Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 1 s 11 s 2006 ESPAÑA 29 España es el país europeo que menos ayudas dedica a la familia y los niños Destina sólo el 3 del total del gasto en protección social, cinco puntos porcentuales menos que la media de la Unión Europea MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. España dedicó a ayudas a la familia y a la infancia sólo el 3 del presupuesto destinado a protección social en 2003, lo que la convierte en el país europeo que menos fondos destinó a este capítulo, según datos de Eurostat hechos públicos ayer por la Comisión Europea. Los países de la Unión Europea dedican una media del 8 del total del gasto en protección social a este tipo de ayudas, equivalente al 2,1 del Producto Interior Bruto (PIB) Los más generosos son los luxemburgueses, cuyas familias y niños reciben ayudas equivalentes al 17,7 del total del presupuesto, seguidos de los irlandeses, con un 16 o los daneses, con un 13,2 En el lado opuesto, en el vagón de cola, además de España, con el mencionado 3 del total, está Italia, con el 4,1 y Holanda, con el 4,9 En conjunto, España aparece dentro del panorama europeo como uno de los países que menos presupuesto dedica a protección social, tan sólo el 19,6 del PIB en 2003, último año sobre el que hay datos acumulados de todos los países, frente al 27,7 de la media de la antigua Unión Europea de quince países o el 27,4 de la actual de veinticinco. En cuanto a 2004, las estimaciones totales del gasto en protección social reflejan la misma tendencia de escaso aumento del capítulo dedicado a la familia y a los niños, tan sólo 6 décimas hasta alcanzar el 3,9 del PIB de la media de los diez países europeos que han avanzado los los datos, entre los que está España. Esta realidad, el escaso apoyo a la estructura familiar y a la infancia en Europa, y sobre todo en España, contrasta con el discurso que suelen hacer los políticos de apoyo a la familia y al fomento de la natalidad, entre otras razones para asegurar la sostenibilidad del sistema de pensiones a largo plazo ya que, según las previsiones de Bruselas, en 2050 habrá sólo dos trabajadores por cada pensionista. Población envejecida La UE se preocupa desde hace años del envejecimeinto de la población, ya que es y será un factor clave en la mayoría de las políticas europeas. La CE calcula que la población de más de 80 años se triplicará de aquí a 2050 y las personas de entre 60 y 79 años serán una cuarta parte de la población total de la UE, por lo que las políticas de apoyo a la familia y a la infancia son, a juicio de los expertos, fundamentales para el sostenimiento, entre otros, del sistema de pensiones. Suecia, la que más ayuda Por detrás de España dentro de la UE- 15 tan sólo está Irlanda, con el 15,9 de su PIB destinado a protección social. Suecia es el país de la Unión Europea que más dinero destina a protección social de sus ciudadanos, el 33,5 de la riqueza del país. Pero en el caso de España no es que se destine poco a protección social, paraguas bajo el que se engloban ayudas a ancianos, salud, invalidez, familia y niños, desempleo o alojamiento y exclusión social, sino que además los aumentos de estos fondos han sido muy exiguos en los últimos años, a un ritmo de un décima por año, como ocurrió entre 2003 y 2002, frente a un aumento de seis décimas de la media comunitaria. De hecho, según Eurostat, nuestro país ha pasado de destinar el 22,8 de su PIB a este capítulo en 1994 a tan sólo el 19,7 de 2003, disminución que no ha ido acorde con la media europea, que ha aumentado.