Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 1- -11- -2006 Ahora de viejo tengo las ideas más claras, pero sigo discutiendo conmigo mismo José Manuel Caballero Bonald 81 rra del Golfo. Todos estos acontecimientos son tan fuertes que inevitablemente influyen en la obra de arte ¿Cuál es, entonces, el papel del arte en el mundo actual? Pina Bausch respira profundamente antes de contestar. Mi trabajo tiene que ver con los sentimientos personales, y en este sentido es importante propiciar el acercamiento entre nosotros. Ver que estamos juntos, que nos reímos de lo mismo, que lloramos con lo mismo. Que estamos cerca los unos de los otros, a pesar de que hablemos otro idioma. Es importante que nos reconozcamos, que descubramos la ternura, algo fundamental para mí; también el sentido del humor. Y no hay que renunciar ni tirar la toalla, hay que sentir que estamos juntos España Pina Bausch es una enamorada del flamenco. Durante su estancia en Madrid hace quince años se le podía ver a menudo en los locales más flamencos de la capital, rodeada de cantaores y bailaores. En las galas que organiza en Wuppertal ha contado a menudo con la presencia de artistas como Eva Yerbabuena (que en cuanto puede se deshace en elogios de la coreógrafa alemana) Y cuando se le pregunta si existen posibilidades de que vuelva a inspirarse en España para uno de sus trabajos, dice simplemente que sí. Es muy posible que lo haga Es imposible imaginarse una obra de Pina Bausch en la que el agua no tenga un papel relevante. Está en muchas de mis obras, resulta muy importante para mí. Con el paso de los años, mi amor por el agua sigue intacto; me gusta jugar con el agua, estar en ella. Incluso a menudo me tengo que controlar a la hora de emplear este elemento, porque en los suelos normales resulta un peligro para los bailarines. En cada uno de mis trabajos, el agua tiene un significado distinto, y la interpretación está en al fantasía de cada uno de nosotros. En cualquier caso, el agua resulta esencial para todos los seres humanos ¿Qué podemos hacer sin el agua? La coreógrafa alemana ha dicho, a propósito de Nefés que no resulta una descripción de Estambul, pero espero que los espectadores de todo el mundo encuentren un lugar para ellos mismos en estas imágenes Para lograrlo ha contado con una banda sonora llena de músicas distintas: del Istanbul Oriental Ensemble o la Inner Zone Orchestra a Tom Waits, pasando por Astor Piazzolla, Amon Tobin o Bugge Wesseltoft. La propia coreógrafa explica su proceso de creación. Hay dos personas en este espectáculo dedicadas a buscar música. También los bailarines me traían discos, había músicos que aportaban sus obras y varios amigos me hacían sugerencias, de modo que me junté con muchísima música. El proceso de selección es fundamental; una pieza me puede emocionar, pero tengo que pensar en los efectos que la van a acompañar y ver si va a encajar en la idea. Yo empiezo trabajando sin música, y después la aplico a lo que he pensado. Hay que pensar en que ha de sobrevivir a las infinitas repeticiones que vamos a tener en los ensayos, y que no nos agote Las entradas para estas representaciones madrileñas ya están agotadas. Me satisface, pero yo sólo me concentro en que la obra se reproduzca tal y como la hemos concebido; si algo sale hermoso un día, no quiere decir que al día siguiente también ocurra. Cada representación es única e irrepetible Fatwa de la mafia contra un autor italiano El joven escritor Roberto Saviano se ha atrevido a contar los entresijos de la Camorra en una novela, Gomorra La organización criminal le ha condenado a muerte y el Gobierno se ve obligado a protegerle POR JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. A los mafiosos de Cosa Nostra les gusta El Padrino pues la novela de Mario Puzo y la película de Coppola presentan una imagen casi