Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Martes 31 de Octubre de 2006 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2005. Prohibida la reproducción total o parcial sin el premiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 32.567. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF 5,20 CHF. Marruecos. 16 Dh. El caso de los premios amañados La temporada francesa de los premios literarios comienza con un escándalo. La publicación del diario póstumo del crítico Jacques Brenner deja al descubierto un paisaje de jurados venales, editores corruptos, escritores vendidos y prensa comparsa POR JUAN PEDRO QUIÑONERO EN SU PUNTO Beatriz Cortázar ISABEL PREYSLER Y GEORGE CLOONEY, PAREJA DE ANUNCIO n día entero pasó el actor George Clooney en la residencia de Isabel Preysler en Puerta de Hierro. U E n vida, Jacques Brenner fue el arquetipo del escritor de éxito local, premiado él mismo por la Academia, consejero en varias de las más grandes editoriales, crítico adulado, influyente jurado asimismo. Publicó media docena de novelas reeditadas sin cesar. Sus críticas en la prensa más influyente se publicaron incluso en libro de bolsillo. Varios de sus ensayos siguen reeditándose desde hace años. Dejó inéditos varios volúmenes de Memorias, uno de los cuales, La Cuisine des prix se pondrá a la venta el 2 de noviembre. Su prepublicación parcial ha caído como una bomba. Escrito en forma de diario, informal, sin florituras, Brenner cuenta por lo menudo las trampas, martingalas, corrupciones y venalidades de editores, críticos, jurados y premiados. Jacques Brenner se detiene en particular en los personajes que, desde la oscuridad, trajinan la concesión de premios, desde hace muchos años, para Grasset, Le Seuil, Gallimard y Albin Michel. No es un secreto que esos cuatro editores se reparten desde hace décadas el grueso de los grandes premios millonarios, comenzando por el Goncourt y el Renaudot. Brenner da todos los nombres y todas las grandes y más bajas maniobras: todos son prácticamente desconocidos, más allá de la liliputiense geografía del distrito VI de París. Las anécdotas que cuenta Brenner dan una idea muy gráfica del estado de la corrupción. El director de la editorial donde él mismo trabaja, a sueldo, le anuncia la llamada de un escritor que está dispuesto a regalarle un perro de raza (a Brenner le encantaban los perros) y se dispone a in- Jacques Brenner, en una imagen de 1972 vitarlo a un restaurante de lujo para conocer sus gustos íntimos. El mismo editor le anuncia que le regalará un coche deportivo de lujo, recordándole, al mismo tiempo, que no olvides que mi favorito es... Otro editor lo llama para anunciarle que fulano ganará tal premio, ya que fulano ha recibido un anticipo de tantos millones que es necesario amortizar. El director administrativo de tal editorial lo llama: andan mal de pasta, y el favor de votar por fulano podría pagarse con la reedición en bolsillo de sus críticas literarias. No se cuentan el número de cenas y viajes, coches ofrecidos, ediciones venales, favores comprados, negocios amañados, celadas concebidas en la AFP oscuridad de los pasillos de las editoriales más respetables. En ocasiones, los apaños rozan lo mafioso. Yves Berger, su editor, le confiesa a Brenner: Antoine Gallimard me ha llamado. Se ha sellado un acuerdo entre Gallimard y Grasset. Los jurados Gallimard votarán Grasset para el Goncourt, y los jurados Grasset votarán Gallimard para el Renaudot Brenner murió en 2001. Sus herederos han tardado cinco años en conseguir un editor dispuesto a publicar sus Memorias. Stéphane Denis, que ha leído el libro, sentencia, como colofón: No puedo continuar leyendo en la página 749. Este libro es un índice de crímenes, un breviario de la corrupción La pareja no se conocía pero fue gracias a Manuel Colonques, presidente de Porcelanosa, quien se dio cuenta de que era el dúo perfecto para ilustrar su próxima campaña de 2007. Hasta la fecha Isabel era la única reina del baldosín. Otros habían protagonizado momentos estelares con la firma de azulejos, como pasó recientemente en Castellón con Kevin Costner y Claudia Schiffer, pero la presencia de Isabel siempre deja huella imborrable y de ahí que sus apariciones sean las más esperadas por las más contadas. Con Clooney, Preysler desde luego no podía tener mejor partenaire. Pasaron unas horas deliciosas según me explica puesto que el actor además de ser todo un galán de Hollywood es un hombre con un sentido de humor extraordinario y de ahí que lo que suele ser una agotadora sesión de fotos se convirtiera en una jornada muy divertida Pero no todo va a ser trabajo en la vida. Tras las fotos hubo cena en casa de Isabel donde Clooney era el invitado de lujo para suerte del resto de comensales entre los que se encontraba el hijo de Isabel, Julio José Iglesias, que se va a quedar una temporada en Madrid, así como el torero Cayetano Rivera o el director de cine Pedro Almodóvar. Cerca de sesenta personas pudieron compartir mesa y conversación con un Clooney que gana al natural y no sólo en atractivo. Y como aperitivo de esa campaña esta semana la pareja aparacerá en una revista en un reportaje que promete dar que hablar.