Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 31 s 10 s 2006 Necrológicas AGENDA 61 Román Alís s Compositor Pasión por la música Su producción es extensa, variada y de géneros diversos. Hasta el Opus 100 su obra es una continua búsqueda de estéticas muy variadas y atrevidas; pero a partir de esa obra entró en una etapa de madurez ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE Hay hombres que tienen la necesidad y la capacidad de crear música. Román Alís (Palma de Mallorca, 24 de agosto de 1931- Madrid, 29 de octubre de 2006) ha sido uno de ellos. A pesar de las circunstancias y del medio. No se olvide que buena parte del arte del siglo XX ha vivido obsesionado por la originalidad, obligando a convertir cada obra en una conquista. Pensar, rebuscar, sopesar caminos, corregir, pulir y hasta destruir ha sido un credo que, a pesar de sus muchos logros que ha dejado por el camino, también ha constreñido muchas intuiciones. Y cuando no ha sido así ha surgido la dependencia ante el sistema, la espera del encargo que motivara la inspiración o la llegada de un imposible mecenas que diera alas a la creatividad. Por eso, casos como el de Román Alís son excepcionales. Se habla de cerca de medio millar de obras y, entre ellas, más de doscientas oficiales es decir numeradas bajo la vieja denominación del opus que ya son legado de su prolija naturaleza musical. No faltan, entre todas, diversas partituras para el cine, la televisión, el teatro, la radio, arreglos y orquestaciones. Pero no por generoso Román Alís ha sido monótono o conformista. El dominio de diversas técnicas, el fino oído para la orquesta, la pulcritud en la escritura y el deseo de dar coherencia al trasfondo expresivo de cada partitura le llevaron a tantear muy diversas opciones estéticas, sin negarse a conciliar elementos heterogéneos. Él mismo señalaba a su opus 100 como un punto de in- Román Alís en los años noventa flexión. De un lado la búsqueda, neorromántica, modernista, seudoimpresionista, atonal a veces. La pianística Sonata, opus 45 o los monumentales Salmos cósmicos, opus 80 para cuatro coros y gran orquesta, dan cuenta de ello. Del otro un deseo de añadir la subjetividad suficiente como para que cada obra se constituyera en un medio válido para la comunicación. Es entonces cuando se presenta la madurez del poema sinfónico Cántico de las soledades, opus 130 traduc- ción de vivencias íntimas, o el Homenatge a Antoni Gaudí, opus 149 acercamiento poemático de trasfondo religioso. Pero ningún perfil de Alís quedaría completo sin dejar constancia de sus otras muchas actividades: pianista, director de grupos de jazz en su juventud, de coros y orquestas, conferenciante, comentarista... y, sobre todo, docente. Tras estudiar en Barcelona con algunos clásicos de la música catalana, Lluís Millet, Joan Pich Santasusana, Joaquín Zamacois y Eduardo Toldrá, se traslada a Ginebra. En 1963 obtiene la cátedra de contrapunto y fuga del Conservatorio de Sevilla y ocho años más tarde ingresa en el Real y Superior de Madrid, donde permanecerá hasta su jubilación como profesor de composición, análisis y orquestación. Una vez más los números afloran en la biografía de Román Alís. Ingente ha sido el número de alumnos que han podido escuchar sus consejos tanto en estos centros como en cursos especializados, como numerosos han sido los premios obtenidos por sus obras, los encargos recibidos y diversos los cargos musicales desempeñados. Con la muerte de Román Alís desaparece una singular personalidad de la música española de la segunda mitad del siglo XX. No estaría de más que, en algún lugar, fuera su obra, mejor que las palabras, la que sirviera para dibujar su recuerdo. Pontus Hulten A los 82 años ha fallecido en su residencia de Estocolmo el historiador y erudito del arte contemporáneo, el sueco Pontus Hulten. Su labor traspasó las fronteras de su país siendo director de innumerables museos internacionales. Destaca su labor al frente del Museo de Arte Moderno del Centro Georges- Pompidou de París, del Palacio Grassi, de Venecia y del Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles. Su espíritu creador favoreció los encuentros de todas las tendencias artísticas innovadoras apoyando la exhibición de los nuevos creadores. Hulten creía que el arte