caballeresca de un mero grupo de asesinos. A los mafiosos de Nápoles, en cambio, les ha enfurecido la última novela de Roberto Saviano sobre la Camorra y por eso han decidido matarle, una opción que no es teórica en esa ciudad. En lo que va de año, los muertos por la Camorra en Nápoles y sus alrededores suman ya 52, contando los dos de ayer, en un país donde algunos prefieren hablar de Al Qaeda en lugar de mirar a lo que sucede en el patio trasero. En Gomorra la Camorra sale muy fea, pero lo que ofende a los capos es que la novela es en realidad una fotografía de lo que está sucediendo en Nápoles, una bellísima ciudad que rebosa miedo, amargura y muertos debido al triunfo de la criminalidad sobre el Estado en la cotidiana lucha por el control del territorio. Saviano, que tiene sólo 27 años pero los ha vivido en un feudo mafioso, saca a la luz muchos secretos del Sistema como la llaman algunos miembros, que no utilizan la palabra Camorra. Describe sus negocios, sus nombres y su modo de captar chiquillos para enrolarlos en una empresa criminal compuesta por 20 clanes con unos 4.000 soldados y un volumen de negocios de 16.000 millones de euros al año según las estadísticas de Eurispes. Para dar un escarmiento a Saviano y amedrentar a posibles imitadores, los capos decidieron matarle. En cuanto la noticia de la fatwa llego al mi- Roberto Saviano posa en septiembre en una calle de Nápoles nistro del Interior, Giuliano Amato le envió una escolta policial, mientras que Umberto Eco, la pluma más conocida de Italia, lanzó un manifiesto en AFP Hable con Pina El público descubrió a Pina Bausch hace algo más de veinte años, también en el festival de Otoño. Café Müller (probablemente su más emblemática coreografía) fue su carta de presentación. Sin embargo, fue Pedro Almodóvar quien popularizó a la coreógrafa alemana al incluir fragmentos de esta pieza y de Masurca Fogo en su película Hable con ella Así se refirió el director manchego a Pina Bausch: En Todo sobre mi madre aparecía un póster de Pina en Cafe Müller Yo entonces no sabía que esta pieza coreográfica sería el prólogo de mi siguiente película. En aquel momento sólo pretendía homenajear a la coreógrafa alemana. Cuando terminé de escribir Hable con ella y volví a mirar el rostro de Pina, con los ojos cerrados, vestida con una exigua combinación, los brazos y las manos extendidas, rodeada de obstáculos (mesas y sillas de madera) no tuve duda de que esa era la imagen que mejor representaba el limbo en el que habitaban las protagonistas de mi historia Roberto Saviano Nació en Nápoles en 1979. Estudió Filosofía en la Universidad de Estudios de Nápoles Federico II y es discípulo de Francesco Barbagallo. Forma parte del grupo Osservatorio sulla Camorra y colabora habitualmente en el diario L Espresso Antes de la publicación de Gomorra. Viaggio nell impero economico e nel sogno di dominio della Camorra (premios Viareggio y Giancarlo Siani) Saviano había publicado sus narraciones en las revistas Nuovi Argomenti Lo Straniero y Nazione Indiana el telediario en defensa de su joven compañero, que es tambien periodista, para que Saviano no termine bajo el plomo como Giancarlo Siani, del Mattino asesinado por la Camorra en las calles de Nápoles, o Mauro de Mauro, de L Ora de Palermo, asesinado por Cosa Nostra. Con una media de un asesinato al día en la última semana, el problema de Nápoles ha vuelto a saltar al debate nacional, y el ministro de Justicia, Clemente Mastella, está a favor de volver a enviar el Ejército. Pero la realidad es que semanas con siete muertos las ha habido ya antes, y ha sido precisamente la notoriedad de Gomorra que se vende en los quioscos de todo el país, el elemento que ha forzado al Gobierno a ocuparse de la pacificación de Italia, en lugar de la de Afganistán. La novela les ha obligado a afrontar la dura realidad.