista choca contra una realidad compleja que amenaza con romper el mercado. Los trabajadores españoles (así como los comunitarios en general) serían los primeros perjudicados. Por ahora, el Ejecutivo habla de una moratoria de dos años, la mínima que permiten los tratados de adhesión, que establecen un máximo de siete años. De hecho, buena parte de los Estados miembros están dispuestos a utilizar esta cláusula. La Europa de los 27 será una realidad a corto plazo. Nadie pone en duda las ventajas de un espacio político y socioeconómico común, de modo que el acceso de estos dos países refuerza un proyecto que vive malos momentos, en espera de las elecciones presidenciales francesas y del desbloqueo del tratado constitucional. Pero una integración tan complicada tiene por definición luces y sombras. España y otros países se plantean los límites a una eventual invasión de mano de obra barata, en la que no sería descartable la posibilidad de conflictos sociales en la convivencia cotidiana. El realismo es enemigo de la demagogia. En la práctica, aunque los cayucos son el símbolo de la errática política inmigratoria del Gobierno, la entrada a través de las fronteras terrestres (en particular, la Junquera) es la que aporta mayor número de irregulares, según han demostrado diversos reportajes de ABC. Además, el ingreso de Bulgaria y Rumanía en el club europeo tiene consecuencias políticas directas. En las próximas elecciones locales ya van a participar ciudadanos de los nuevos socios que viven legalmente en España, cuyo voto se prevé decisivo en localidades tan relevantes como las del Corredor del Henares madrileño. La política no es pura retórica, sino que las decisiones tienen efectos prácticos. El Ejecutivo se siente ahora obligado a tomar medidas, pero es evidente que sólo está aplazando de forma transitoria el problema de fondo. Es una lección importante para los idealistas de salón: en las relaciones internacionales y comunitarias, la defensa razonable del interés nacional no está reñida con el europeísmo y con la contribución a la causa común. E EL SOCIALISMO PIERDE CATALUÑA Por su parte, el Partido Popular ha mantenido su posiA primera lectura de los resultados de las eleccioción, pese a la pérdida de un escaño, que estaba descontada nes autonómicas catalanas impone la conclusión de por la suma de factores que hacen que este partido viva en que la nueva etapa estatutaria ha consagrado la parCataluña una situación anómala de hostilidad y marginatición política entre quienes se sienten concernidos por la ción política. Era ilusorio pensar que la táctica de todos vida política de esta comunidad y quienes se consideran excontra el PP no iba a funcionar, aunque fuera mínimamencluidos de ella. La abstención en el referéndum del nuevo te. Pese a esta maniobra antidemocrática de la coalición naEstatuto (más del 50 por ciento) no fue una actitud coyuntucionalista y socialista, que quedó escrita en el Pacto del Tiral, sino la primera manifestación de un profundo desennell, y de las diatribas de algunos sectores de la derecha canto con un proyecto político que consolidaba la hegemoque le reprochaban a Piqué y a Rajoy una excesiva blandunía del nacionalismo, con el agravante de que esta vez era ra frente al tripartito, el PP catalán ha hecho frente con digel socialismo el factor determinante de este resultado. nidad a una etapa crítica, en la que lo más difícil era converPues bien, las elecciones celebradas ayer en Cataluña ratitirse en el único partido opuesto al Estatuto por defender la fican y aumentan esa reacción por omisión de casi la miConstitución y la soberanía nacional. Si no hubiera sido tad de la población, a la que esta nueva fórmula estatutaria así, si el PP no hubiera sido firme en sus principios y modesoberanista, que instaura un modelo político nacionalista rado en sus formas, difícilmente habría mantenido la fidey un modelo social y cultural de izquierda, ha puesto extralidad de su electorado, a pesar de una alta abstención que muros de la autonomía catalana. De nada sirve decir que siempre que ha sido superior al 40 por ciento ha llevado al también hubo una alta abstención en otros comicios autoPP a resultados discretos, como en 1992 y 1999. En esta ocanómicos anteriores, pues, precisamente, el nuevo Estatuto sión, la alta abstención no se ha traducido en un retroceso se justificó, entre otros, con el argumento de que devolveelectoral, por lo que este mantenimiento ría la ilusión de los