podría ser una herramienta para el cambio político y social. Pontus Hulten estudió Historia del Arte y Etnología en la Universidad de Estocolmo (donde nació en 1924) y Arte en Copenhague y se doctoró con una tesis sobre Vermeer y Spinoza. Durante muchos años dividió su tiempo entre París y Estocolmo donde expuso en el Museo Nacional sueco el Guernica de Picasso. Malevich, Duchamp, Brancusi, Rauschen- berg, Tinguely, Ruscha y Francis, fueron algunos de sus artistas favoritos. El arte pop y Andy Warhol, el expresionismo abstracto, el op art y el minimalismo, las nuevas tendencias fueron objeto de su interés y de sus exposiciones. Gracias a su amistad con los artistas Robert Irwin y Sam Francis desarrolló una campaña para crear el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles, abriéndose éste en 1981. En 1985 se convirtió en el director del Palacio Grassi veneciano fundando también el Kunsthalle de Bonn en 1991 y el Museo Jean Tinguely en Basilea, Suiza en 1995. Casado en los años cincuenta con Anna- Lena Wibom, de la que posteriormente se divorció para reconciliarse más tarde le sobrevive su hijo Félix. Su hija Klara murió antes que él. El pasado año Hulten donó su colección personal de 700 obras al Museo Moderno de Suecia (diseñado por el arquitecto español Rafael Moneo) aunque con algunas condiciones especiales para el gran público diseñando Renzo Piano un espacio abierto en un piso del Museo. Jens Christian Hauge El líder de la resistencia noruega contra la ocupación nazi y héroe nacional, el antiguo ministro de Defensa y de Justicia, Jens Christian Hauge, falleció ayer a los 91 años. El primer ministro noruego, Jens Stoltenberg ha manifestado su pesar declarando que un gigante ha caído Hauge nació en Aker, cerca de Oslo, el 15 de mayo de 1915. Se licenció en Derecho en 1937 y pasó los tres años siguientes desempeñando distintos trabajos ligados a la profesión jurídica. Tras la ocupación de Noruega por los alemanes, en 1940, fue encarcelado durante varios meses, acusado de difundir propaganda anti- nazi. Tras ser liberado, en 1942, se unió a la rama militar del movimiento de resistencia noruego, denominado Milorg, que combatía, en secreto, a los nazis, debilitando al enemigo con acciones de sabotaje en trenes y barcos y mediante actividad propagandística. Con tan solo 27 años fue elegido para jefe de la guerrilla, al mando de cerca de 40.000 combatientes. En 1945 fue nombrado minis- tro de Defensa, cargo que ocupó hasta 1952. Interrumpió su carrera política momentáneamente para ejercer la abogacía, y volver al gobierno en 1955, esta vez como ministro de Justicia. Hauge desempeñó un papel decisivo en la formación de la política de seguridad y defensa y la industria noruegas en años siguientes a la guerra, y fue uno de los principales valedores de la entrada del país escandinavo en la OTAN. En plena Guerra Fría, también introdujo en Noruega el movimiento secreto Stay Behind cuyo objetivo era preparar a la nación en caso de una invasión soviética. Contrajo matrimonio con Liv Elisabeth Grannes en 1958 y ocupó diferentes puestos directivos en compañías como la petrolera Statoil y la aerolínea SAS. dad madrileña de Getafe a los 95 años de edad. Alonso comenzó a jugar en la década de los treinta, tras regresar de cursar sus estudios en Estados Unidos, y durante esa década y la siguiente jugó en varios equipos como el América, el Real Madrid- -en varias ocasiones- -y el Rayo Vallecano, siempre acompañado por su hermano Emilio y su primo Claudio, con los que formaba la base de los equipos en los que jugaba. Alfonso Rocha Rey Alfonso Rocha Rey, miembro fundador del Senado Rojiblanco y socio del Atlético de Madrid desde hace más de 60 años, falleció anteayer, causando gran pena en los aficionados del Club Atlético de Madrid. Rocha, que será incinerado esta tarde en el cementerio madrileño de la Almudena, fue uno de los impulsores del Senado Rojiblanco, creado el 28 de mayo de 1987, demostrando siempre una incondicional fidelidad a los colores rojiblancos afirmó el portavoz atlético que se unió al dolor se su familia. Pedro Alonso El ex jugador de baloncesto Pedro Alonso, medalla de plata en los Campeonatos de Europa de la especialidad de 1935 que se disputaron en Ginebra, falleció ayer en su casa de la locali-