Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 1 s 11 s 2006 ABC AD LIBITUM EL BOTIJO DE NARBONA ON el mismo vértigo con que muchos de los ministerios tradicionales en la Administración del Estado van perdiendo competencias a favor de las distintas autonomías, los ministros titulares, dispuestos a perder poder- ¡qué remedio! -pero no protagonismo, inventan tareas de mucha apariencia y poco fuste, capaces de encajar en el Presupuesto, que justifiquen su existencia. Sería más fácil y provechoso para todos el ir amortizando las carteras que se le quedan vacías al Consejo de Ministros o, según los casos, fusionar dos o tres para que el santo, o la santa, no parezcan desnudos, pero tamM. MARTÍN poco es cosa de reducir el FERRAND empleo en las cumbres del poder, en las que las designaciones indican y definen la fuerza presidencial. El Ministerio de Medio Ambiente, si alguna vez tuvo algún sentido, carece hoy de contenido. Tiene menos funciones y responsabilidades que los de Educación y Sanidad porque las que tuvo, divididas en diecisiete porciones desiguales han pasado a depender, en lo que interesa, de los gobiernos autonómicos. Cristina Narbona podría entretenerse haciendo macramé, actividad que en recuerdo de Alberto Closas- -gran maestro del género- -no puede ofender a las feministas; pero se empeña en chapotear, literalmente, en los charcos nacionales. Consciente, como todos lo somos, de la escasez de agua que padece el mundo y sufre nuestro país, le ha propuesto al Consejo Nacional del Agua- ¿será por instituciones, oficinas y nóminas? -que se garantice a todos los ciudadanos el acceso al agua potable en una cantidad mínima de 60 litros por habitante y día. Es decir, cerca de la tercera parte de lo que habitualmente consumimos (171) Aparte de que resulta difícil entender cómo se garantizan la caída de la lluvia, el caudal de los ríos o el chorro de las fuentes, conviene recordar que el 80 por ciento del consumo nacional de agua se destina a la agricultura, asunto que no aborda por razones competenciales la ministra Narbona. Lo que está inventando el Gobierno de Zapatero es el racionamiento, una práctica dolorosa que ya padecimos algunos y que hoy sólo se entiende en los países del tercer mundo. Más si son totalitarios. Narbona se conforma con mirar la parte emergente del iceberg, que es lo fácil, y prepara con ello un incremento de tarifas por el injusto sistema de que pague más el que más consuma. Es decir, una familia numerosa de Andalucía- -donde el calor invita a la ducha de los pequeños- -que un single con piscina asentado en el Pirineo. El buen sentido nos lleva a la moderación en los consumos y al cuidado medioambiental, pero no necesariamente con los inventos de Narbona. Hay alternativas. Por ejemplo, menos agricultura imposible y polisubvencionada y distribución más eficiente de los recursos hídricos. Algo que no se puede concretar en una receta ingeniosa. VISTO Y NO VISTO LO DE SEBASTIÁN ESTABA EN LAS ESTRELLAS res! -y asesor económico de Rodríguez es su currículo. RIMERO fue Rodríguez. Luego, Calderón. Y ahora, En el pasado tuvo pelo y, al menos durante unos minutos, Sebastián. estuvo arrestado por reparto de propaganda contra la ReLa leyenda dice que Rodríguez marchó de luna forma Política, lo que, miren ustedes por dónde, ya constide miel a Sevilla, y a la puerta de la catedral las gitanas, tuye más clandestinidad que la de González y Guerra juncon sus rampojos de romero para tentarte la cartera, cayétos. De su brillante magisterio universitario la prensa de ronle encima como hacen con los tolais y le echaron la bueprogreso destaca la opinión de una alumna de la Complunaventura: tense, que no sé por qué no aparece en el ranking de las- ¡Me dijeron que llegaría muy alto y ya ves! -ha revedoscientas primeras Universidades del mundo: lado Rodríguez a una vecindona de Santa Coloma. Tenía una frase mítica para quien no le escuchaLa lotocracia o democracia loto enunciada por ra: ¡A la puta calle! También tenía el trasero más Roger de Sizif en Francia hace furor en España. bonito. Un tal Rodríguez en La Moncloa. Un tal Calderón Y fue Rodríguez quien en esta loca lotocracia a me llamo Calderón y doy suerte en el Bernala española se enamoró de Sebastián. béu. Y un tal Sebastián (que las peluqueras confun- -No te puedes imaginar, Sonsoles, la de espaden con el pianista de Cine de barrio en el sillón ñoles que podrían gobernar, si quisieran. de Gallardón, quien hubiera preferido, y con ra ¡Ah! Una tarde, siendo ministro de Economía, zón, a la vicepresidenta Fernández. Sólo con tenerIGNACIO la enfrente, esa mujer le devolvía la juventud y, lo RUIZ- QUINTANO Rato se presentó en la Complutense, la que no aparece en el ranking de las doscientas primeras que es más importante, todos los votos de una dereUniversidades del mundo, y cuando todos esperaban que cha excitada que ahora, entre Gallardón y un Don Nadie Sebastián, dada su brillantez, acudiera a refutarlo en una como Sebastián, optará por coger la escopeta y el perro y escena semejante a la de Wittggenstein blandiendo el atimeterse con el perro en la cama el día de votar. Si gana Gazador para rebatir a Popper en Cambridge, Sebastián no llardón, habrá ganado a Don Nadie, pero, si pierde, se hase presentó. ¿Hará lo mismo con Gallardón? brá convertido en Ninguno, y en eso consiste la trampa de Para salvaguardar su reputación científica ante GaSebastián. ¿Qué le dijeron las gitanas de Rodríguez a Sellardón, Sebastián ha de hacer suyo el mantra de Don Sebastián? bastián en La verbena de la Paloma Hoy las ciencias- -Don Nadie es funcionario o influyente y tiene una adelantan que es una barbaridad. Y ofrecer rosquillas agresiva y engreída manera de ser- -avisa Octavio Paz en con vino, claro. No sabemos si por la cosa de La Latina, su su Laberinto de la soledad idea es convertir Madrid en la sede de Latinoamérica en Para saber de Sebastián hay que abrevar en el periodisEspaña reservando Barcelona para sede del Meditemo afecto al sebastianismo. Sabemos que Sebastián es ecorráneo en Europa El resto del programa se lo pone el nomista. Poca cosa. ¿No has pensado, Ken, que hacer un partido, que maneja tres ofertas para atraer a la juvendiscurso de economía es como mearse por la pata abajo? -tud: cambiar a Moreno por Regàs en la concejalía de Culle dijo un día a Galbraith el presidente Johnson- Uno notura; cobrar peaje a los forasteros por venir al centro en ta el calor, pero nadie más se da cuenta. Así, pues, como coche; y echar del callejero, por franquistas a Calvo economista incluso en los ambientes progresistas sabe Sotelo, Muñoz- Seca, Maeztu y demás muertos de la lista a poco, los cobistas añaden brillante profesor en la Comdel concejal Iglesias, quien pasaría a llamarse concejal plutense- -que, por cierto, no aparece en el ranking de Casas del Pueblo. las doscientas primeras Universidades del mundo- proLes dijeron que llegarían alto... y ya ven. gramador electoral con Caldera- primus inter pa- C P -Tú que votas, obsérvalo: cuanto más se atacan en la campaña electoral, más dispuestos están los políticos para hacer luego sus pactos pos- electorales.