catalanes por su autogotiene un valor no precisamente menor. bierno. No sólo no ha sido así, sino que esta Tanto Josep Piqué como Mariano Rajoy alta y masiva abstención emplaza directaDespués de apadrinar pueden y deben considerar el resultado mente al Gobierno de José Luis Rodríguez del 1- N como una confirmación de su políZapatero en la medida en que cuestiona la leel nefasto tripartito y tica de firmeza de contenidos y moderagitimidad de su estrategia en Cataluña, grade impulsar un ción de formas, que, pese a las críticas descias a la cual la nueva autonomía catalana estatuto nacionalista, leales de quienes afirman ser afines al- -si es que aún puede hablarse de autonola política de Zapatero centro- derecha, ha sido pública y reiteramía y no de confederación- -apenas se sosdamente defendida en Cataluña por la ditiene sobre la mitad de su población. en Cataluña se salda rección en pleno del Partido Popular. con una clara La entrada de Ciudadanos de Cataludesfiguración del ña en el Parlamento catalán también exresultados concretos confirman las plicaría el resultado electoral del PP aun, tendencias de los sondeos. Esta vez, CiU gapapel político del que su razón política de ser está no tanto na holgadamente en número de votos y de essocialismo español en dividir a la derecha no nacionalista, sicaños, gracias, sobre todo, al rotundo fracano en ofrecer una alternativa específica a so del candidato socialista, José Montilla, los votantes socialistas desencantados con la deriva nacioque pierde cuatro puntos porcentuales y cinco escaños. nalista del PSC. En todo caso, el mantenimiento del PP y Fracaso del que Rodríguez Zapatero es responsable en la los tres escaños de Ciudadanos deberían potenciar una opmisma medida, pese a su implicación personal tanto en la ción no nacionalista en Cataluña, de criterio transversal. promoción de Montilla como en la campaña electoral, especialmente para atraer el voto teóricamente más próximo, situado en el cinturón industrial de Barcelona. El balance no puede ser más acusador para el presidente del Gobierabre ahora un período de análisis en los partidos, no: después de apadrinar al nefasto tripartito y de impulporque las urnas han conformado el Parlamento catasar un Estatuto nacionalista y muy probablemente inconslán, pero no el Gobierno de la Generalitat. Muchos sufrititucional, su política en Cataluña- -como en el País Vasrán el peso de sus promesas electorales como una losa, co- -se salda con un reforzamiento del nacionalismo y una aunque la fuerza de los números hará buena parte del traclara desfiguración del papel político del socialismo espabajo, porque el apoyo del PP no sería suficiente para inñol. El resultado de los socialistas en Cataluña muestra las vestir a Artur Mas y la diferencia de éste sobre Montilla consecuencias de que el PSOE se instale en discursos filoya no justificaría un tripartito, quedando abierta la opnacionalistas, que no redundan en la moderación de los ción de una gran coalición entre convergentes y sociaque son verdaderos nacionalistas y, por el listas (que sumarían 85 escaños) o de un contrario, acaban confundiendo y desilusiofrente nacionalista formado por CiU y nando a una parte del electorado de la izERC, que alcanzan la mayoría absoluta El PP catalán ha quierda. (69 parlamentarios) aunque muy reforhecho frente con En cuanto a los otros partidos del trizada si se adhiriera Iniciativa, con sus dignidad a una etapa partito, Esquerra Republicana pierde los 12 escaños. escaños que sus antiguos votantes han En cualquier caso, la primera conclucrítica en lo que lo creído justos para castigar su errática ansión que cabe sacar de los resultados de más difícil era dadura en el Gobierno de la Generalitat y ayer es que la estrategia diseñada por convertirse en el único Rodríguez Zapatero, que eliminó a Maen la tramitación del Estatuto. Por razones exactamente opuestas, Iniciativa por ragall para colocar a Montilla tras el partido opuesto al Cataluña sube tres escaños y se ve reconopacto con Artur Mas, se ha saldado con Estatuto para cida por la izquierda catalanista. Esta suel peor resultado para el PSC, lo que defender la ma cero de los movimientos electorales de prácticamente aboca al socialismo a la Constitución y la ambos partidos, junto con el retroceso grapérdida de Cataluña. Hoy por hoy, lo únive del PSC, reduce las posibilidades de un co que ha conseguido es dar alas al nasoberanía nacional nuevo tripartito. cionalismo. L Los Se